El ex­pre­si­den­te de CCM se de­fien­de di­cien­do que él era un «ani­ma­dor so­cio­cul­tu­ral»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía -

«El pre­si­den­te era, si me per­do­nan la bro­ma, la rei­na ma­dre», «un ani­ma­dor so­cio­cul­tu­ral». Le­van­ta­ba el áni­mo de los tra­ba­ja­do­res, pe­ro no co­no­cía las cuen­tas de la pri­me­ra en­ti­dad fi­nan­cie­ra que fue in­ter­ve­ni­da por el Ban­co de Es­pa­ña, en el 2009. Así se de­fen­dió ayer an­te los ma­gis­tra­dos de la Au­dien­cia Na­cio­nal en­car­ga­dos de juz­gar­lo —jun­to con su nú­me­ro dos— el ex­pre­si­den­te de Ca­ja Cas­ti­lla-La Man­cha (CCM), Juan Pe­dro Hernández Mol­tó.

Tan­to él como el ex di­rec­tor ge­ne­ral, Il­de­fon­so Or­te­ga, se en­fren­tan a pe­nas de pri­sión de en­tre dos años y me­dio y cin­co —las pe­ti­cio­nes de la Fis­ca­lía y Ban­co Cas­ti­lla-La Man­cha y Adicae, res­pec­ti­va­men­te— por la pre­sun­ta co­mi­sión de de­li­to so­cie­ta­rio y de ad­mi­nis­tra­ción des­leal, al con­ce­der cré­di­tos irre­gu­la­res que aca­ba­ron que­bran­do la en­ti­dad. Mol­tó ase­gu­ró que CCM era «es­ta­ble» y te­nía re­cur­sos pa­ra ha­cer fren­te a la si­tua­ción, y ne­gó que el Ban­co de Es­pa­ña le hu­bie­ra ad­ver­ti­do de que la ca­ja era in­via­ble. «Los ins­pec­to­res mien­ten», zan­jó, ca­li­fi­can­do la in­ter­ven­ción de «so­bre­ac­tua­ción».

F. AL­VA­RA­DO EFE

Or­te­ga y Hernández Mol­tó, ayer en el ban­qui­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.