El pa­ro vuel­ve a su­bir y bajan los co­ti­zan­tes a la Se­gu­ri­dad So­cial

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - Lois Ba­ba­rro Pre­si­den­te del Círcu­lo de jó­ve­nes em­pre­sa­rios

Des­ta­ca de ese dato que, en­tre todos los des­em­plea­dos, hay 1.423 me­no­res de 25 años que no tie­nen tra­ba­jo, lo que in­di­ca que el ac­ce­so al mer­ca­do la­bo­ral es ca­da vez más com­pli­ca­do y tar­dío pa­ra los jó­ve­nes, mu­chos de los cua­les tie­nen es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios. Otro dato preo­cu­pan­te es que, de acuer­do con la es­ta­dís­ti­ca ofi­cial, hay 836 me­no­res de 29 años que to­da­vía no han te­ni­do nun­ca un con­tra­to la­bo­ral.

Lec­tu­ras ne­ga­ti­vas

«A fal­ta de al­ter­na­ti­vas la­bo­rais e a au­sen­cia de po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas e so­ciais da Xun­ta de Ga­li­cia non per­mi­ten al­bis­car mu­dan­zas na si­tua­ción eco­nó­mi­ca e de em­pre­go na pro­vin­cia e se­guen a obri­gar a mo­ci­da­de ou­ren­sán a emi­grar», ase­gu­ra el se­cre­ta­rio co­mar­cal de CIG en Ou­ren­se, Etel­vino Blan­co.

Y es que la es­ta­dís­ti­ca no arro­ja lec­tu­ra po­si­ti­va al­gu­na. Así, en lo que res­pec­ta a las pres­ta­cio­nes, las ci­fras des­ve­lan que aho­ra mis­mo ya so­lo lle­gan a me­nos de la mi­tad de las per­so­nas ins­cri­tas en las lis­tas del des­em­pleo. Los be­ne­fi­cia­rios son 12.756. Más de la mi­tad de ellos, con­cre­ta­men­te 6.294 per­ci­ben el sub­si­dio —una can­ti­dad que no sue­le su­pe­rar los 400 eu­ros men­sua­les— y 1.326 más la ren­ta ac­ti­va de in­ser­ción. De es­ta for­ma, la pres­ta­ción con­tri­bu­ti­va la per­ci­ben 4.852 pa­ra­dos, lo que si­túa la me­dia de lo que co­bran los des­em­plea­dos ou­ren­sa­nos en 738,4 eu­ros, so­lo por en­ci­ma de lo que re­ci­ben los de Cuen­ca, Cá­ce­res y Ba­da­joz. «De­mós­tra­se no­va­men­te a reali­da­de da si­tua­ción ex­tre­ma­da­men­te ne­ga­ti­va e crí­ti­ca do mer­ca­do la­bo­ral da pro­vin­cia», ase­gu­ra Ana Barrios, se­cre­ta­ria co­mar­cal de CC. OO. que con­si­de­ra que la prio­ri­dad pa­ra los go­bier­nos pro­vin­cia­les de­be ser crear em­pleo. «Non po­de­mos es­pe­rar re­sig­na­da­men­te va­rias dé­ca­das por­que os desem­pre­ga­dos en Ou­ren­se, moi­tos de­les pa­ra­dos xa de lon­ga du­ra­ción, non o po­de­rían so­por­tar», ase­gu­ra. Des­de UGT, por su par­te, ad­vier­ten de que «é di­fí­cil fa­lar­lles ás fa­mi­lias de re­cu­pe­ra­ción á vis­ta dos fei­tos». Lec­tu­ra dis­tin­ta des­de la patronal, ya que Jo­sé Ma­nuel Pé­rez Ca­nal, pre­si­den­te de los em­pre­sa­rios, va­lo­ra que «pe­se a los da­tos ne­ga­ti­vos, se tra­ta de los me­jo­res re­gis­tra­dos en enero a lo lar­go de la úl­ti­ma dé­ca­da».

