El Cel­ta, a dar el pri­mer pa­so ha­cia el sue­ño de la fi­nal

Los vi­gue­ses pre­ten­den sa­lir vi­vos del Piz­juán con po­se­sión e in­ten­si­dad

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes -

El Cel­ta ini­cia su de­sa­fío más ilu­sio­nan­te de los úl­ti­mos tiem­pos. Es­ta no­che afron­ta la ida de se­mi­fi­na­les de la Co­pa del Rey en el Sán­chez Piz­juán con la es­pe­ran­za de sa­lir vi­vo an­te un Se­vi­lla con una plan­ti­lla de es­cán­da­lo y con el car­tel de fa­vo­ri­to en el cru­ce.

EL PAR­TI­DO De los más im­por­tan­tes del Cel­ta en la épo­ca re­cien­te

Ha­ce quin­ce años que el Cel­ta no se ve en una si­tua­ción pa­re­ci­da. Des­de el 2001 no disputa una se­mi­fi­nal de Co­pa del Rey y en el es­ca­la­fón de la im­por­tan­cia, tan so­lo el par­ti­do del as­cen­so de ju­nio del 2012 y de la sal­va­ción de la úl­ti­ma jornada del 2013 su­pe­ran en un hi­po­té­ti­co rán­king a una se­mi­fi­nal que ha desata­do la ilu­sión en el cel­tis­mo.

EQUI­PO Sal­vo No­li­to, con to­do

Be­riz­zo dis­pon­drá de to­da su ar­ti­lle­ría me­nos el 10. In­clu­so Mar­ce­lo Díaz ha en­tra­do por pri­me­ra vez en una con­vo­ca­to­ria. En es­ta oca­sión el téc­ni­co ar­gen­tino no se re­ser­va­rá na­da y pon­drá a su on­ce de ga­la con la in­clu­sión de Ru­bén Blan­co, ya re­cu­pe­ra­do, como por­te­ro ti­tu­lar. El equi­po se­rá idén­ti­co al que co­men­zó el par­ti­do en el Calderón el miér­co­les de la semana pa­sa­da.

EL RI­VAL La plan­ti­lla más pro­fun­da y equi­li­bra­da

No tie­ne el Se­vi­lla los ju­ga­do­res de Bar­ce­lo­na y Real Ma­drid, pe­ro es la plan­ti­lla me­jor es­truc­tu­ra de to­do el cam­peo­na­to. Por nú­me­ro y por el ni­vel pa­re­jo de todos sus ju­ga­do­res, por eso la ba­ja de Kry­cho­wiak pa­re­ce un asun- to me­jor pa­ra que Émery pue­da com­po­ner un on­ce de cam­pa­ni­llas. Los se­vi­lla­nos tie­nen un tope sa­la­rial pa­ra ju­ga­do­res de 105,5 mi­llo­nes an­te los 22,5 del Cel­ta.

APAR­TA­DO FÍ­SI­CO La in­cóg­ni­ta de có­mo es­tá el de­pó­si­to ce­les­te

Cual­quier po­si­bi­li­dad de éxi­to, por re­mo­ta que sea, pa­sa por un des­plie­gue fí­si­co tan des­co­mu­nal como el rea­li­za­do an­te el Atlé­ti­co de Ma­drid, y el Cel­ta el do­min­go en Las Pal­mas fue un equi­po can­sa­do y sin chis­pa. Los pro­fe­sio­na­les lo acha­can a un te­ma pun­tual y el re­to es sa­ber si el plan­tel es­ta­rá re­cu­pe­ra­do por com­ple­to. Del Se­vi­lla ya se sa­be que con sus ro­ta­cio­nes no ten­drán nin­gún problema.

EL PLAN La mo­vi­li­dad del ba­lón de la Li­ga en Ner­vión y el equi­li­brio de­fen­si­vo

El jue­go del Cel­ta en el pri­mer tiem­po del par­ti­do de Li­ga, a fi­na­les de sep­tiem­bre, es el ca­mino a se­guir. Aquel día los ce­les­tes fue­ron pre­ci­sos y cer­te­ros en un jue­go al pri­mer to­que que des­ar­mó a un Se­vi­lla en­ton­ces en cons­truc­ción. Re­pe­tir­lo se­rá cla­ve, pe­ro te­nien­do en cuen­ta que el as­pec­to de­fen­si­vo es ca­pi­tal. El Cel­ta que­rrá de­fen­der­se con ba­lón.

MAR­CAR Un fac­tor cla­ve, pe­ro no a cual­quier pre­cio

El Cel­ta quie­re mar­car en el par­ti­do de ida pa­ra ju­gar con más de un mar­ca­dor en la vuel­ta, pe­ro lo de­be ha­cer sin des­ta­par­se atrás. Como de cos­tum­bre, el To­to sal­drá con to­do, con As­pas re­pi­tien­do en par­te de­re­cha del ata­que, Ore­lla­na en la iz­quier­da y Gui­det­ti por den­tro.

RU­BÉN BLAN­CO

Ár­bi­tro

Car­los Clos Gó­mez (c. ara­go­nés) Cua­ren­ta y sie­te días y un tras­pa­so des­pués, Mar­ce­lo Díaz ya tie­ne el al­ta mé­di­ca. Ayer los ser­vi­cios mé­di­cos del club le die­ron el OK y por pri­me­ra vez el ju­ga­dor ha en­tra­do en una lis­ta de con­vo­ca­dos del Cel­ta. El Piz­juán po­dría ser el es­ce­na­rio del de­but como ce­les­te del me­dio­cen­tro chi­leno, aunque la fal-

Ra­món Sán­chez Piz­juán ta del ro­da­je y la pre­fe­ren­cia de Be­riz­zo por no arries­gar más de la cuen­ta po­drían di­la­tar su es­treno con la za­ma­rra cél­ti­ca. Y es que ma­ña­na se cum­plen jus­to dos me­ses des­de que dispu­tara su úl­ti­mo par­ti­do, me­dia ho­ra fren­te al Mainz.

«Mar­ce­lo po­dría ju­gar al­gu­nos mi­nu­tos, un par­ti­do en­te­ro se le ha­ría cues­ta arri­ba, pe­ro pue­de sig­ni­fi­car una ayu­da pa­ra no­so­tros en de­ter­mi­na­dos mo­men­tos», co­men­ta­ba ayer el To­to pa­ra ex­pli­car la en­tra­da en la con­vo­ca­to­ria de uno de los dos fi­cha­jes de in­vierno del club.

Mar­ce­lo se ha­bía le­sio­na­do el pa­sa­do 18 de di­ciem­bre en un en­tre­na­mien­to con el Ham­bur­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.