«Ri­ve­ra tie­ne 40 es­ca­ños por la res­pues­ta ti­bia del PP a mu­chos ca­sos de corrupción»

«Si Ra­joy quie­re ser can­di­da­to de nue­vo tie­ne to­do el de­re­cho, el re­co­no­ci­mien­to de 7,3 mi­llo­nes de vo­tos y mi leal­tad»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - M. CHEDA

«Un Go­bierno de Sán­chez se­ría un en­ga­ño al PSOE y un frau­de al glo­bal de los es­pa­ño­les»

«Me cues­ta re­co­no­cer­lo, pe­ro en Es­pa­ña va a pa­sar lo que de­ci­da Pa­blo Igle­sias»

Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo (Os Pea­res, 1961) pre­fie­re nue­vas elec­cio­nes an­tes que un Go­bierno de Sán­chez, ava­la a Ra­joy y asu­me erro­res en la ges­tión de la corrupción.

—¿Qué va a pa­sar en Es­pa­ña?

—El PSOE ha cam­bia­do de ma­ne­ra abrup­ta des­de el 2003, cuan­do ini­ció una es­ca­la­da de ra­di­ca­li­dad y ex­tre­mis­mo que ha cul­mi­na­do aho­ra. Des­de en­to­nes, su úni­co ob­je­ti­vo es que no go­bier­ne el PP. Ade­más, cual­quier otro se­cre­ta­rio ge­ne­ral socialista con 90 es­ca­ños la no­che del 20D hu­bie­se o di­mi­ti­do di­rec­ta­men­te o pues­to su car­go a dis­po­si­ción. Pe­ro es­te no. Y aho­ra tie­ne una dis­yun­ti­va: su am­bi­ción per­so­nal o la dig­ni­dad del Go­bierno de Es­pa­ña. De mo­men­to, estamos vien­do que la am­bi­ción le pue­de más. En es­te con­tex­to, yo le pue­do con­tes­tar lo que de­be­ría pa­sar, pe­ro lo que va a pa­sar...

—Con los años que lle­va en es­to, al­go de in­tui­ción ten­drá...

—Bueno, si me pre­gun­ta qué va a pa­sar, yo le di­ría que lo que de­ci­da Pa­blo Igle­sias. Me cues­ta re­co­no­cer­lo, pe­ro es lo que pien­so.

—¿Y a Igle­sias qué le con­vie­ne?

—Des­co­noz­co cuá­les son los plan­tea­mien­tos po­lí­ti­cos de Pa­blo Igle­sias por­que no com­pren­do ni su ideo­lo­gía, ni la ra­di­ca­li­dad de sus pos­tu­ras, ni la frac­tu­ra so­cial que es­tá in­ten­tan­do pro­vo­car en Es­pa­ña, ni sus so­cios y re­fe­ren­tes po­lí­ti­cos in­ter­na­cio­na­les, que son los con­tra­rios a un ré­gi­men de­mo­crá­ti­co.

—Go­bierno de Sán­chez o nue­vas elec­cio­nes. ¿Con qué se que­da?

—Ese Go­bierno se­ría un en­ga­ño a los mi­li­tan­tes del PSOE, a los que con­ta­ron que no se pac­ta­ría con el po­pu­lis­mo, y un frau­de al con­jun­to de los es­pa­ño­les. En to­do ca­so, se­ría el Go­bierno de Igle­sias nom­bran­do a Sán­chez pre­si­den­te pa­ra de­ci­dir él des­de el pri­mer día has­ta el úl­ti­mo lo que se va a ha­cer en Es­pa­ña. An­te ese es­ce­na­rio, el con­jun­to de los es­pa­ño­les te­ne­mos de­re­cho a que nos vuel­van a pre­gun­tar. No hay du­das. Creo que in­clu­so la in­men­sa ma­yo­ría de los mi­li­tan­tes del PSOE pre­fe­ri­rían ser lla­ma­dos a las ur­nas an­tes de que los fue­se a go­ber­nar Po­de­mos.

—Si­túe­se en el pri­mer su­pues­to: Sán­chez gobierna y con­vo­can us­te­des un con­gre­so na­cio­nal. ¿De­be­ría ir­se a ca­sa ahí Ra­joy?

—Los es­ta­tu­tos del par­ti­do fa­ci­li­tan a mu­chí­si­mos mi­li­tan­tes po­der op­tar a ese con­gre­so...

