Falleció Francisco Amei­jei­ras Cas­tro, ex­se­cre­ta­rio del Con­se­jo de La Voz

Se­rá en­te­rra­do ma­ña­na, sá­ba­do, a las 13 ho­ras, en el ce­men­te­rio co­ru­ñés de San Ama­ro

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

El abo­ga­do Francisco Amei­jei­ras Cas­tro mu­rió en la tar­de de ayer en A Co­ru­ña, ciu­dad en la que ha­bía na­ci­do en 1935. Amei­jei­ras es­tu­vo du­ran­te cua­ren­ta años vin­cu­la­do a La Voz de Ga­li­cia, em­pre­sa en la que desem­pe­ñó, en­tre otros, los car­gos de ase­sor ju­rí­di­co y de se­cre­ta­rio del Con­se­jo de Ad­mi­nis­tra­ción.

Tras pa­sar su ni­ñez en la ciu­dad her­cu­li­na, se tras­la­dó con su fa­mi­lia a Bue­nos Ai­res, de don­de re­gre­só pa­ra ini­ciar sus es­tu­dios. En la Uni­ver­si­dad de San­tia­go es­tu­dió la ca­rre­ra de De­re­cho, en la que se li­cen­ció en el año 1958. Ini­ció su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal como se­cre­ta­rio de Ad­mi­nis­tra­ción Lo­cal, pues­to que desem­pe­ñó en los ayun­ta­mien­tos de Ares y Be­tan­zos, al mis­mo tiem­po que aten­día un des­pa­cho pro­fe­sio­nal por las tar­des.

Po­cos años des­pués, en 1972, pi­dió la ex­ce­den­cia en los ayun­ta­mien­tos pa­ra ini­ciar una vin­cu­la­ción con La Voz que so­lo sus pro­ble­mas de sa­lud con­se­gui­rían di­sol­ver en el año 2004. Lle­gó al pe­rió­di­co como ase­sor ju­rí­di­co, y el 7 de ju­nio de 1977 fue nom­bra­do le­tra­do ase­sor del Con­se­jo. Ese mis­mo año, el 19 de sep­tiem­bre, asu­mió el car­go de vi­ce­se­cre­ta­rio de la Jun­ta de Fun­da­do­res. Más tar­de ocu­pó la se­cre­ta­ría del Con­se­jo en sus­ti­tu­ción de Ma­nuel Igle­sias Co­rral, y fue tam­bién miem­bro del pa­tro­na­to de la Fun­da­ción San­tia­go Rey Fer­nán­dez-La­to­rre.

En el año 1997, coin­ci­dien­do con su ju­bi­la­ción en su pues­to de ase­sor ju­rí­di­co, el pre­si­den­te de La Voz, San­tia­go Rey Fer­nán­dez-La­to­rre, le im­pu­so la V de La Voz en oro y ru­bíes por su de­di­ca­ción a la em­pre­sa. De­di­ca­ción que no con­clui­ría con su re­ti­ro pro­fe­sio­nal, pues­to que se man­ten­dría como se­cre­ta­rio del Con­se­jo du­ran­te seis años más, has­ta el 2004. Me­ses an­tes de ir­se ejer- ció como guía de sus com­pa­ñe­ros de la pro­mo­ción de ba­chi­lle­ra­to 1946-1953 del Ins­ti­tu­to Mas­cu­lino de A Co­ru­ña —hoy Salvador de Ma­da­ria­ga— du­ran­te una vi­si­ta a las ins­ta­la­cio­nes del pe­rió­di­co coin­ci­dien­do con el 50 aniver­sa­rio de su gra­dua­ción.

Francisco Amei­jei­ras re­ci­bió en el año 1996 la Cruz Dis­tin­gui­da de Pri­me­ra Cla­se de la Or­den de San Rai­mun­do de Pe­ña­fort, con­de­co­ra­ción con la que el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia re­co­no­ció su la­bor como le­tra­do. El pre­si­den­te de La Voz de Ga­li­cia asis­tió al ac­to de en­tre­ga ce­le­bra­do en el Co­le­gio de Abo­ga­dos de A Co­ru­ña.

