«Vo­mi­tá­ba­mos las pas­ti­llas»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes -

La fon­dis­ta chi­na Wang Jun­xia, vi­gen­te plusmarquista mun­dial de 3.000 y 10.000 me­tros, con­fe­só que el lla­ma­do «Ejér­ci­to de Ma», un gru­po de atle­tas chi­nas entrenadas por Ma Jun­ren que pul­ve­ri­zó va­rios ré­cords mun­dia­les en la dé­ca­da de 1990, con­si­guió sus éxi­tos gra­cias al dopaje sis­te­má­ti­co. Se­gún in­for­mó ayer el dia­rio in­de­pen­dien­te hong­ko­nés South Chi­na Mor­ning Post, la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Atle­tis­mo (IAAF) es­tá in­ves­ti­gan­do la ve­ra­ci­dad de una carta fir­ma­da por Wang y otras nue­ve atle­tas en la que des­ta­pan un pro­gra­ma de dopaje pa­tro­ci­na­do por el Go­bierno chino.

En la mi­si­va, que lle­va fe­cha de mar­zo de 1995 y fue pu­bli­ca­da es­ta semana por el por­tal chino de no­ti­cias Ten­cent, Wang, de 43 años, ad­mi­te su dopaje y acu­sa a Ma de for­zar a sus atle­tas a to­mar «gran­des do­sis de fár­ma­cos ile­ga­les a lo lar­go de los años». «Nues­tros sen­ti­mien­tos son tris­tes y com­ple­jos a la ho­ra de ex­po­ner sus ac­tos. Tam­bién estamos preo­cu­pa­das por que pu­dié­ra­mos da­ñar la fa­ma de nues­tro país y re­du­cir el va­lor de las me­da­llas que tan du- ro he­mos tra­ba­ja­do pa­ra con­se­guir», se lee en la carta.

«So­mos hu­ma­nas, no ani­ma­les», se di­ce en otro pa­sa­je del tex­to, que re­la­ta có­mo al­gu­nas atle­tas tra­ta­ron de re­be­lar­se con­tra los mé­to­dos de Ma, vo­mi­tan­do las pas­ti­llas que es­te les da­ba, pe­ro que aún así re­ci­bían in­yec­cio­nes de es­ti­mu­lan­tes de su pre­pa­ra­dor. La mi­si­va es­tá fe­cha­da dos años des­pués de que Wang Jun­xia lo­gra­ra sus ma­yo­res ha­za­ñas al pro­cla­mar­se cam­peo­na mun­dial de 10.000 me­tros y es­ta­ble­cer en ape­nas cin­co días, en­tre el 8 y el 13 de sep­tiem­bre de 1993, dos ré­cords del mundo en 3.000 (8:06.11) y 10.000 me­tros (29:31.78) que to­da­vía per­ma­ne­cen en vi­gor.

En esa tem­po­ra­da, las atle­tas entrenadas por Ma Jun­ren con­si­guie­ron ba­tir un to­tal de 66 plus­mar­cas na­cio­na­les y mun­dia­les, re­ba­jan­do sen­si­ble­men­te los re­gis­tros an­te­rio­res, por lo que el gru­po fue apo­da­do el «Ejér­ci­to de Ma», en re­fe­ren­cia al pa­sa­do cas­tren­se del téc­ni­co, un mi­li­tar re­ti­ra­do. En los Mun­dia­les de Stutt­gart de 1993, el gru­po arra­só en las prue­bas de fon­do y me­dio fon­do fe­me­ni­nas con tres oros, dos pla­tas y un bron­ce en 1.500, 3.000 y 10.000 me­tros, Wang Jun­xia era la prin­ci­pal es­tre­lla de aquel gru­po, en el que tam­bién so­bre­sa­lían las fi­gu­ras de Liu Dong y Qu Yun­xia. Su ren­di­mien­to ya le­van­tó fuer­tes sos­pe­chas en ese mo­men­to y, tras en­fren­tar­se con el en­tre­na­dor, las atle­tas chi­nas fue­ron eli­mi­na­das a las pri­me­ras de cam­bio en la si­guien­te ci­ta mun­dia­lis­ta, Go­tem­bur­go 1995.

Ma Jun­ren era co­no­ci­do por sus for­mas pa­triar­ca­les y des­pó­ti­cas so­bre las que la carta pu­bli­ca­da es­ta semana arro­ja nue­vos de­ta­lles como que im­pi­dió re­ci­bir tra­ta­mien­to mé­di­co a atle­tas con pro­ble­mas de hí­ga­do, su­pues­ta­men­te como con­se­cuen­cia de los pro­duc­tos do­pan­tes que es­ta­ban to­man­do. Es­tos mé­to­dos y las acu­sa­cio­nes de que Ma se apro­pia­ba de par­te de los pre­mios que re­ci­bían sus pu­pi­las ya hi­zo que gran par­te de las atle­tas aban­do­na­ra a su men­tor en­tre 1994 y 1995 en bus­ca de otros pre­pa­ra­do­res, con los que sus re­sul­ta­dos de­ca­ye­ron. Wang Jun­xia, sin em­bar­go, aún con­si­guió la me­da­lla de oro en 5.000 y la pla­ta en 10.000 en los Jue­gos Olím­pi­cos de Atlan­ta de 1996 ba­jo la di­rec­ción téc­ni­ca de Mao Dez­hen, un año an­tes de re­ti­rar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.