Luis de Ge­ró­ni­mo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - Stella Es­tra­da

An­tes de po­ner­me a es­cri­bir es­te ar­tícu­lo te­nía en mi men­te la ima­gen cons­tan­te de Luis de Ge­ró­ni­mo, es­po­so de mi ami­ga Chus. Su ros­tro ve­nía a mí pre­ce­di­da de esa pa­la­bra tan co­rrien­te lla­ma­da ami­go. Bus­co am­pa­ro en el dic­cio­na­rio y en­cuen­tro diez acep­cio­nes: des­de amis­to­so has­ta las ter­gi­ver­sa­cio­nes más an­ti­té­ti­cas que nos lle­van a múl­ti­ples afo­ris­mos; pa­la­bra tan lle­na de sig­ni­fi­ca­do y, sin em­bar­go, tan trai­cio­na­da, un día sí y otro tam­bién que, en es­te ca­so, no me con­du­ce a nin­gu­na par­te, pues­to que no hay re­la­ción en­tre mi ami­go Luis y la trai­ción. Pe­ro Luis se ha ido con la ma­yo­ría, esa ex­pre­sión de los clá­si­cos grie­gos que lo di­ce to­do. Có­mo de­fi­nir el ca­ri­ño ha­cia una per­so­na que ha lle­ga­do a tu vi­da en la mi­tad de ella y que te arro­pó con afec­to, sin­ce­ri­dad, pa­la­bras cá­li­das, tan in­te­li­gen­tes como sa­bias. Có­mo de­fi­nir la au­sen­cia de su re­cuer­do, su pre­sen­cia en la vi­da de Ju­lio, mi es­po­so, la sim­pli­ci­dad de las co­sas que con­ver­tía en ri­sas o las ri­sas que cam­bia­ba por un «Ste­li­ta, no hay na­da que ha­cer, así es la vi­da». A es­tas al­tu­ras del ca­mino vi­vi­do, se­rá lo co­rrien­te ir des­pi­dien­do a los ami­gos que te cus­to­dian a lo lar­go de tu exis­ten­cia, a los que ape­nas de­jan hue­lla en ti y a los que lle­gan cuan­do ya hay mu­cho po­zo en ella, pa­ra con­fir­mar­te que vi­vir me­re­ce la pe­na y, más, cuan­do tie­nes el pri­vi­le­gio y de que te acom­pa­ñe una per­so­na como Lui­si­to, Luis de Ge­ró­ni­mo, es­po­so de mi gran ami­ga Chus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.