A lo lar­go de su tra­yec­to­ria, Amei­jei­ras ejer­ció va­rias re­pre­sen­ta­cio­nes con­su­la­res. Fue vi­ce­cón­sul de Fin­lan­dia, ta­rea por la que tam­bién fue re­co­no­ci­do. En el año 2007 re­ci­bió la Or­den del León de Fin­lan­dia en gra­do de Ca­ba­lle­ro de Pri­me­ra Cla­se de ma­nos de la en­ton­ces em­ba­ja­do­ra del país nór­di­co, Mai­ja Läh­teen­mä­ki, y de San­tia­go Rey Fer­nán­dez-La­to­rre, que ejer­cía como cón­sul de Fin­lan­dia. Re­ci­bió la dis­tin­ción en el Mu­seo de La Voz de Ga­li­cia.

En no­viem­bre del año 2014 le lle­ga­ría un nue­vo ho­me­na­je de par­te de sus com­pa­ñe­ros. El Co­le­gio de Abo­ga­dos de A Co­ru­ña le en­tre­ga­ba la me­da­lla de oro coin­ci­dien­do con la ce­le­bra­ción de su pa­tro­na, Nues­tra Se­ño­ra del Pa­tro­ci­nio.

A pro­pó­si­to de es­te nue­vo re­co­no­ci­mien­to, la re­vis­ta del Co­le­gio de Abo­ga­dos co­ru­ñés, Fon­te Lim­pa, pu­bli­có una en­tre­vis­ta con Francisco Amei­jei­ras en la que de­cla­ra­ba su ca­ri­ño por la em­pre­sa a la que de­di­có bue­na par­te de su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal: «Siem­pre me he sen­ti­do muy va­lo­ra­do en la que con­si­de­ro mi em­pre­sa, pues siem­pre se ha re­co­no­ci­do mi es­fuer­zo». Re­cor­da­ba tam­bién que los años que pa­só en La Voz le per­mi­tie­ron ser tes­ti­go pri­vi­le­gia­do de su trans­for­ma­ción. «He vis­to de to­do en La Voz de Ga­li­cia: la venta del edi­fi­cio de Cua­tro Ca­mi­nos y el tras­la­do a Sa­bón, la com­pra de la nue­va ro­ta­ti­va...». Y se re­fe­ría a su eta­pa como abo­ga­do des­ta­can­do que ha­bía si­do «pio­ne­ro en se­ña­lar la im­por­tan­cia de la fu­sión mu­ni­ci­pal en Ga­li­cia», una vía que la­men­ta­ba que no hu­bie­se te­ni­do éxi­to.

En esa mis­ma pu­bli­ca­ción ce­le­bra­ba tam­bién ha­ber vuel­to de Amé­ri­ca por­que ese re­gre­so le ha­bía per­mi­ti­do co­no­cer a su mu­jer, Chi­cha, y vi­vir «una vi­da ma­ra­vi­llo­sa». El ma­tri­mo­nio tu­vo una hi­ja, Ma­ría Lui­sa, que ocu­pa ac­tual­men­te el car­go de cón­sul ho­no­ra­rio de Fin­lan­dia en A Co­ru­ña.

La ca­pi­lla ar­dien­te de Francisco Amei­jei­ras es­tá ins­ta­la­da en la sa­la 5 del ta­na­to­rio Ser­vi­sa de A Co­ru­ña. Se­rá en­te­rra­do ma­ña­na, sá­ba­do, a la una de la tar­de, en el ce­men­te­rio de San Ama­ro. Con­fa­pa-Ga­li­cia ha va­lo­ra­do «un­ha me­llo­ra subs­tan­cial» en los nue­vos re­qui­si­tos que ha fi­ja­do la Xun­ta pa­ra ad­ju­di­car el ser­vi­cio de co­me­dor es­co­lar, y que en­tre otras me­di­das exi­ge que la co­mi­da se ela­bo­re a me­nos de dos­cien­tos ki­ló­me­tros de los cen­tros; re­du­ce el pe­so de la ofer­ta eco­nó­mi­ca so­bre el to­tal e in­tro­du­ce pun­tos pa­ra los me­nús que re­du­cen fri­tos y uti­li­zan lác­teos ga­lle­gos.

CÉ­SAR QUIAN

Amei­jei­ras du­ran­te su eta­pa como ase­sor ju­rí­di­co de La Voz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.