Po­de­mos y sus alia­dos su­pe­rarían al PSOE en un Con­gre­so si­mi­lar al ac­tual, se­gún la en­cues­ta del CIS

El PP se man­te­nía an­tes de que es­ta­lla­ra el es­cán­da­lo de Va­len­cia

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - EN­RI­QUE CLE­MEN­TE

El PP vol­ve­ría a ga­nar las elec­cio­nes, Po­de­mos y sus con­fluen­cias su­pe­rarían al PSOE como se­gun­da fuer­za po­lí­ti­ca y Ciu­da­da­nos ex­pe­ri­men­ta­ría una le­ve caí­da. Es­te es el es­ce­na­rio que di­bu­ja el úl­ti­mo ba­ró­me­tro del CIS rea­li­za­do en­tre el 2 y el 11 de enero. La en­cues­ta in­di­ca que la com­po­si­ción del Con­gre­so se­ría muy si­mi­lar al ac­tual.

LA EN­CUES­TA Se ha que­da­do vie­ja.

El es­tu­dio tie­ne un va­lor re­la­ti­vo. Se ha que­da­do vie­jo. Si bien es cier­to que in­cor­po­ra un dato muy im­por­tan­te como es el re­cuer­do de vo­to del 20D, las fe­chas en las que fue rea­li­za­da le res­tan va­lor. Des­de en­ton­ces han pa­sa­do mu­chas co­sas que pue­den in­fluir en el vo­to. En pri­mer lu­gar, la corrupción ha vuel­to a cer­car al PP, que se ha con­ver­ti­do en el pri­mer par­ti­do in­ves­ti­ga­do y se en­fren­ta al es­cán­da­lo de Va­len­cia, que ha pues­to en la pi­co­ta a un pe­so pe­sa­do como es Ri­ta Bar­be­rá. Pe­ro tam­bién ha ha­bi­do gran­des no­ve­da­des po­lí­ti­cas: la ofer­ta de Pa­blo Igle­sias de for­mar un Go­bierno de coa­li­ción, la re­nun­cia de Ma­riano Ra­joy a so­me­ter­se a la in­ves­ti­du­ra y el en­car­go del rey a Pe­dro Sán­chez. Es­to hi­zo que el lí­der socialista di­je­ra ayer que la en­cues­ta es­tá «ca­du­ca». No re­co­ge al­go tan fun­da­men­tal como es la for­ma en que los lí­de­res po­lí­ti­cos han en­ca­ra­do las ne­go­cia­cio­nes pa­ra for­mar Go­bierno.

PP En ca­be­za, pe­ro con som­bras.

El PP man­ten­dría el mis­mo apo­yo, pe­ro ha­brá que ver có­mo in­flu­ye la ac­ti­tud de Ra­joy de­cli­nan­do la ofer­ta del rey y los ca­sos de corrupción. La bue­na noti- cia es que si­gue sien­do el pri­mer par­ti­do con una am­plia di­fe­ren­cia. La ma­la es que, aun sin in­cluir los úl­ti­mos acon­te­ci­mien­tos, no su­be, es de­cir no cap­ta an­ti­guos vo­tan­tes que se ha­bían ido ni si­quie­ra con la pers­pec­ti­va de que la iz­quier­da pue­de lle­gar al po­der.

PO­DE­MOS «Sor­pas­so» al PSOE.

Si man­tie­ne sus alian­zas en Ca­ta­lu­ña, Ga­li­cia y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, Po­de­mos su­pe­raría a los so­cia­lis­tas. Sin em­bar­go, es du­do­so que se cum­pla la pre­mi­sa, ya que tan­to En Co­mú como En Ma­rea, —que su­be 0,07 dé­ci­mas res­pec­to a elec­cio­nes del 20D— y Com­pro­mís han vis­to de­frau­da­das sus ex­pec­ta­ti­vas de con­tar con gru­po pro­pio como les pro­me­tió Igle­sias. La for­ma­ción que li­de­ra la al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na, Ada Co­lau, que vol­ve­ría a ga­nar en Ca­ta­lu­ña se­gún el CIS, ya ha anun­cia­do que quie­re vo­lar so­lo, aunque no ha pre­ci­sa­do si lo ha­ría ya en una hi­po­té­ti­cas elec­cio­nes ge­ne­ra­les. Si con­cu­rre en so­li­ta­rio ten­dría ase­gu­ra­do el gru­po. Por su par­te, el

