El Par­la­men­to de Ve­ne­zue­la in­ves­ti­ga­rá si hu­bo fi­nan­cia­ción del Go­bierno cha­vis­ta a Po­de­mos

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - PE­DRO GAR­CÍA OTERO

La Asam­blea Na­cio­nal ve­ne­zo­la­na apro­bó ayer in­ves­ti­gar los víncu­los del Go­bierno del país sud­ame­ri­cano con Po­de­mos y con el gru­po te­rro­ris­ta ETA, acu­sa­dos de re­ci­bir fi­nan­cia­ción del «cha­vis­mo» pa­ra rea­li­zar sus ac­ti­vi­da­des.

Luis Flo­ri­do, diputado de Vo­lun­tad Po­pu­lar, miem­bro de la coa­li­ción opo­si­to­ra que ob­tu­vo la ma­yo­ría en el Par­la­men­to ve­ne­zo­lano en di­ciem­bre, y pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Po­lí­ti­ca Ex­te­rior de la Asam­blea, se­ña­ló que el Go­bierno que pre­si­de Ni­co­lás Ma­du­ro ha he­cho «pro­se­li­tis­mo in­ter­na­cio­nal, fi­nan­cian­do y for­ta­le­cien­do or­ga­ni­za­cio­nes de iz­quier­da». Flo­ri­do in­di­có tam­bién que el Par­ti­do So­cia­lis- ta Uni­do de Ve­ne­zue­la (PSUV) no for­ma­rá par­te de la sub­co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra, in­te­gra­da por tres dipu­tados, pues los par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas que in­te­gran la Co­mi­sión de Po­lí­ti­ca Ex­te­rior se ne­ga­ron a ser in­clui­dos en la mis­ma.

Wi­lliams Dá­vi­la, diputado que pre­si­di­rá la sub­co­mi­sión, di­jo que el ob­je­ti­vo de la mis­ma es «re­vi­sar la pre­sun­ta fi­nan­cia­ción a las or­ga­ni­za­cio­nes Po­de­mos y ETA, como han re­fle­ja­do los me­dios de co­mu­ni­ca­ción»; y que aunque el ob­je­ti­vo es re­dac­tar un in­for­me lo más rá­pi­da­men­te po­si­ble, no se fi­jó una fe­cha pa­ra la en­tre­ga del mis­mo.

En tan­to, Elías Jaua, par­la­men­ta­rio del PSUV que ha si­do vi­ce­pre­si­den­te y can­ci­ller, se­ña­ló que no van a for­mar par­te de una in­ves­ti­ga­ción «que se ba­sa en lo que han di­cho me­dios de co­mu­ni­ca­ción», y ase­ve­ró que «la re­vo­lu­ción bo­li­va­ria­na no ha fi­nan­cia­do a ETA ni a nin­gu­na or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta […] so­mos con­tra­rios al te­rro­ris­mo».

La in­ves­ti­ga­ción sur­gió de una pe­ti­ción rea­li­za­da por el diputado opo­si­tor Ju­lio Mon­to­ya, quien, el año pa­sa­do es­tu­vo en Es­pa­ña in­ves­ti­gan­do los ne­xos de la Ban­ca Pri­va­da de An­do­rra y su fi­lial Ban­co de Ma­drid con or­ga­nis­mos del Go­bierno ve­ne­zo­lano, como la pe­tro­le­ra es­ta­tal Pdvsa, y la pre­sun­ta vin­cu­la­ción de es­te ban­co en la le­gi­ti­ma­ción de ca­pi­ta­les re­la­cio­na­dos con la corrupción. Se­gún Mon­to­ya, la vin­cu­la­ción en­tre Po­de­mos y el Go­bierno ve­ne­zo­lano se dio a tra­vés de las con­tra­ta­cio­nes de es­te con el Cen­tro de Es­tu­dios Po­lí­ti­cos y So­cia­les (CEPS) que di­ri­gían Pa­blo Igle­sias, Íñi­go Erre­jón y Luis Ale­gre. En el 2011, se­gún me­dios es­pa­ño­les y ve­ne­zo­la­nos, la CEPS co­bró 3,8 mi­llo­nes de eu­ros en con­cep­to de ase­so­rías. Ade­más, Juan Car­los Mo­ne­de­ro per­ci­bió otros 30.000 por ase­so­rar a Hu­go Chá­vez en el 2010; y que en el 2013 co­bró 425.000 eu­ros más en con­sul­to­rías «pa­ra im­plan­tar una mo­ne­da co­mún en Bo­li­via, Ni­ca­ra­gua, Ve­ne­zue­la y Ecua­dor». Jaua des­es­ti­mó tam­bién la fi­nan­cia­ción a Po­de­mos y di­jo que los pa­gos al CEPS fue­ron en con­cep­to de ase­so­ría y «cuan­do Po­de­mos ni si­quie­ra se ha­bía for­ma­do como par­ti­do». El cha­vis­mo y Po­de­mos nun­ca han ocul­ta­do su mu­tuo apre­cio. La re­la­ción de Pa­blo Igle­sias con el Go­bierno ve­ne­zo­lano co­men­zó en el 2007, cuan­do pa­só sie­te me­ses en el Pa­la­cio de Mi­ra­flo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.