La ne­go­cia­ción, al bor­de del fra­ca­so por las exi­gen­cias de Igle­sias a Pe­dro Sán­chez

Po­de­mos con­di­cio­na el diá­lo­go a que el PSOE re­nun­cie a ha­blar con Ciu­da­da­nos El socialista, que no rom­pe­rá con Ri­ve­ra, le pi­de que re­ti­re su ve­to

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - EN­RI­QUE CLE­MEN­TE

La ne­go­cia­ción a de­re­cha e iz­quier­da que pre­ten­de Pe­dro Sán­chez pa­ra for­mar un Go­bierno pro­gre­sis­ta y re­for­mis­ta en­ca­lló ayer prác­ti­ca­men­te an­tes de co­men­zar. Tras re­unir­se du­ran­te 75 mi­nu­tos con Pa­blo Igle­sias, la dis­tan­cia en­tre am­bos pa­re­ce in­sal­va­ble. El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Po­de­mos di­na­mi­tó su pro­pues­ta de pac­to a tres y le lan­zó un ul­ti­má­tum sin apa­ren­te vuel­ta atrás: o con Al­bert Ri­ve­ra o con­mi­go. Ni si­quie­ra se sen­ta­rá a ha­blar con los so­cia­lis­tas so­bre un fu­tu­ro acuer­do de Go­bierno si no des­car­ta de­fi­ni­ti­va­men­te a Ciu­da­da­nos como so­cio. Sán­chez res­pon­dió a su ór­da­go con un re­cha­zo a la ne­go­cia­ción «ex­clu­si­va y ex­clu­yen­te» que le exi­gió su in­ter­lo­cu­tor, al que acu­só de no en­ten­der el nue­vo tiem­po po­lí­ti­co.

La puer­ta si­gue abier­ta

No dio un pa­so atrás y se li­mi­tó a pe­dir a Igle­sias que re­con­si­de­re su drás­ti­ca po­si­ción, por­que «las re­for­mas que ne­ce­si­ta nues­tro país no pue­de li­de­rar­las un Go­bierno fren­tis­ta» y por­que «quien es­ta­rá con­ten­to con es­ta no­ti­cia es Ma­riano Ra­joy». Se­ña­ló que «la puer­ta si­gue abier­ta» y «la mano ten­di­da» pa­ra que se su­me a las ne­go­cia­cio­nes. Y le de­vol­vió la pe­lo­ta: «No es que yo ten­ga que es­co­ger en­tre uno u otro, es que la al­ter­na­ti­va es que go­bier­ne el PP».

«Yo voy en se­rio y me voy a pre­sen­tar a la in­ves­ti­du­ra», se­ña­ló, con­fir­man­do que acu­di­rá al de­ba­te aunque no lle­gue a nin­gún acuer­do y que se­rá en­ton­ces cuan­do Igle­sias se ten­ga que re­tra­tar y ex­pli­car por qué vo­ta con el PP «en con­tra de la in­ves­ti­du­ra de un pre­si­den­te socialista, que es ra­di­cal­men­te lo con­tra­rio a lo que re­pre­sen­ta Ra­joy». Ape­ló a los elec­to­res de Po­de­mos, que, di­jo, «han vis­to una opor­tu­ni­dad per­di­da» por cul­pa del plan­tea­mien­to de Igle­sias. Y lle­gó a po­ner en du­da en du­da que es­te ten­ga una vo­lun­tad real de pac­tar. «Que­rer es po­der y Po­de­mos da la sen­sa­ción de que no quie­re», ase­gu­ró. Pe­ro se ne­gó a dar to­do por per­di­do. « Im­pos­si­ble is not­hing » (‘na­da es im­po­si­ble’), di­jo pa­ra­fra­sean­do el le­ma co­mer­cial de Adi­das.

