La con­ce­sión de su­pli­ca­to­rios

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

An­te la au­sen­cia —de mo­men­to— de la exal­cal­de­sa y hoy se­na­do­ra Ri­ta Bar­be­rá en­tre los in­ves­ti­ga­dos por los ca­sos de corrupción que afec­tan al PP va­len­ciano, se vie­ne pro­pa­lan­do la idea de que los even­tua­les par­la­men­ta­rios afo­ra­dos po­drían muy bien elu­dir la ac­ción de la Jus­ti­cia mer­ced a la con­di­ción pro­ce­sal de que dis­fru­tan y que re­quie­re, como se sa­be, pre­via au­to­ri­za­ción de la Cá­ma­ra res­pec­ti­va. La prác­ti­ca de los úl­ti­mos años in­di­ca, sin em­bar­go, una ten­den­cia cre­cien­te a au­to­ri­zar las in­cul­pa­cio­nes e impu­tacio­nes de dipu­tados y se­na­do­res.

No dis­pon­go de da­tos co­rres­pon­dien­tes a la dé­ci­ma le­gis­la­tu­ra, que aca­ba de con­cluir. Pe­ro es de re­cor­dar que des­de la cons­ti­tu­yen­te (1977-79) y las nue­ve si­guien­tes se han tra­mi­ta­do un to­tal de 92 su­pli­ca­to­rios en Con­gre­so y Se­na­do, de los cua­les fue de­ne­ga­do un 35 %.

Y lo que es más sig­ni­fi­ca­ti­vo de esa ten­den­cia a con­ce­der­los: des­de la cuarta le­gis­la­tu­ra (198993) la Cá­ma­ra ba­ja no ha de­ne­ga­do nin­guno, mien­tras que la al­ta vie­ne ha­cién­do­lo de igual ma­ne­ra des­de la sép­ti­ma (2000-04). Y por es­tos pro­ce­di­mien­tos han pa­sa­do per­so­na­jes de re­lie­ve po­lí­ti­co como el ex­mi­nis­tro Ba­rrio­nue­vo, Luis Bár­ce­nas y los im­pli­ca­dos en los ca­sos Fi­le­sa y Na- sei­ro, en­tre otros va­rios. Ha­brá tam­bién que te­ner en cuen­ta que a tra­vés de dos, aunque con­tro­ver­ti­das, sen­ten­cias el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal se ha re­ser­va­do la com­pe­ten­cia pa­ra va­lo­rar si la ne­ga­ti­va a con­ce­der la au­to­ri­za­ción ha si­do adop­ta­da por la Cá­ma­ra en «tér­mi­nos ra­zo­na­bles o ar­gu­men­ta­les», es de­cir, «con un ra­zo­na­mien­to su­fi­cien­te».

Otra co­sa es que ha­ya un ex­ce­si­vo nú­me­ro de afo­ra­dos, en lo que las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas tie­nen tam­bién su par­te de res­pon­sa­bi­li­dad. Pe­ro me da la im­pre­sión de que tal pro­li­fe­ra­ción es al­go lla­ma­do a ser so­me­ti­do a re­vi­sión más pron­to que tar­de. MAR­COS FE­RREI­RO TO­RRES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.