El pa­dre de Ney­mar ex­cul­pa a su hi­jo de los con­tra­tos con el Ba­rça

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - MA­TEO BA­LÍN

Acos­tum­bra­do a re­ga­tear de­fen­sas con la ha­bi­li­dad de un or­fe­bre, Ney­mar tu­vo ayer que que­brar en la Au­dien­cia Na­cio­nal a su ri­val más pé­treo. Se tra­ta de la querella por los de­li­tos de es­ta­fa y corrupción de­ri­va­dos de las su­pues­tas irre­gu­la­ri­da­des en su fi­cha­je por el Bar­ce­lo­na. El icono del fút­bol mun­dial se ba­jó de un vehícu­lo blin­da­do acom­pa­ña­do de su pa­dre y una cohor­te de ase­so­res y abo­ga­dos. Re­co­rrió los cien me­tros de tra­yec­to has­ta la puer­ta del juz­ga­do en­tre una nu­be de cá­ma­ras y al­gu­nos hin­chas.

Ga­fas de sol. Ca­mi­sa blan­ca y pan­ta­lón os­cu­ros. Ney­mar jú­nior lu­ció la mis­ma cres­ta que es­tre­nó en su par­ti­do del pa­sa­do sá­ba­do. Aunque su ric­tus no es­ta­ba pa­ra mu­chos ami­gos, se pa­ró a fir­mar ca­mi­se­tas y au­tó­gra­fos an­tes de de­cla­rar an­te el juez.

Una ho­ra y diez mi­nu­tos du­ró su com­pa­re­cen­cia en ca­li­dad de in­ves­ti­ga­do (la nue­va fi­gu­ra del impu­tado) del ju­ga­do. Con­tes­tó a las pre­gun­tas del juez, del fis­cal, de su de­fen­sa, y del Ba­rça, que­re­lla­do como per­so­na jurídica. Fuen­tes ju­rí­di­cas ex­pli­ca­ron que su de­cla­ra­ción, en por­tu­gués, se cen­tró en ne­gar que tu­vie­ra co­no­ci­mien­to de los con­tra­tos que se fir­ma­ban. Que él so­lo se ocu­pa de ju­gar y que los asun­tos bu­ro­crá­ti­cos los lle­van sus agen­tes. Pun­to fi­nal. En la mis­ma lí­nea, el pa­dre del de­lan­te­ro, Ney­mar Da Sil­va Santos, ex­cul­pó a su hi­jo de cual­quier co­no­ci­mien­to de las ne­go­cia­cio­nes y los con­tra­tos fir­ma­dos con el Ba­rça. El in­ves­ti­ga­do por los mis­mos de­li­tos, es­ta­fa y corrupción en­tre par­ti­cu­la­res, abun­dó «de for­ma por­me­no­ri­za­da» en la le­tra pe­que­ña del acuer­do, se­gún fuen­tes ju­rí­di­cas. Su de­cla­ra­ción fue más ex­ten­sa que la del vás­ta­go.

Un per­jui­cio de 26 mi­llo­nes

DIS, la so­cie­dad que­re­llan­te que po­seía el 40% de los de­re­chos fe­de­ra­ti­vos del de­lan­te­ro cuan­do ju­ga­ba en el Santos, se que­re­lló con­tra el ju­ga­dor, sus pa­dres y los di­rec­ti­vos del Ba­rça y el Santos, des­pués de co­no­cer que en el 2011 el club ca­ta­lán ha­bía pa­ga­do 40 mi­llo­nes de eu­ros a Ney­mar pa­ra ama­rrar su fi­cha­je an­tes del 2014 (de he­cho lle­gó en ju­nio del 2013), cuan­do fue­ra agen­te li­bre. El acuer­do en­tre Ney­mar y el Ba­rça, de ju­nio del 2011, im­pli­ca­ba que el de­lan­te­ro re­cha­za­ría to­das las ofer­tas que le lle­ga­ran mien­tras ju­ga­ra en el Santos. Así, el gru­po po­see­dor de par­te de sus de­re­chos eco­nó­mi­cos se vio pri­va­do de la po­si­bi­li­dad de que el ju­ga­dor en­tra­se en el mer­ca­do con­for­me a las re­glas de la li­bre com­pe­ten­cia y pu­die­ra ob­te­ner una ma­yor can­ti­dad eco­nó­mi­ca por el tras­pa­so. Es­te pac­to su­pon­dría un po­si­ble de­li­to de corrupción en­tre par­ti­cu­la­res.

CURTO DE LA TO­RRE AFP

Ney­mar, a su lle­ga­da a la se­de de la Au­dien­cia Na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.