Besteiro fía la re­cu­pe­ra­ción del PS­deG a que Sán­chez go­bier­ne

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

Fue el ex­mi­nis­tro Jo­sé Blan­co, al que apo­da­ron como o Bru­xo de Pa­las, quien acu­ñó aque­llo de que cuan­do le va bien a Xo­sé Ma­nuel Bei­ras en unas elec­cio­nes, le va mal al PSOE y tam­bién al cam­bio po­lí­ti­co. Y eso sig­ni­fi­ca que ca­da éxi­to de Bei­ras es tam­bién una frus­tra­ción del PS­deG y que cuan­do el PSOE pal­pa po­der en Ma­drid, a su fran­qui­cia ga­lle­ga le da pa­ra ir ti­ran­do.

Es­te es el con­tex­to po­lí­ti­co en que se mue­ven los so­cia­lis­tas ga­lle­gos y que se vino re­pi­tien­do como una se­cuen­cia ma­te­má­ti­ca. La de­ba­cle de Al­mu­nia del 2000 su­pu­so tam­bién un ba­ta­ca­zo del PS­deG. El éxi­to del Za­pa­te­ro del 2004 fue el pre­lu­dio de la lle­ga­da de Tou­ri­ño a la Xun­ta. Es in­ne­ga­ble que el PSOE es­tá in­mer­so aho­ra mis­mo en su peor mo­men­to des­de la re­ins­tau­ra­ción de la de­mo­cra­cia, pe­ro, aún así, en el en­torno de Gó­mez Besteiro es­tán con­ven­ci­dos de que una in­ves­ti­du­ra de Pe­dro Sán­chez como pre­si­den­te del Go­bierno se tra­du­ci­ría en un «im­pul­so cla­ro» de las pers­pec­ti­vas elec­to­ra­les del PS­deG an­te las au­to­nó­mi­cas ga­lle­gas pre­vis­tas pa­ra el oto­ño.

El efec­to fu­mi­ga­dor

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, la lle­ga­da de Sán­chez a la Mon­cloa no le re­por­ta­ría nin­gún be­ne­fi­cio per­so­nal a Besteiro, que des­de el mi­nu­to uno apo­yó al ma­dri­le­ño pa­ra ser se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, pues sus op­cio­nes pa­ra ser can­di­da­to en Ga­li­cia de­pen­den ex­clu­si­va­men­te de los juz­ga­dos y de que pue­da que­dar li­bre de los cua­tro de­li­tos que se le impu­tan por la pro­mo­ción ur­ba­nís­ti­ca de O Ga­ra­ñón. Aho­ra bien, si Sán­chez se con­vier­te en pre­si­den­te del Go­bierno, lo más fac­ti­ble es que se con­so­li­de tam­bién como lí­der del PSOE y que su man­da­to ten­ga un efec­to fu­mi­ga­dor so­bre las vo­ces crí­ti­cas que mi­nan des­de den­tro tan­to el man­da­to de Besteiro como el de Sán­chez.

Por tan­to, la suer­te de Sán­chez se­rá tam­bién la de Besteiro, aunque sea de for­ma in­di­rec­ta. Si al pri­me­ro le va bien, al se­gun­do le irá bien. Por­que Besteiro, jun­to a la vas­ca Idoia Men­die­ta y el ca­ta­lán Mi­quel Ice­ta, for­ma ese tri­den­te socialista de las co­mu­ni­da­des his­tó­ri­cas que ma­yor res­pal­do le es­tán dan­do a Pe­dro Sán­chez en Fe­rraz an­te el hos­ti­ga­mien­to al que lo so­me­ten los su­yos en An­da­lu­cía, As­tu­rias o Ex­tre­ma­du­ra.

El PS­deG ya ha lo­gra­do com­pen­sa­cio­nes por es­te apo­yo. Pi­lar Can­ce­la, la se­gun­da de Besteiro, pre­si­di­rá una co­mi­sión del Con­gre­so. Y los otros cin­co dipu­tados ga­lai­cos se­rán por­ta­vo­ces de área o vi­ce­pre­si­den­tes de co­mi­sión, al­go que no ha­bía ocu­rri­do nun­ca y que el PS­deG con­fía en me­jo­rar si Sán­chez lle­gue a la Mon­cloa. Por­que si a la ma­triz le va bien, a la fran­qui­cia tam­bién. El ac­tual de­le­ga­do de la Xun­ta en la pro­vin­cia de A Co­ru­ña, Die­go Cal­vo, y el ex­par­la­men­ta­rio ga­lle­go Ja­vier Es­cri­bano se dispu­tarán la pre­si­den­cia del PP co­ru­ñés. Am­bos pre­sen­ta­ron ayer los ava­les de mi­li­tan­tes ne­ce­sa­rios pa­ra con­ver­tir­se en pre­can­di­da­tos. Cal­vo, que re­pre­sen­ta a la lí­nea más pró­xi­ma al pre­si­den­te sa­lien­te, el exal­cal­de de A Co­ru­ña Car­los Ne­grei­ra, par­te con una cla­ra ven­ta­ja: en­tre­gó 1.860 ava­les fren­te a los 117 que lo­gró Es­cri­bano. Am­bos de­ben aho­ra lo­grar la fir­ma de 288 com­pro­mi­sa­rios pa­ra ser en candidatos y pre­sen­tar­se a la vo­ta­ción de­fi­ni­ti­va en el con­gre­so ex­tra­or­di­na­rio pre­vis­to el 12 de mar­zo.

El lí­der de la opo­si­ción en el Ayun­ta­mien­to de San­tia­go, Agus­tín Hernández, que so­na­ba como po­si­ble can­di­da­to, fi­nal­men­te de­ci­dió no pre­sen­tar­se a pe­sar de los apo­yos re­ci­bi­dos en los úl­ti­mos días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.