Ra­joy pi­de al PSOE que de­je de ma­rear la per­diz y que eli­ja en­tre el PP y Po­de­mos

Di­ce que cuan­do el socialista lo lla­me pa­ra ha­blar «lo aten­de­re­mos como se me­re­ce»

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - CRISTIAN REINO

Pe­dro Sán­chez va de ul­ti­má­tum en ul­ti­má­tum. Si el vier­nes fue Pa­blo Igle­sias quien le ins­tó a ele­gir en­tre Po­de­mos o «las de­re­chas», ayer fue el pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, Ma­riano Ra­joy, quien ur­gió al lí­der del PSOE a de­jar de «ma­rear la per­diz in­de­fi­ni­da­men­te» y a de­fi­nir­se ya en­tre la gran coa­li­ción con el PP o un Go­bierno socialista apo­ya­do por Po­de­mos, IU y los in­de­pen­den­tis­tas. La úni­ca ba­za que tie­ne el di­ri­gen­te po­pu­lar pa­ra sa­lir re­ele­gi­do es for­mar un Go­bierno pre­si­di­do por él con el res­pal­do del PSOE y Ciu­da­da­nos, en coa­li­ción des­de den­tro o des­de fue­ra, pa­ra afron­tar las «gran­des re­for­mas que Es­pa­ña ne­ce­si­ta pa­ra mu­chos años».

Ra­joy pre­sen­tó una vez más la lla­ma­da gran coa­li­ción como la pro­pues­ta que más res­pe­ta el re­sul­ta­do de las ur­nas; como la más «ra­zo­na­ble» y «sen­sa­ta» ya que fun­cio­na en otros lu­ga­res, como las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas, Ale­ma­nia, Aus­tria, Ho­lan­da o Fin­lan­dia; la más ló­gi­ca, te­nien­do en cuen­ta que PP, PSOE y Ciu­da­da­nos coin­ci­den a su jui­cio en la de­fen­sa de la uni­dad de Es­pa­ña, en la igual­dad de los es­pa­ño­les, en po­lí­ti­ca eu­ro­pea y en lu­cha an­ti­te­rro­ris­ta; y por­que a su en­ten­der en­via­ría un «gran men­sa­je» de es­ta­bi­li­dad a los mer­ca­dos.

Ra­joy abrió la puer­ta a pac­tar una le­gis­la­tu­ra más cor­ta que los cua­tro años re­gla­men­ta­rios, pe­ro al mar­gen de ten­der la mano, tam­po­co se es­for­zó en lan­zar ges­tos de com­pli­ci­dad ha­cia el lí­der socialista. De he­cho, re­ve­ló que no ha­bla con Sán­chez des­de el pa­sa­do 23 de di­ciem­bre. «Me di­jo que no que­ría sa­ber na­da ni con­mi­go ni con el PP. Aho­ra, pa­re­ce que quie­re sa­ber al­go», afir­mó. El se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE pe­di­rá la pró­xi- ma semana una reunión al pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, pe­ro Ra­joy no con­cre­tó si se­rá él quien acu­di­rá a la ci­ta o en­via­rá a otro re­pre­sen­tan­te de su par­ti­do. «Lo aten­de­re­mos como se me­re­ce», des­li­zó con iro­nía. «Le di­re­mos que he­mos ga­na­do las elec­cio­nes y que vo­ta­re­mos que no a su can­di­da­tu­ra. Y que se­ría bueno que en­tra­ra en la sen­da de la sen­sa­tez y el sen­ti­do co­mún», re­ma­tó.

Con­tra­dic­cio­nes

Pa­ra el pre­si­den­te del Go­bierno, un pac­to en­tre el PSOE, Po­de­mos e IU, con el apo­yo de los in­de­pen­den­tis­tas, ya sea con vo­to fa­vo­ra­ble o con una abs­ten­ción, se­ría una coa­li­ción «muy ca­ra pa­ra los in­tere­ses ge­ne­ra­les» y «muy ne­ga­ti­va pa­ra la con­vi­ven­cia y pa­ra la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca».

Des­pués de re­nun­ciar a so­me­ter­se a la in­ves­ti­du­ra y de­jar la ini­cia­ti­va po­lí­ti­ca al di­ri­gen­te so- cia­lis­ta, Ra­joy ele­vó ayer la pre­sión y lo hi­zo ahon­dan­do en las di­fe­ren­cias que hay en su par­ti­do. El PP tra­ta­rá de apro­ve­char ca­da acer­ca­mien­to que se pro­duz­ca en­tre el PSOE y Es­que­rra y Con­ver­gèn­cia pa­ra que quien ha­ga fra­ca­sar a Sán­chez sean las pro­pias pre­sio­nes in­ter­nas, «O nos des­mar­ca­mos del in­de­pen­den­tis­mo, o nos ma­tan», di­jo Gui­ller­mo Fer­nán­dez Va­ra en el pa­sa­do co­mi­té fe­de­ral del PSOE. La si­tua­ción de Ca­ta­lu­ña y los con­tac­tos de las fuer­zas pro­gre­sis­tas con el so­be­ra­nis­mo ser­vi­rán a Ra­joy pa­ra sem­brar du­das so­bre un Go­bierno pre­si­di­do por Sán­chez y tam­bién pa­ra man­te­ner vi­vo el dis­cur­so del PP como prin­ci­pal ga­ran­te de la uni­dad de Es­pa­ña.

Ad­ver­ten­cia a Puig­de­mont

El pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, en su pri­me­ra vi­si­ta a Bar­ce­lo­na des­de la in­ves­ti­du- ra de Car­les Puig­de­mont ha­ce un mes, ofre­ció diá­lo­go —«pe­ro no so­bre có­mo in­cum­plir la ley»— al pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, aunque le ad­vir­tió de que el Eje­cu­ti­vo cen­tral pue­de es­tar en fun­cio­nes, pe­ro no lo es­tán ni el Es­ta­do de de­re­cho, ni la Cons­ti­tu­ción, que no es­tán en «tre­gua» fren­te a quie­nes se sal­ten la ley. Un día des­pués de im­pug­nar la Con­se­je­ría de Ex­te­rio­res ca­ta­la­na an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, Ra­joy avi­só a los se­ce­sio­nis­tas de que quien «desafía el signo de los tiem­pos y el sen­ti­do co­mún no va a con­se­guir sus ob­je­ti­vos» y que lle­va­rá al Cons­ti­tu­cio­nal cual­quier ac­tua­ción del Go­bierno o del Par­la­men­to ca­ta­lán que in­ten­te «vio­len­tar» la le­ga­li­dad.

Ra­joy pre­si­dió la jun­ta di­rec­ti­va del PPC, que nom­bró a Xavier Gar­cía Albiol como nue­vo coor­di­na­dor ge­ne­ral del par­ti­do en Ca­ta­lu­ña.

AL­BER­TO ES­TÉ­VEZ EFE

Ra­joy es­cu­cha a Gar­cía Albiol, que ayer fue nom­bra­do coor­di­na­dor del PP en Ca­ta­lu­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.