El elec­to­ra­do del PP es el más fiel

El elec­to­ra­do más fiel vuel­ve a ser el del PP da­do que el 85 % de sus vo­tan­tes vol­ve­rían a res­pal­dar a Ra­joy, y ape­nas un 2,4 % emi­gra­ría a Ciu­da­da­nos; el se­gun­do elec­to­ra­do más con­ven­ci­do es el de Po­de­mos, el 84 % es­co­ge­ría de nue­vo la op­ción mo­ra­da y so­lo un 3 % se cam­bia­ría a IU; el 78 % del vo­tan­te socialista re­pe­ti­ría el su­fra­gio aunque tam­bién el 2 % apos­ta­ría por el par­ti­do de Ri­ve­ra; sie­te de ca­da diez elec­to­res de Ciu­da­da­nos se man­ten­drían fir­mes, con una pe­que­ña fu­ga del 5 % ha­cia el Par­ti­do Po­pu­lar. par­ti­do va­len­ciano ya se ha des­ga­ja­do de Po­de­mos en el Con­gre­so pa­ra ir­se al gru­po mix­to.

PSOE Gol­pe a Sán­chez, que tie­ne con ex­pec­ta­ti­vas de re­mon­tar.

Si la en­cues­ta re­co­gie­ra los úl­ti­mos acon­te­ci­mien­tos sig­ni­fi­ca­ría que Sán­chez es­tá fun­di­do. En to­do ca­so, es un ele­men­to que le per­ju­di­ca de ca­ra a las ne­go­cia­cio­nes con Po­de­mos, ya que le de­ja en si­tua­ción de in­fe­rio­ri­dad fren­te a un Igle­sias que re­ci­be un nue­vo in­cen­ti­vo pa­ra for­zar elec­cio­nes. Pe­ro tras asu­mir el en­car­go del rey, Sán­chez va a aca­pa­rar to­do el pro­ta­go­nis­mo po­lí­ti­co en el pró­xi­mo mes, con com­pa­re­cen­cias dia­rias. Si no lo­gra su ob­je­ti­vo, que pa­re­ce una mi­sión ca­si im­po­si­ble, y se va de nue­vo a las ur­nas po­dría ar­gu­men­tar que él lo in­ten­tó, al con­tra­rio que Ra­joy, y que si fra­ca­só fue por­que no qui­so tran­si­gir con las im­po­si­cio­nes de Po­de­mos ni con la uni­dad de Es­pa­ña ni go­ber­nar con un par­ti­do afec­ta­do por ca­sos de corrupción. La es­ce­ni­fi­ca­ción, que in­clu­ye un acer­ca­mien­to es­tra­té­gi­co a Ciu­da­da­nos, le pue­den ser­vir tam­bién pa­ra apla­car a Su­sa­na Díaz e intentar re­pe­tir como can­di­da­to socialista.

CIU­DA­DA­NOS Ri­ve­ra pue­de ga­nar en­te­ros con las ne­go­cia­cio­nes.

Al­gu­nos ana­lis­tas pre­veían un des­plo­me de la for­ma­ción que li­de­ra Al­bert Ri­ve­ra en be­ne­fi­cio del PP con el ar­gu­men­to de que los an­ti­guos vo­tan­tes de Ra­joy vol­ve­rían al re­dil an­te el te­mor a un go­bierno de iz­quier­das. Ciu­da­da­nos pierde ape­nas seis dé­ci­mas y eso an­tes de que Ri­ve­ra vol­vie­ra a re­cu­pe­rar un pa­pel cen­tral en el es­ce­na­rio po­lí­ti­co. Es­te le­ve des­cen­so po­dría ser es­tí­mu­lo pa­ra que no fue­ra tan rea­cio a una nue­va con­vo­ca­to­ria elec­to­ral. Al­ber­to Garzón

CON­GRE­SO Si­mi­lar al ac­tual.

Si hay nue­vos co­mi­cios, la fo­to­gra­fía del Con­gre­so se­ría ca­si idén­ti­ca. Aunque la en­cues­ta del CIS no asig­na es­ca­ños, ni PP y Ciu­da­da­nos su­ma­rían ni tam­po­co lo ha­rían PSOE y Po­de­mos. Otra vez un hung par­lia­ment, es de­cir un Con­gre­so «col­ga­do» en el que es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble lle­gar a un acuer­do. Si es­to es así, los par­ti­dos de­be­rían pen­sar­se dos ve­ces acu­dir de nue­vo a las ur­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.