Les afea que no se ha­yan interesado por sus nue­vas me­di­das e in­sis­te en que so­lo go­ber­na­rían gra­cias a los in­de­pen­den­tis­tas

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - NU­RIA VE­GA

Go­bierno y PSOE es­ce­ni­fi­can es­tos días su dis­tan­cia, acre­cen­ta­da des­pués de que el rey ofre­cie­ra al lí­der socialista la for­ma­ción de Go­bierno. La rup­tu­ra del diá­lo­go en­tre Ma­riano Ra­joy y Pe­dro Sán­chez ha ser­vi­do como cal­do de cul­ti­vo de re­pro­ches mu­tuos en una es­tra­te­gia cru­za­da de des­pres­ti­gio. Si Sán­chez es­tá «aún es­pe­ran­do» la lla­ma­da de Ra­joy pa­ra ser in­for­ma­do de los pa­sos da­dos con­tra el in­de­pen­den­tis­mo, el Eje­cu­ti­vo in­vi­ta al se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE a des­col­gar el te­lé­fono si tie­ne «in­te­rés» en el asun­to y le afea los, a su jui­cio, gui­ños a los par­ti­dos se­ce­sio­nis­tas. En de­fi­ni­ti­va, el pac­to de Es­ta­do con­tra el re­to so­be­ra­nis­ta ha pa­sa­do a ser par­te del en­fren­ta­mien­to po­lí­ti­co.

El nue­vo epi­so­dio de ten­sión sur­gió ayer, a raíz de un men­sa­je que el lí­der de Ciu­da­da­nos en­vió al je­fe del Eje­cu­ti­vo. La con­ver­sa­ción pos­te­rior en­tre Ra­joy y Al­bert Ri­ve­ra con­clu­yó en la ne­ce­si­dad de «man­te­ner las vías del diá­lo­go» fren­te a la in­ten­ción de Junts pel Sí y la CUP de apro­bar tres le­yes en el Par­la­men­to au­to­nó­mi­co pa­ra po­ner en mar­cha la «re­pú­bli­ca ca­ta­la­na». Que el je­fe del Eje­cu­ti­vo no te­le­fo­nea­rá des­pués a Sán­chez in­dig­nó al di­ri­gen­te socialista. «Cuan­do me­nos, lo que ten­dría que ha­cer Ra­joy es des­col­gar el te­lé­fono y lla­mar al PSOE y a quien les ha­bla —cen­su­ró el lí­der socialista—; es lo que dic­tan las nor­mas y el buen gus­to en po­lí­ti­ca».

No ha lla­ma­do

«Na­die del PSOE y, en par­ti­cu­lar, Pe­dro Sán­chez se ha di­ri­gi­do al Go­bierno pa­ra pe­dir in­for­ma­ción nin­gu­na», jus­ti­fi­có tras el Con­se­jo de Mi­nis­tros la vi­ce­pre­si­den­ta, So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría, que re­pro­chó al can­di­da­to del PSOE que, con 90 es­ca­ños, no sea él quien lla­me al pre­si­den­te, quien cuen­ta con 123. «Si desea in­for­ma­ción de ese te­ma, nin­gún in­con­ve­nien­te», re­ma­tó tras pa­sar la res­pon­sa­bi­li­dad de man­te­ner el diá­lo­go al ad­ver­sa­rio.

En el tras­fon­do del ma­les­tar Pe­dro Sán­chez lla­ma­rá la pró­xi­ma semana a Ma­riano Ra­joy pa­ra en­tre­vis­tar­se en el Con­gre­so. El se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE no tie­ne es­pe­ran­zas de lle­gar a acuer­do al­guno con el pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, pe­ro quie­re cum­plir con la for­ma­li­dad de con­ver­sar con to­das las fuer­zas po­lí­ti­cas como ga­ran­ti­zó al rey cuan­do le ofre­ció ser el can­di­da­to a la in­ves­ti­du­ra.

El can­di­da­to socialista a la in­ves­ti­du­ra quie­re que la ci­ta sea en el Con­gre­so por­que allí se ha reuni­do con todos los lí­de­res de las fuer­zas po­lí­ti­cas. Con­si­de­ra que no pue­de ha­cer dis­tin­cio­nes con Ra­joy por­que el en­cuen­tro se ce­le­bra­ría en su con­di­ción de pre­si­den­te del PP, no del Go­bierno. La ini­cia­ti­va, ade­más, es su­ya y por tan­to, di­cen los so­cia­lis­tas, tie­ne de­re­cho a fi­jar el es-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.