Sán­chez no lo­gra apo­yos su­fi­cien­tes en su pri­me­ra ron­da de con­tac­tos

Pe­se a ello, cree que «hay mim­bres pa­ra cons­truir una alianza pro­gre­sis­ta»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - T. N.

Al mal tiem­po, bue­na ca­ra. Esa pa­re­ce ser la ac­ti­tud de Pe­dro Sán­chez, quien en su pri­me­ra ron­da de con­ver­sa­cio­nes con los lí­de­res de los par­ti­dos que bus­ca como alia­dos ha po­di­do cons­ta­tar la di­fi­cul­tad má­xi­ma de con­se­guir su pro­pó­si­to. Tras re­unir­se con el pre­si­den­te del PNV, Andoni Or­tu­zar, y el por­ta­voz par­la­men­ta­rio, Ai­tor Es­te­ban, Sán­chez re­co­no­ció que el pro­ce­so de in­ves­ti­du­ra se pre­sen­ta «com­ple­jo y di­fí­cil». Pe­se a ello, ma­ni­fes­tó que «hay mim­bres den­tro de to­da esa com­ple­ji­dad pa­ra que se pue­da cons­truir una alianza pro­gre­sis­ta de cam­bio, que es lo que es­pe­ran los es­pa­ño­les».

Sin em­bar­go, sus po­si­bi­li­da­des reales son aho­ra mis­mo prác­ti­ca­men­te nu­las, ya que se ha en­con­tra­do en me­dio de un cru­ce de ve­tos que ha­cen prác­ti­ca­men­te in­via­ble su em­pe­ño de intentar la for­ma­ción de go­bierno ne­go­cian­do a iz­quier­da y de­re­cha. Una trans­ver­sa­li­dad que no ha en­con­tra­do eco en sus in­ter­lo­cu­to­res de Po­de­mos, Ciu­da­da­nos, IU, Com­pro­mís y, ayer, PNV. Todos le han mos­tra­do su dis­po­si­ción a apo­yar­lo, pe­ro con unas con­di­cio­nes inasu­mi­bles pa­ra Pe­dro Sán­chez por di­fe­ren­tes ra­zo­nes. En unos ca­sos le fa­lla la arit­mé­ti­ca par­la­men­ta­ria, en otros, la con­ve­nien­cia po­lí­ti­ca.

La pre­fe­ren­cia de Sán­chez es un acuer­do con Ciu­da­da­nos y Po­de­mos. Pe­ro aho­ra mis­mo es im­po­si­ble. Pa­blo Igle­sias ya le ha ad­ver­ti­do que ni si­quie­ra se sen­ta­rá a dia­lo­gar si no des­car­ta pre­via­men­te la ne­go­cia­ción con el par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra. «La puer­ta si­gue abier­ta, nues­tra mano es­tá ten­di­da y es­pe­ra­mos que re­con­si­de­ren y re­ca­pa­ci­ten su po­si­ción y que ha­blen y ne­go­cien con no­so­tros so­bre cues­tio­nes que im­por­tan a los vo­tan­tes de Po­de­mos y con los que com­par­ti­mos mu­cha de esa preo­cu­pa­cio­nes», in­sis­tió ayer el can­di­da­to socialista.

Con Po­de­mos e Iz­quier­da Uni­da pue­de lle­gar a su­mar los vo­tos ne­ce­sa­rios pa­ra la in­ves­ti­du­ra, pe­ro ne­ce­si­ta­ría al me­nos la abs­ten­ción de los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes, un apo­yo que en prin­ci­pio re­cha­za y que los ba­ro­nes crí­ti­cos no to­le­ra­rían. Mu­chos de ellos re­ce­lan de la pro­me­sa del can­di­da­to de que no se­rá pre­si­den­te a cual­quier pre­cio. «Es­tá de­ci­di­do a tra­gar­se cual­quier sa­po», afir­man.

Es­tá cla­ro que en la cú­pu­la del PSOE pre­fie­ren un acuer­do que in­clu­ya a Ciu­da­da­nos. Y la for­ma­ción de Al­bert Ri­ve­ra es­tá por la la­bor de ne­go­ciar con los so- cia­lis­tas, pe­ro no de apo­yar un Go­bierno del que for­me par­te Po­de­mos. El lí­der de la for­ma­ción na­ran­ja man­tie­ne su apues­ta por un acuer­do tri­par­ti­to con el PSOE y con el PP, en cual­quie­ra de sus va­rian­tes. Una op­ción que so­cia­lis­tas y po­pu­la­res si­guen re­cha­zan­do, como se en­car­ga­ron de reite­rar ayer sus res­pec­ti­vos lí­de­res.

Apo­yo del PNV

Aún que­da tiem­po por de­lan­te. Cer­ca de un mes pa­ra que lo in­ten­te Sán­chez, que ha ga­ran­ti­za­do que sí se pre­sen­ta­rá a la in­ves­ti­du­ra, y dos me­ses más si fra­ca­sa en su in­ten­to. Pe­ro si na­da cam­bia en es­te tiem­po, ha­brá nue­vas elec­cio­nes a fi­na­les de ju­nio o prin­ci­pios de ju­lio.

En es­te com­ple­jo pa­no­ra­ma, Pe­dro Sán­chez re­ci­bió al me­nos una bue­na no­ti­cia ayer con la pre­dis­po­si­ción del PNV a apo­yar su in­ves­ti­du­ra. No se sir­ve pa­ra mu­cho, pe­ro al­go es al­go. El pre­si­den­te de los na­cio­na­lis­tas vas­cos, Andoni Or­tu­zar, di­jo que es­tá dis­pues­to a ne­go­ciar con los so­cia­lis­tas sin po­ner ve­to al­guno, ni si­quie­ra a Ciu­da­da­nos, for­ma­ción que pro­vo­ca ur­ti­ca­ria en las fi­las pe­neu­vis­tas por su re­cha­zo al con­cier­to eco­nó­mi­co. El lí­der del PNV trans­mi­tió al can­di­da­to socialista que «el gra­do de im­pli­ca­ción se­rá di­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal al gra­do de acuer­do que ha­ya so­bre la agen­da vas­ca», en lo re­la­ti­vo al au­to­go­bierno, la paz y con­vi­ven­cia y las me­di­das eco­nó­mi­cas.

JUANJO MAR­TÍN EFE

Los mi­la­gros del ci­ne. Los tres lí­de­res de los que de­pen­de la for­ma­ción de go­bierno coin­ci­die­ron ano­che en la en­tre­ga de los pre­mios Go­ya. Por una no­che no hu­bo ve­tos. Es más, el ci­ne obró otro mi­la­gro: Pa­blo Igle­sias, que no hi­zo nin­gu­na con­ce­sión al pro­to­co­lo en sus vi­si­tas al rey, sí la hi­zo ayer y acu­dió a la ga­la ci­ne­ma­to­grá­fi­ca vis­tien­do es­mo­quin, con su co­rres­pon­dien­te pa­ja­ri­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.