Na­cen las pri­me­ras ga­lle­gas li­bres de un gen del cán­cer de ma­ma he­re­di­ta­rio

La clí­ni­ca vi­gue­sa IVI hi­zo la ter­ce­ra se­lec­ción de em­brio­nes lle­va­da a ca­bo en Es­pa­ña

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad - ÁNGEL PANIAGUA

Na­cie­ron en el mes de ju­lio y son las dos pri­me­ras ga­lle­gas que vie­nen al mundo sin el gen BRCA2. La na­tu­ra­le­za se em­pe­ña­ba en que lo tu­vie­ran. Su ma­dre lo por­ta, su abue­la lo por­tó y va­rios de sus an­te­pa­sa­dos tam­bién. Pe­ro la trans­mi­sión del gen, res­pon­sa­ble de mu­chos cán­ce­res de ma­ma he­re­di­ta­rios, se ha cor­ta­do. El diag­nós­ti­co ge­né­ti­co preim­plan­ta­cio­nal, una téc­ni­ca de se­lec­ción de los em­brio­nes que lue­go se trans­fie­ren al úte­ro, ha per­mi­ti­do que las dos ni­ñas naz­can sin el BRCA2 y que, en el fu­tu­ro, su des­cen­den­cia no ten­ga que vi­vir con esa es­pa­da de Da­mo­cles.

Sí la tie­ne su ma­dre, una ga­lle­ga que me­dia la trein­te­na y que fue tra­ta­da en la clí­ni­ca que el Ins­ti­tu­to Va­len­ciano de In­fer­ti­li­dad (IVI) tie­ne en Vi­go. Su di­rec­tor, el gi­ne­có­lo­go El­kin Muñoz, ex­pli­ca que es­te es el ter­cer ca­so de be­bés que han na­ci­do en Es­pa­ña li­bres de mu­ta­cio­nes ge­né­ti­cas he­re­di­ta­rias.

«Con la mu­ta­ción ge­né­ti­ca tie­ne un 60 % de desa­rro­llar la en­fer­me­dad», di­ce Muñoz. La mi­tad de los em­brio­nes, y por tan­to de los hi­jos fu­tu­ros, iban a es­tar afec­ta­dos por la mo­di­fi­ca­ción en el cro­mo­so­ma tre­ce.

En es­tos ca­sos la Co­mi­sión Na­cio­nal de Re­pro­duc­ción Hu­ma­na Asis­ti­da tie­ne que au­to­ri­zar la téc­ni­ca. Es­tu­dia ca­so por ca­so. Pa­ra ello, la ma­dre y el pa­dre tie­nen que pa­sar por de­ter­mi­na­das prue­bas. «De­be­mos ofre­cer cier­tas ga­ran­tías de éxi­to», di­ce el di­rec­tor de la clí­ni­ca vi­gue­sa, que lle­vó per­so­nal­men­te el ca­so. Ade­más, se tie­nen en cuen­ta, en­tre otros fac­to­res, la edad, la con­di­ción de los ova­rios y de los es­per­ma­to­zoi­des, et­cé­te­ra.

La mu­jer lle­gó des­pués de acu­dir a una con­sul­ta de con­se­jo ge­né­ti­co en un hospital ga­lle­go. En esas uni­da­des, se tra­za un ár­bol ge­nea­ló­gi­co con los an­te­ce­den­tes afec­ta­dos, se le ha­ce un es­tu­dio mo­le­cu­lar y se le ofre­cen op­cio­nes.

Su­pe­ra­dos todos los pa­sos pre­vios, se ini­cia un tra­ta­mien­to de fe­cun­da­ción in vi­tro al uso. Se es­ti­mu­la a la mu­jer pa­ra que pro­duz­ca óvu­los y se fe­cun­dan. «Ana­li­za­mos on­ce em­brio­nes ob­te­ni­dos y tres re­sul­ta­ron es­tar li­bres de la mu­ta­ción del gen BRCA2», di­ce El­kin Muñoz. Se im­plan­ta­ron dos y se con­ge­ló el ter­ce­ro. La mu­jer se que­dó em­ba­ra­za­da un año y tres me­ses des­pués de ini­ciar todos los trá­mi­tes.

Es­ta era el se­gun­do ca­so au­to­ri­za­do al IVI Vi­go. El pri­me­ro no lle­gó a tér­mino.

M. MORALEJO

El IVI se­lec­cio­nó em­brio­nes sin el gen BRCA2.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.