La fi­gu­ra de la in­ter­ven­ción de co­fra­días in­quie­ta a los pó­si­tos de Pon­te­ve­dra

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima - RE­DAC­CIÓN / LA VOZ

Co­no­cer que la ley de me­di­das fis­ca­les ha­bía da­do co­ber­tu­ra le­gal a la in­ter­ven­ción de las co­fra­días de pes­ca­do­res por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción si se ob­ser­van fal­tas gra­ves en la ges­tión eco­nó­mi­ca ha he­cho sal­tar las alarmas en la Fe­de­ra­ción Pro­vin­cial de Co­fra­días de Pon­te­ve­dra. La úl­ti­ma ac­tua­ción de la Xun­ta ha crea­do «ma­les­tar, des­con­ten­to e in­cre­men­to de la des­con­fian­za», re­co­ge la en­ti­dad en un co­mu­ni­ca­do.

Y es que en­tre las ale­ga­cio­nes que la fe­de­ra­ción pon­te­ve­dre­sa a la Lei de Acui­cul­tu­ra de Ga­li­cia, una de las que ha­bía sub­ra­ya­do con más ahín­co era pre­ci­sa­men­te la de que se eli­mi­na­se «a dis­po­si­ción de­rra­dei­ra se­gun­da» que pre­ten­día in­tro­du­cir un ar­tícu­lo «pa­ra a in­ter­ven­ción ad­mi­nis­tra­ti­va nos ór­ga­nos de go­berno das con­fra­rías, me­dian­te de­cre­to e por de­ci­sión da ad­mi­nis­tra­ción tu­te­lan­te, é di­cir, da Xun­ta».

La fe­de­ra­ción re­cuer­da que esa fi­gu­ra a la que aho­ra se ha da­do co­ber­tu­ra le­gal fue ele­va­da a los tri­bu­na­les en el 2003 y su eli­mi­na­ción re­ci­bió va­rias sen­ten­cias fa­vo­ra­bles, pues­to que «a in­ter­ven­ción ad­mi­nis­tra­ti­va dun­ha cor­po­ra­ción de de­rei­to pú­bli­co só de­be­ría ser de­ci­di­da po­los tri­bu­nais de Xus­ti­za, nun­ca por de­cre­to».

Des­con­cier­to por el mo­men­to

Si eso ya sor­pren­de de por sí, da­do que se han ob­via­do sen­ten­cias y no se ha con­sul­ta­do al sec­tor, más des­con­cier­ta que se ha­ya he­cho aho­ra, en pleno pa­rón de la tra­mi­ta­ción del an­te­pro­yec­to de ley acuí­co­la, di­cen des­de la fe­de­ra­ción de Pon­te­ve­dra: «¿Es­tas son de ver­da­de as can­les de diá­lo­go coas que con­ta o sec­tor e as súas en­ti­da­des re­pre­sen­tan­ti­vas?»

Por­que al me­nos en el de­cre­to del 2002, re­cu­rri­do en los tri­bu­na­les, esa in­ter­ven­ción se­ría po­si­ble si lo so­li­ci­ta­ba el pro­pio pó­si­to o por ma­ni­fes­ta fal­ta de li­qui­dez, pe­ro aho­ra no se po­nen más lí­mi­tes que una fal­ta gra­ve en la ges­tión eco­nó­mi­ca, ti­pi­fi­ca­ción que que­da a ex­pen­sas de la Ad­mi­nis­tra­ción.

En de­fi­ni­ti­va, «a in­ter­ven­ción ad­mi­nis­tra­ti­va como op­ción pa­ra sal­var un­ha co­fra­día non é ne­ce­sa­ria nin con­vin­te» y, a jui­cio de la fe­de­ra­ción, es­ta mo­di­fi­ca­ción bus­ca un am­pa­ro le­gal pa­ra que las en­ti­da­des in­ter­ve­ni­das pue­dan «ser li­qui­da­das e des­apa­re­cer».

Mar di­jo que lo de abrir esa po­si­bi­li­dad le­gal fue una pe­ti­ción del sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.