Oba­ma en­fa­ti­za su apo­yo a los mu­sul­ma­nes con la vi­si­ta a una mez­qui­ta de Bal­ti­mo­re

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Ba­rack Oba­ma pi­dió a los mu­sul­ma­nes, en su pri­me­ra vi­si­ta como pre­si­den­te a una mez­qui­ta, que se sien­tan de Es­ta­dos Uni­dos y les agra­de­ció que va­rias «ge­ne­ra­cio­nes» ayu­da­ran a cons­truir un país de cu­ya his­to­ria el is­lam siem­pre ha si­do par­te, des­de los tiem­pos co­lo­nia­les.

Oba­ma visitó la So­cie­dad Is­lá­mi­ca de Bal­ti­mo­re (Mary­land), que cuen­ta con una mez­qui­ta y una es­cue­la de en­se­ñan­za del Co­rán, don­de les re­cor­dó en­tre ri­sas los in­fun­dios re­pu­bli­ca­nos, de que él tam­bién es mu­sul­mán. Lue­go, ya más se­rio, de­nun­ció las per­se­cu­cio­nes que vie­nen su­frien­do. Des­de el 11 de sep­tiem­bre, pe­ro so­bre to­do des­de los ata­ques de Pa­rís y San Ber­nar­dino, «he­mos vis­to de­ma­sia­dos ejem­plos de que la gen­te mez­cla los ho­rri­bles ac­tos te­rro­ris­tas con las creen­cias de una re­li­gión en- te­ra [...], he­mos vis­to ni­ños aco­sa­dos y ac­tos de van­da­lis­mo con­tra las mez­qui­tas», de­plo­ró. Y lla­mó a los es­ta­dou­ni­den­ses a sen­tir­se una so­la na­ción: «No es eso lo que so­mos. So­mos una fa­mi­lia ame­ri­ca­na».

«Vo­so­tros encajáis aquí, es­táis en el lu­gar al que per­te­ne­céis», aña­dió pa­ra re­afir­mar que no es­tán obli­ga­dos a ele­gir en­tre ser mul­sul­ma­nes o es­ta­dou­ni­den­ses. «¡Qué po­cas ve­ces es­cu­cha­mos esas dos pa­la­bras jun­tas», la­men­tó pa­ra de­fen­der que los mu­sul­ma­nes son igual de es­ta­dou­ni­den­ses que cual­quier otro gru­po re­li­gio­so.

El lí­der de­mó­cra­ta sos­tu­vo que «ha­cer­les sen­tir­se como ciu­da­da­nos de se­gun­da cla­se aten­ta di­rec­ta­men­te con­tra el co­ra­zón de Es­ta­dos Uni­dos», por­que «los mu­sul­ma­nes en­ri­que­cen nues­tras vi­das: son nues­tros ve­ci- nos, los pro­fe­so­res que ins­pi­ran a nues­tros ni­ños», re­cor­dó.

Crí­ti­cas a Trump

Oba­ma cri­ti­có, con su re­cha­zo a la «inex­cu­sa­ble re­tó­ri­ca» an­ti­mu­sul­ma­na, al pre­can­di­da­to re­pu­bli­ca­nos Do­nald Trump, del que sin ci­tar­lo ex­pre­sa­men­te, de­nun­ció la pro­pues­ta de prohi­bir la en­tra­da en el país a los mu­sul­ma­nes ex­tran­je­ros. Pe­ro, de al­gu­na for­ma, Oba­ma ata­có tam­bién al res­to de los candidatos re­pu­bli­ca­nos que han re­pro­cha­do una y otra vez a la Ca­sa Blan­ca y a los de­mó­cra­tas que no usen la ex­pre­sión «is­la­mis­mo ra­di­cal», sino «yiha­dis­tas» o «ra­di­ca­les», pa­ra re­fe­rir­se a los te­rro­ris­tas, lo que jus­ti­fi­có por­que se han vis­to «de­ma­sia­dos ejem­plos de que la gen­te mez­cla los ho­rri­bles ac­tos te­rro­ris­tas con las creen­cias de una re­li­gión en­te­ra».

JO­NAT­HAN ERNST REUTERS

Oba­ma ha­bla des­cal­zo en la mez­qui­ta de Ca­tons­vi­lle, en Bal­ti­mo­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.