Ney­mar, el es­pec­tácu­lo con pea­je

Al bra­si­le­ño, un re­ga­tea­dor ex­cep­cio­nal por el que el Ba­rça re­cha­zó una ofer­ta de 190 mi­llo­nes, se le cri­ti­can al­gu­nos ex­ce­sos al ex­hi­bir sus ex­tra­or­di­na­rias cua­li­da­des

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - P. RÍOS

Des­de que Ney­mar ha irrum­pi­do en el fút­bol es­pa­ñol se en­tien­den más los mo­ti­vos por los que el re­ga­tea­dor pu­ro ha­bía ca­si des­apa­re­ci­do de es­te de­por­te tras ago­ni­zar du­ran­te años como es­pe­cie en pe­li­gro de ex­tin­ción. El bra­si­le­ño no aca­ba un par­ti­do con el Ba­rça sin que se ha­ble más de sus su­pues­tos des­plan­tes a los ri­va­les o de sus teó­ri­cos in­ten­tos de hu­mi­lla­ción que de su fút­bol ver­ti­gi­no­so, atrac­ti­vo y es­pec­ta­cu­lar. Em­plea todos sus re­cur­sos téc­ni­cos pa­ra intentar es­ca­par de sus mar­ca­do­res, un de­lan­te­ro que no rehú­ye el de­sa­fío de su­pe­rar me­dian­te un re­ga­te al de­fen­sa cuan­do es­tá aco­rra­la­do, ya sea pi­san­do el ba­lón, cam­biar­lo de pier­na, con un es­la­lon, un tú­nel, un som­bre­ro o un re­ga­te to­da­vía por in­ven­tar fru­to de su im­pro­vi­sa­ción. Qui­zá por eso, en pleno pro­ce­so de am­plia­ción de su con­tra­to con el Ba­rça, su pa­dre ha­ya con­fir­ma­do ayer que el Man­ches­ter Uni­ted hi­zo lle­gar una ofer­ta de 190 mi­llo­nes de eu­ros. El club la re­cha­zó y el fut­bo­lis­ta pa­re­ce que se­gui­rá unos cuan­tos años en en la Li­ga es­pa­ño­la.

Téc­ni­ca y múscu­lo

Así que la po­lé­mi­co so­bre sus ha­bi­li­da­des se pro­lon­ga­rá. ¿Por qué intentar su­pe­rar al ad­ver­sa­rio con téc­ni­ca es un in­sul­to y apro­ve­char una mus­cu­la­tu­ra más do­ta­da es una oda al fút­bol? Mis­te­rios del ba­lón. Ba­rra­gán fue el úl­ti­mo en su­frir el re­per­to­rio de des­bor­des de Ney­mar en la ida de la se­mi­fi­nal de la Co­pa del Rey en la que el Ba­rça go­leó (7-0) al Va­len­cia. Han vuel­to a car­gar­se las tin­tas en con­tra del bra­si­le­ño por re­crear­se, qui­zás en exceso, en re­tar al la­te­ral en el uno con­tra uno con el mar­ca­dor muy fa­vo­ra­ble. Tam­bién le han cri­ti­ca­do por lan­zar un pe­nal­ti con 3-0 sin co­ger ca­rre­ri­lla. No se ha teni- do en cuen­ta que Ba­rra­gán le em­pu­ja­ra le­jos del cés­ped en una de las pri­me­ras ac­cio­nes del par­ti­do, pro­vo­can­do que ca­ye­ra más allá de la hier­ba, gol­peán­do­se con el ce­men­to y te­nien­do que ser aten­di­do. Ney­mar res­pon­de con re­ga­tes a los gol­pes. Tam­po­co se ha va­lo­ra­do que es­ta tem­po­ra­da ya lan­zó va­rios pe­nal­tis a pie pa­ra­do con de­sigual for­tu­na, a ve­ces con el mar­ca­dor ajus­ta­do y otras no.

Así es su for­ma de con­ce­bir el fút­bol. Y tras dos años y me­dio en el Ba­rça ya de­be­ría ha­ber que­da­do cla­ro que el que más ries­gos asu­me es el pro­pio Ney­mar. Así, en es­te ini­cio de año han coin­ci­di­do una se­rie de par­ti­dos an­te al­gu­nos de los ri­va­les con los que más cuen­tas pen­dien­tes tie­ne. Los ár­bi­tros se lo per­mi­tie­ron ca­si a to­do a Ja­vi Ló­pez en los dos der­bis que dis­pu­tó an­te el Es­pan­yol. Cuan­do eso su­ce­de, lo ra­zo­na­ble de­be ser, se­gún el jui­cio que se es­tá ha­cien­do, retrasar el ba­lón ha­cia un com­pa­ñe­ro o to­car rá­pi­do ca­da vez que el la­te­ral le pre­sio­na con los ta­cos ro­zan­do su bo­ta y los bra­zos em­pu­ján­do­le. Pa­ra Ney­mar, ese pa­so atrás es per­der. Él pre­fie­re vol­ver a en­ca­rar una vez más. Y tam­bién por eso le cri­ti­can. Su­ce­dió lo mis­mo con De Mar­cos (Ath­le­tic) y Juan­fran (Atlé­ti­co). Tum­bar a Ney­mar, por ex­tra­ño que pa­rez­ca, ya pa­re­ce más le­gal en nues­tro fút­bol que ver­le intentar una fi­li­gra­na pa­ra res­pon­der al jue­go du­ro.

Na­tu­ral­men­te, Ney­mar no es per­fec­to y en oca­sio­nes po­dría evi­tar al­gún lan­ce del jue­go que pue­de he­rir sen­si­bi­li­da­des. Pe­ro en­tre el múscu­lo del au­to­pa­se, re­tro­ce­der el ba­lón por no atre­ver­se o ir al cho­que fí­si­co como ha­cen con él, ha­brá que sa­ber con­vi­vir con esos ex­ce­sos que se­gu­ro que enamo­ran a los que con­tem­plan el fút­bol como lo que es, un es­pec­tácu­lo.

LLUIS GE­NE AFP

Ney­mar du­ran­te el par­ti­do del miér­co­les, en el que man­tu­vo una du­ra pug­na con Ba­rra­gán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.