Juz­ga­dos por apro­piar­se de los ár­bo­les y la fin­ca de un ve­cino en O Car­ba­lli­ño

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

Des­cu­brie­ron Li­dia D. C. y Alfredo L. A. que par­te de la fin­ca de un ve­cino apa­re­cía en el Ca­tas­tro a nom­bre de uno de ellos. Y si años atrás ha­bía re­cla­ma­do al co­lin­dan­te por la caí­da de las ho­jas de unos ár­bo­les en el te­rreno que es de su pro­pie­dad, con­ce­dien­do de for­ma im­plí­ci­ta que no eran due­ños de la fin­ca, en ma­yo del 2013 or­de­na­ron la en­tra­da de una ex­ca­va­do­ra y cor­ta­ron la to­ta­li­dad de los ár­bo­les. Aho­ra se en­fren­tan a una acu­sa­ción fis­cal por dos de­li­tos, uno de usur­pa­ción y otro más de da­ños, que, de pros­pe­rar la pe­ti­ción de condena del mi­nis­te­rio pú­bli­co, no da­rá lu­gar al pa­go de va­rias mul­tas.

El jui­cio se ce­le­bró ayer, aunque el ca­so no que­dó vis­to pa­ra sen­ten­cia, to­da vez que fal­ta­ban tes­ti­gos y se con­si­de­ra ne­ce­sa­rio es­cu­char esos tes­ti­mo­nios.

Re­gis­tro y Ca­tas­tro

Pa­ra el fis­cal es muy sig­ni­fi­ca­ti­vo que los acu­sa­dos sean due­ños de va­rias fin­cas y que to­das es­tén ins­cri­tas en el re­gis­tro de la pro­pie­dad, me­nos jus­ta­men­te la que sus­ci­ta es­te ca­so. Con­si­de­ra que al per­ca­tar­se del error en el Ca­tas­tro in­ten­ta­ron apo­de­rar­se de ella por la vía de los he­chos con­su­ma­dos.

La pe­ti­ción de condena que plan­tea el re­pre­sen­tan­te del mi­nis­te­rio fis­cal, sus­cep­ti­ble de mo­di­fi­ca­ción en el mo­men­to de las con­clu­sio­nes de­fi­ni­ti­vas cuan­do se ha­ya ce­le­bra­do la se­gun­da se­sión de la vis­ta. Por el de­li­to de usur­pa­ción pro­po­ne el fis­cal pe­nas de cin­co me­ses de mul­ta a razón de do­ce eu­ros dia­rios, con otros die­ci­séis me­ses de mul­ta, a razón de do­ce eu­ros dia­rios, por el de­li­to de años. La su­ma, si la jue­za con­cre­ta la mis­ma res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra los dos acu­sa­dos, pa­sa de 15.000 eu­ros.

Como res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil re­cla­ma el mi­nis­te­rio pú­bli­co que se im­pon­ga a los dos acu­sa­dos el pa­go de 1.130 eu­ros, can­ti­dad que co­rres­pon­de a la ta­sa­ción de los ár­bo­les y a los da­ños oca­sio­na­dos con la ex­ca­va­do­ra en el te­rreno, don­de se efec­tua­ron mo­vi­mien­tos de tie­rra. Que­da­ron en li­ber­tad los dos croa­tas a quie­nes la Guar­dia Ci­vil de­tu­vo días pa­sa­dos por su pre­sun­ta im­pli­ca­ción en la muer­te del cura de Vi­la­no­va, pe­ro no han de­ja­do de ser los prin­ci­pa­les sos­pe­cho­sos. De he­cho, las pes­qui­sas pa­ra intentar lle­gar al es­cla­re­ci­mien­to de los he­chos y al ha­llaz­go de prue­bas no se han aban­do­na­do, ni apla­za­do, sino que se si­gue tra­ba­jan­do. Los te­lé­fo­nos mó­vi­les de los dos de­te­ni­dos es­tán sien­do ob­je­to de un pro­fun­do análisis, tan­to por par­te de la Guar­dia Ci­vil como de la Fis­ca­lía, con el fin de bus­car in­di­cios en­tre los men­sa­jes cru­za­dos en­tre los dos im­pli­ca­dos en es­te asun­to, de quie­nes exis­te la cer­te­za de que es­tu­vie­ron en la rec­to­ral del cura el día del su­ce­so.

El he­cho de que se le ha­yan to­ma­do mues­tras de ADN abre, ade­más, otra vía de in­ves­ti­ga­ción, en el me­di­da en que los re­sul­ta­dos pue­dan con­du­cir a es­cla­re­cer al­gún otro he­cho de­lic­ti­vo y la even­tual in­ter­ven­ción de al­guno de ellos ya no so­lo en Ou­ren­se, sino en otros lu­ga­res.

Los dos sos­pe­cho­sos, mien­tras, cum­plie­ron el pa­sa­do lu­nes con su com­pro­mi­sos de pre­sen­tar­se en el juz­ga­do del lu­gar don­de se en­cuen­tren los días 1 y 15 de ca­da mes. Su pró­xi­ma ci­ta es el día 15.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.