«La ca­li­dad de lo que lle­ga es me­nor por­que la gen­te aprovecha más»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

El ser­vi­cio ha va­ria­do no so­lo su or­ga­ni­za­ción in­ter­na, sino tam­bién otros as­pec­tos. Por ejem­plo, se ha de­ci­di­do am­pliar el ho­ra­rio de re­cep­ción de do­na­cio­nes y aho­ra tam­bién pue­de en­tre­gar­se ro­pa los sá­ba­dos por la ma­ña­na. Con ello se pre­ten­de fa­ci­li­tar a los ciu­da­da­nos la en­tre­ga.

—¿Se no­ta la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca en la de­man­da?

—Se­gui­mos más o me­nos con los mis­mos per­fi­les de siem­pre: prin­ci­pal­men­te per­so­nas co­lec­ti­vo gi­tano, tran­seún­tes e in­mi- gran­tes. Pe­ro se han pro­du­ci­do al­gu­nas va­ria­cio­nes. Por ejem­plo, los in­mi­gran­tes han ba­ja­do un po­co en nú­me­ro con res­pec­to a lo que te­nía­mos por­que al­gu­nos de­ci­die­ron vol­ver a su país en los mo­men­tos más du­ros de la cri­sis. Tam­bién se ha es­tan­ca­do la de­man­da de per­so­nas que te­nien­do una vi­da to­tal­men­te nor­ma­li­za­da se vie­ron en un mo­men­to da­do con que se que­da­ron sin tra­ba­jo o sin pres­ta­cio­nes y no po­dían afron­tar todos los gas­tos. La com­pra de ro­pa, que es una ne­ce­si­dad bá­si­ca, re­quie­re un des­em­bol­so im­por­tan­te. En los úl­ti­mos años ca­da vez nos lle­ga­ban más ese ti­po de per­so­nas, pe­ro en los úl­ti- mos me­ses pa­re­ce que ese cre­ci­mien­to cons­tan­te de ese per­fil con­cre­to se ha fre­na­do.

—¿Y el ti­po de do­na­cio­nes ha va­ria­do?

—Se­gui­mos re­ci­bien­do ro­pa, cal­za­do, cu­nas, ca­rros o si­lli­tas de be­bé, ju­gue­tes y len­ce­ría de ho­gar, pe­ro no­ta­mos que de un tiem­po a es­ta par­te la ca­li­dad es peor. La ro­pa lle­ga en peo­res con­di­cio­nes que an­tes de es­te pe­río­do de cri­sis, mu­cho más gas­ta­da. Se no­ta que la gen­te aprovecha más las pren­das y tam­bién que no se des­ha­ce tan ale­gre­men­te de las co­sas por­que por ejem­plo lle­ga me­nos can­ti­dad de man­tas o edredones. Tam­bién no­ta­mos des­cen­so de ro­pa de be­bés. Yo creo que pue­de es­tar pro­pi­cia­do por­que la gen­te ya se atreve más a ofre­cer­lo di­rec­ta­men­te a al­guien que co­no­ce y sa­be que va a te­ner un hi­jo.

—¿Hay épo­cas de más ac­ti­vi­dad?

—Hay mo­men­tos en los que se pro­du­cen pi­cos, tan­to en la de­man­da como en las do­na­cio­nes. Ge­ne­ral­men­te los cam­bios de es­ta­ción o del tiem­po sue­len mar­car esos au­men­tos.

FO­TO MIGUEL VI­LLAR

Ele­na Ál­va­rez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.