Pe­se al ul­ti­má­tum de Igle­sias que sor­pren­dió e in­dig­nó a los so­cia­lis­tas, Sán­chez va a se­guir su plan, aunque sin Po­de­mos le es im­po­si­ble lo­grar los apo­yos que ne­ce­si­ta. De mo­men­to, ayer co­men­za­ron a ne­go­ciar los equi­pos del PSOE y lo ha­rá la pró­xi­ma semana con IU, Com­pro­mís y es­pe­ra con el PNV, con cu­yos di­ri­gen­tes se en­tre­vis­ta­rá hoy, en un in­ten­to de­jar en evi­den­cia la in­tran­si­gen­cia de Igle­sias. Es­te mis­mo lu­nes re­mi­ti­rá su pro­gra­ma de go­bierno a los gru­pos con lo que quie­re lle­gar a un pac­to, in­clui­do Po­de­mos. «A todos hay co­sas que nos se­pa­ran y mu­chas que nos unen, so­bre to­do, una: que te­ne­mos que po­ner fin al Go­bierno de Ma­riano Ra­joy y del PP», se­ña­ló.

So­lo dos op­cio­nes

Igle­sias in­sis­tió una y otra vez en que so­lo exis­ten dos op­cio­nes, un Go­bierno con «las de­re­chas» u otro de signo con­tra­rio, de cam­bio y pro­gre­so con Po­de­mos e Iz­quier­da Uni­da, que ten­dría un res­pal­do de más 11 mi­llo­nes de vo­tos. No con­tem­pla una ne­go­cia­ción a tres ban­das ni abs­te­ner­se en la vo­ta­ción so­bre un hi­po­té­ti­co acuer­do en­tre el PSOE y Ciu­da­da­nos, que re­pre­sen­ta «el PP en di­fe­ri­do». A pe­sar del fra­ca­so con el que se sal­dó el en­cuen­tro, mos­tró su es­pe­ran­za de que fi­nal­men­te el di­ri­gen­te del PSOE se de­can­te por Po­de­mos. ««Creo de co­ra­zón que a Pe­dro Sán­chez le gus­ta­ría ser el pre­si­den­te de un Go­bierno de pro­gre­so», ase­gu­ró.

El má­xi­mo di­ri­gen­te de Po­de­mos se­ña­ló que no hay mo­ti­vos pa­ra di­la­tar más la si­tua­ción pues las po­si­cio­nes es­tán muy cla­ras, por­que «cuan­to más tiem­po se pierde es peor pa­ra los ciu­da­da­nos». En la mis­ma lí­nea que hi­zo Sán­chez, le pi­dió que re­ca­pa­ci­te y le ins­tó a de­ci­dir lo an­tes po­si­ble a quién eli­ge como so­cio. Mien­tras tan­to, se man­ten­drá a la es­pe­ra y con la mano ten­di­da, ya que con tal de que ha­ya un Go­bierno pro­gre­sis­ta es­tá dis­pues­to a ser pa­cien­te y ge­ne­ro­so y a em­plear to­das las ho­ras que sean ne­ce­sa­rias.

Cor­do­nes sa­ni­ta­rio y pin­zas

El jue­ves, Ri­ve­ra re­cha­zó de plano par­ti­ci­par en cual­quier acuer­do en el que for­me par­te Po­de­mos, lo que Igle­sias ca­li­fi­có ayer de «cohe­ren­te». El lí­der de Ciu­da­da­nos dio ayer su ver­sión de la reunión Sán­chez-Igle­sias en su cuen­ta de Twit­ter: «Ad­ju­di­car­se si­llo­nes, pe­dir cor­do­nes sa­ni­ta­rios o ha­cer pin­zas pa­ra im­pe­dir un Go­bierno es im­pro­pio del cam­bio que nos pi­den los es­pa­ño­les». La op­ción de las nue­vas elec­cio­nes ga­na en­te­ros por mo­men­tos.

BALLESTEROS EFE

Igle­sias y Sán­chez man­tu­vie­ron una reunión de 75 mi­nu­tos en la que no fue­ron ca­pa­ces de ha­llar un pun­to de en­cuen­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.