Un análisis a 250 zo­rros re­ve­la que en Ga­li­cia hay ba­ja to­xi­ci­dad por me­ta­les

Los ra­po­sos son uno de los me­jo­res bio­in­di­ca­do­res de es­te ti­po de con­ta­mi­na­ción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad - R. ROMAR

Ga­li­cia man­tie­ne a ra­ya la con­ta­mi­na­ción por me­ta­les pe­sa­dos. Los ni­ve­les de ex­po­si­ción al cad­mio, plo­mo y zinc, tan­to en los eco­sis­te­mas te­rres­tres como en los flu­via­les, son ba­jos y en nin­gún ca­so se acer­can a los lí­mi­tes au­to­ri­za­dos. Los da­tos que lo de­mues­tran no pro­ce­den de las es­ta­cio­nes con­ven­cio­na­les de me­di­ción de la po­lu­ción en el me­dio am­bien­te, ni del análisis a los sue­los o a las aguas, sino de un ani­mal que es­tá muy pre­sen­te en los eco­sis­te­mas ga­lle­gos: el zo­rro rojo, que ac­túa como un bio­in­di­ca­dor na­tu­ral. La ana­lí­ti­ca rea­li­za­da a los hí­ga­dos y ri­ño­nes de 250 ra­po­sos en­tre los años 2003 y 2011 re­ve­la que la concentración de tó­xi­cos en su or­ga­nis­mo es igual de ba­ja, o in­clu­so me­nor, que la re­gis­tra­da en otras zo­nas de Eu­ro­pa ubi­ca­das en Croa­cia, Ita­lia o Po­lo­nia que se con­si­de­ran lim­pias de con­ta­mi­na­ción, ya que no es­tán so­me­ti­das a la pre­sión de la in­dus­tria.

El es­tu­dio, pu­bli­ca­do en la re­vis­ta cien­tí­fi­ca To­xi­co­lo­gi­cal & En­vi­ron­men­tal Che­mistry, El análisis de los zo­rros fue rea­li­za­do por Mar­cos Pé­rez en la Uni­ver­si­dad de Ex­tre­ma­du­ra pa­ra fa­ce­lo es­tu­dio, se non que tra­ba­lla­mos con mos­tras que nos ce­den», ex­pli­ca Pé­rez Ló­pez, que ase­gu­ra que los ra­po­sos cons­ti­tu­yen una es­pe­cie ade­cua­da pa­ra el se­gui­mien­to de la con­ta­mi­na­ción de me­ta­les tó­xi­cos por­que «ato­pan­se por to­do­los eco­sis­te­mas ga­le­gos», a lo que se une la re­la­ti­va fa­ci­li­dad pa­ra con­se­guir las mues­tras, ob­te­ni­das de las ac­ti­vi­da­des ci­ne­gé­ti­cas.

Es la pri­me­ra vez que se rea­li­za un tra­ba­jo de es­te ti­po en Ga­li­cia, por lo que los in­ves­ti­ga­do­res no des­car­ta­ban que se pro­du­je­ra al- gu­na sor­pre­sa en los re­sul­ta­dos. Pe­ro no fue así. «Non ato­pa­mos na­da alar­man­te. En nin­gun­ha das 250 mos­tras de ra­po­sos que ana­li­za­mos vi­mos va­lo­res que se alon­xa­ran o máis mí­ni­mo dos que se po­den con­si­de­rar os ni­veis nor­mais. A acu­mu­la­ción de me­ta­les tó­xi­cos é moi bai­xa nos ani­mais». Los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos en Ga­li­cia se com­pa­ra­ron con al­gu­nos de los re­gis­tros de An­da­lu­cía, en los que la si­tua­ción to­da­vía es me­jor, ya que, por ejem­plo, los ni­ve­les de cad­mio en los ejem­pla­res del no­roes­te du­pli­ca­ban a los de la zo­na sur.

«En xe­ral non se po­de di­cir que exis­tan di­fe­ren­cias im­por­tan­tes. Aín­da así non sa­be­mos a razón des­tas di­fe­ren­cias, pe­ro a no­sa elu­cu­bra­ción é que se de­be a que a ac­ti­vi­da­de de ca­za é en Ga­li­cia maior que en An­da­lu- cía, po­lo que as pre­sas dos ra­po­sos es­tán con­ta­mi­na­das por per­di­góns de chum­bo», ad­vier­te el in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Ex­tre­ma­du­ra, don­de se rea­li­za­ron los análisis.

Tam­bién en ga­vio­tas

Los in­ves­ti­ga­do­res no en­con­tra­ron di­fe­ren­cias en­tre se­xos en lo que se re­fie­re a la bio­acu­mu­la­ción de me­ta­les, pe­ro sí se ob­ser­va­ron cam­bios re­la­cio­na­dos con la edad. Los ejem­pla­res más vie­jos eran los que pre­sen­ta­ban ma­yo­res con­cen­tra­cio­nes de cad­mio, aunque en nin­gún ca­so so­bre­pa­sa­ban los lí­mi­tes.

El mis­mo equi­po ya reali­zó el se­gui­mien­to de la con­ta­mi­na­ción por me­ta­les pe­sa­dos en aves ra­pa­ces y en cor­zos y aho­ra es­tá pre­pa­ran­do otro tra­ba­jo en ga­vio­tas de Ga­li­cia y As­tu­rias.

ROI FER­NÁN­DEZ

Las mues­tras de to­xi­ci­dad se to­ma­ron a zo­rros cap­tu­ra­dos en ba­ti­das en­tre el 2003 y el 2011.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.