Los re­fu­gia­dos si­rios mal­vi­ven en Jor­da­nia sin fu­tu­ro y sin po­si­bi­li­dad de re­gre­sar a su país

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - LAU­RA FER­NÁN­DEZ PA­LO­MO

Amou­na tie­ne el ros­tro en­ve­je­ci­do y du­re­zas de obre­ra en las ma­nos. Se su­po­ne que no tra­ba­ja, por­que los re­fu­gia­dos si­rios no tie­nen ac­ce­so al mer­ca­do la­bo­ral jor­dano, pe­ro no pa­ra de bre­gar con sus cin­co hi­jos y los des­ma­yos que de­rrum­ban a su ma­ri­do, in­ha­bi­li­ta­do por un tu­mor ce­re­bral. «A ve­ces me blo­queo, no sé si he de pen­sar an­tes en la co­mi­da de mi fa­mi­lia, en có­mo pa­gar las me­di­ci­nas que ne­ce­si­ta mi es­po­so, en no fal­tar a las ra­dio­gra­fías o a la qui­mio­te­ra­pia…», la­men­ta mien­tras bus­ca en una mo­chi­la unos in­for­mes mé­di­cos. Los mues­tra. Ella no en­tien­de qué po­ne. Como su ma­ri­do, Ab­del Ras­had, no sa­be leer.

Amou­na y su fa­mi­lia es­ca­pa­ron de Ale­po en el 2013 es­qui­van­do a los gru­pos ar­ma­dos. «Es im­po­si­ble vol­ver», asu­me. Los in­for­mes clí­ni­cos fue­ron la lla­ve de ac­ce­so a Jor­da­nia, don­de en­tra­ron di­rec­tos al hospital Ba­char de Amán. Allí prac­ti­ca­ron a Ab­del Ras­had una cra­neo­to­mía. Su vi­da in­te­rrum­pi­da ya por el cán­cer, tam­bién es­tá trun­ca­da por la gue­rra. «Soy ca­paz de ma­ne­jar es­ta de­ses­pe­ra­ción, pe­ro lo que no pue­do ges­tio­nar es la fal­ta de fu­tu­ro pa­ra mis hi­jos», sen­ten­cia la mu­jer po­co an­tes de que Ab­del ten­ga un gol­pe de tos. El ca­le­fac­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.