Me­nos afi­lia­dos

Tam­po­co de los da­tos re­la­ti­vos a la afi­lia­ción a la Se­gu­ri­dad So­cial se pue­de ha­cer un ba­lan­ce po­si­ti­vo es­ta vez. En el úl­ti­mo mes vol­vió a ba­jar el nú­me­ro de ou­ren­sa­nos que con­tri­bu­yen a lle­nar la hu­cha de las pen­sio­nes en una can­ti­dad in­clu­so ma­yor a la de la ci­fra de pa­ra­dos. Fue­ron, en to­tal, 1.388 las per­so­nas que por di­ver­sos mo­ti­vos se des­col­ga­ron de la es­ta­dís­ti­ca de afi­lia­dos, que a día de hoy es­tá en los 97.970, un dato prác­ti­ca­men­te igual al de ha­ce un año.

Re­sul­ta di­fí­cil di­ge­rir, un mes más, los re­sul­ta­dos de pa­ro ju­ve­nil en nues­tra pro­vin­cia. Nos va a cos­tar ex­pli­car a la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción que el mo­de­lo a se­guir no es el de aque­llos que apa­re­cen gri­tan­do en los reali­ties de la te­le­vi­sión, sino el de mi­les de es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios que con­vi­ven con la in­cer­ti­dum­bre y de­s­es­pe­ran­za que su­po­ne sa­ber que es­te país no ofre­ce po­si­bi­li­da­des ni si­quie­ra a quie­nes se sa­cri­fi­can, que sen­ten­cia­mos al des­tie­rro a cien­tí­fi­cos, in­ge­nie­ros o mé­di­cos ha­bien­do gas­ta­do cien­tos de mi­llo­nes de nues­tros im­pues­tos en su for­ma­ción pa­ra que sean otros paí­ses los que se be­ne­fi­cian de ella. Con­fío en que qui­zá con el tiem­po las ins­ti­tu­cio­nes en­tien­dan que pro­ble­mas en­dé­mi­cos como la es­ca­sa na­ta­li­dad o la reac­ti­va­ción del mer­ca­do de la vi­vien­da se so­lu­cio­nan ofre­cien­do un tra­ba­jo es­ta­ble a los jó­ve­nes que, a pe­sar de es­tas pers­pec­ti­vas, si­guen que­rien­do cre­cer per­so­nal y pro­fe­sio­nal­men­te en Ou­ren­se. Aunque op­ti­mis­ta por na­tu­ra­le­za, hay días en que la reali­dad me gol­pea y me re­cuer­da que que­da mu­cho tra­ba­jo por ha­cer. El de las fa­mi­lias que, en un mundo mar­ca­do por la me­ri­to­cra­cia, de­ben edu­car en el sa­cri­fi­cio y la per­se­ve­ran­cia, el de un sis­te­ma la­bo­ral en el que no me pue­des pe­dir ex­pe­rien­cia si no me has da­do la opor­tu­ni­dad de de­mos­trar mi ta­len­to o el de un sis­te­ma edu­ca­ti­vo que ten­drá que em­pe­zar a pen­sar no so­lo en in­cul­car co­no­ci­mien­tos sino tam­bién en for­mar ac­ti­tu­des. El úni­co com­pro­mi­so real con los jó­ve­nes ven­drá de aque­llos que es­tén dis­pues­tos a apos­tar por el fu­tu­ro de Ou­ren­se a sa­bien­das de que los re­sul­ta­dos de sus ini­cia­ti­vas lle­ga­rán pro­ba­ble­men­te cuan­do ellos ya no es­tén. La ver­da­de­ra so­lu­ción sur­gi­rá de la va­len­tía de quien en­tien­da que el fu­tu­ro de Ou­ren­se no se di­vi­de en pe­río­dos de cua­tro años y que apos­tar por los jó­ve­nes es ga­ran­ti­zar nues­tro fu­tu­ro y, aunque aho­ra no lo en­tien­dan, tam­bién el su­yo.

FO­TO SANTI M. AMIL

Es ha­bi­tual que des­de el mes de di­ciem­bre y has­ta las pri­me­ras se­ma­nas de enero, se in­cre­men­ten los con­tra­tos en el sec­tor del co­mer­cio. En enero se fir­ma­ron 4.962 con­tra­tos, fren­te a los ca­si 5.500 del mes an­te­rior. Eso sí, de todos ellos tan so­lo 532 fue­ron in­de­fi­ni­dos, lo que de­mues­tra la ines­ta­bi­li­dad del mer­ca­do la­bo­ral ou­ren­sano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.