La ta­rea de ser Ra­joy

Lau­reano Ló­pez

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Da la sen­sa­ción de que es­ta ca­be­za es­tá pen­san­do en mu­chas más co­sas de las que pue­de lle­gar a pen­sar una ca­be­za. Ser Ra­joy no de­be de ser ta­rea fá­cil ca­si nun­ca, y me­nos es­tos días de caloret. Es­ta ca­be­za es­tá al bor­de del abis­mo o al bor­de de vol­ver a ocu­par el pa­la­cio de la Mon­cloa, se­gún el op­ti­mis­mo o el pe­si­mis­mo con que se mi­re. Pue­de que cer­ca de otras elec­cio­nes, quién sa­be si como can­di­da­ta o como vo­tan­te de a pie. En el año tres des­pués de los men­sa­jes de Bár­ce­nas, Ra­joy no se da por ren­di­do, lo cual tie­ne su mé­ri­to. Ayer mis­mo se plan­tó con los su­yos en el Con­gre­so y man­dó pa­rar. Hay quien pen­sa­rá que tar­de, o de­ma­sia­do tar­de. «Es­to se aca­bó». No ha­bla­ba de sus as­pi­ra­cio­nes. Ha­bla­ba de la to­le­ran­cia con la corrupción: «Aquí ya no se pa­sa nin­gu­na». Ya no, aho­ra que en Es­pa­ña la gen­te re­ci­ta el abe­ce­da­rio de la corrupción como an­tes se re­ci­ta­ba la lis­ta de los re­yes go­dos. Es­ta ca­be­za de Ra­joy pue­de pa­re­cer ago­ta­da o qui­zás es que es­tá to­man­do oxí­geno. Hay quien cree que a Ra­joy no lo salva ni otra en­cues­ta del CIS. En los 35 años que lle­va ocu­pan­do car­gos pú­bli­cos, es­ta ca­be­za de­be de ha­ber es­cu­cha­do de to­do.

SER­GIO PÉ­REZ REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.