El nue­vo au­to­em­pleo que emer­ge en Ga­li­cia

El 2016 arran­ca con 1.500 afi­lia­dos me­nos, pe­ro con al­tas ca­da vez más ima­gi­na­ti­vas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - M. SÍO DOPESO

La cuarta par­te de los ga­lle­gos que co­ti­zan a la Se­gu­ri­dad So­cial son tra­ba­ja­do­res au­tó­no­mos. Se­gún los da­tos de Em­pleo, Ga­li­cia ce­rró enero con 215.827 afi­lia­dos al RE­TA (Ré­gi­men Es­pe­cial de Tra­ba­ja­do­res Au­tó­no­mos).

No es un buen dato, por­que el pri­mer mes del año en­gu­lló a ca­si 1.500 tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia. Ade­más de las ju­bi­la­cio­nes, que en el ca­so de Ga­li­cia son es­pe­cial­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vas, un pri­mer análisis de ATA (la Fe­de­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res Au­tó­no­mos) vin­cu­la par­te de las ba­jas con la mor­ta­li­dad de ne­go­cios re­la­cio­na­dos con el co­mer­cio al por me­nor (al fi­na­li­zar la cam­pa­ña na­vi­de­ña); y con el ago­ta­mien­to o fra­ca­so de fór­mu­las de ac­ti­vi­dad que no han fun­cio­na­do.

Pe­se a es­te mal arran­que del 2016, el co­lec­ti­vo de tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia si­gue ga­nan­do afi­lia­dos en Ga­li­cia, a un rit­mo de una de­ce­na al día, y con un per­fil ca­da vez más es­pe­cia­li­za­do e ima­gi­na­ti­vo. «La fór­mu­la del au­to­em­pleo si­gue sien­do la úni­ca sa­li­da pa­ra mu­chos pro­fe­sio­na­les y lo que estamos vien­do es que la gen­te le da mu­chas vuel­tas a la ca­be­za pa­ra bus­car el ne­go­cio que fun­cio­ne», ex­pli­can des­de la or­ga­ni­za­ción de au­tó­no­mos UPTA.

Cam­bios le­ga­les y fis­ca­les

Es­tas nue­vas al­tas del 2016 lle­gan ade­más con una se­rie de no­ve­da­des de ti­po fis­cal y le­gal (Ley de Fo­men­to del Tra­ba­jo Au­tó­no­mo) que con­vie­ne te­ner en cuen­ta. La pri­me­ra y más im­por­tan­te es el in­cre­men­to de la cuo­ta. Des­de el 1 de enero la ba­se má­xi­ma subió de 3.606 a 3.642 eu­ros, mien­tras que la mí­ni­ma, que es a la que es­tá aco­gi­dos ca­si el 90 % de los tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia, se in­cre­men­ta de 884,40 a 893,10 eu­ros.

Hay que re­cor­dar que des­de fi­na­les del 2014, los nue­vos au­tó­no­mos se be­ne­fi­cian de una ta­ri­fa pla­na de 50 eu­ros, que pue­den se­guir dis­fru­tan­do cuan­do con­tra­ten a otro tra­ba­ja­dor. An­te­rior­men­te, la bo­ni­fi­ca­ción se per­día al em­plear a otro pro­fe­sio­nal.

Los ma­yo­res de 30 años pue­den aho­ra ca­pi­ta­li­zar el 100 % de la pres­ta­ción por des­em­pleo pa­ra em­pren­der una ac­ti­vi­dad. Otra ven­ta­ja es que es po­si­ble apla­zar o frac­cio­nar las deu­das con Ha­cien­da in­fe­rio­res a los 30.000 eu­ros sin ne­ce­si­dad de pre­sen­tar ga­ran­tías. An­tes, el lí­mi­te era de 18.000 eu­ros.

Y un dato más pa­ra in­cen­ti­var el au­to­em­pleo: la re­ten­ción del IRPF ha ba­ja­do del 19 al 15 % pa­ra todos los pro­fe­sio­na­les.

Opinions

Comments

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.