—¿El mi­li­tan­te Fei­joo op­ta­ría?

—Si yo tu­vie­se al­gún in­te­rés que no fue­se Ga­li­cia, no hu­bie­se ini­cia­do el pro­ce­so de re­no­va­ción del PP ga­lle­go. No es­ta­ría aho­ra ha­cien­do los con­gre­sos.

—Y aho­ra el otro ca­so: nue­vas elec­cio­nes. ¿Apo­ya­ría us­ted a Ra­joy como can­di­da­to?

—Si Ra­joy pi­de apo­yo pa­ra ser can­di­da­to, sí, sin du­da. Si él cree que la me­jor op­ción en es­te mo­men­to es que la per­so­na que ha ga­na­do las elec­cio­nes se vuel­va a pre­sen­tar, tie­ne to­do el de­re­cho, el re­co­no­ci­mien­to de 7,3 mi­llo­nes de vo­tos y mi leal­tad pa­ra ello.

—Hay una ter­ce­ra po­si­bi­li­dad in­clu­so. Sán­chez fra­ca­sa, pe­ro no hay elec­cio­nes por­que us­te­des lo­gran el Go­bierno a cam­bio de mo­di­fi­car su can­di­da­to. ¿Quién se­ría el Puig­de­mont del PP?

—[Rien­do] Eso hay que pre­gun­tár­se­lo a la CUP. Aunque en es­te mo­men­to la úni­ca di­fe­ren­cia en­tre el PSOE y la CUP es el lu­gar don­de po­drían ha­cer la asam­blea de mi­li­tan­tes.

—¿Ve a su par­ti­do en eso sí o no?

—No. Si em­pe­za­mos a rom­per las re­glas del jue­go...

—¿Ha po­di­do ha­blar con Ra­joy

a lo lar­go de las úl­ti­mas ho­ras?

—En las úl­ti­mas ho­ras no, pe­ro es­ta semana sí.

—¿Y có­mo lo ve? Des­de fue­ra pa­re­ce en­tre muer­to e hi­ber­nan­do.

—Pues esa sen­sa­ción yo no la com­par­to. En tér­mi­nos mé­di­cos, le vi cons­cien­te y orien­ta­do.

—¿No ha pe­ca­do de in­mo­vi­lis­mo es­tas se­ma­nas el pa­cien­te?

—Es que a mí me gus­ta la po­lí­ti­ca de la reflexión y de lo so­lem­ne, no la del es­pec­tácu­lo y el pla­tó de te­le­vi­sión los sá­ba­dos por la no­che. El pre­si­den­te tie­ne la do­ble res­pon­sa­bi­li­dad de di­ri­gir el Go­bierno en fun­cio­nes y de ser el can­di­da­to más vo­ta­do. Y, cla­ro, no pue­de flir­tear, no pue­de de­cir una co­sa y su con­tra­ria...

—Pe­ro si ni si­quie­ra ha bus­ca­do el acuer­do con Ciu­da­da­nos...

—Eso no es ver­dad. No­so­tros pa­ra la Me­sa del Con­gre­so lle­ga- mos a un acuer­do en días. Y a mí me cons­ta que se ha ha­bla­do con Ciu­da­da­nos. ¿Con qué in­ten­si­dad? Pues mu­chas ve­ces de­pen­de tam­bién de Ciu­da­da­nos, por­que si Ciu­da­da­nos pre­ten­de for­mar Go­bierno con el PSOE...

—An­da, aho­ra le es­tá tras­la­dan­do la pre­sión a Ri­ve­ra...

—Pa­ra na­da. Lo úni­co que es­toy tras­la­dan­do a los cua­tro candidatos es que res­pe­ten las ur­nas. Si Sán­chez hu­bie­se ob­te­ni­do el re­sul­ta­do de Ra­joy, a Sán­chez le ha­bría co­rres­pon­di­do ser pre­si­den­te del Go­bierno y Ra­joy apo­yar­lo.

—¿Com­pli­ca la corrupción sus po­si­bi­li­da­des de éxi­to en las ne­go­cia­cio­nes por ve­nir?

—El 20 de di­ciem­bre la gen­te ha to­ma­do un de­ci­sión, ya ha cas­ti­ga­do cla­ra­men­te al PP...

—Pe­ro des­pués de esa fe­cha, es­te mis­mo jue­ves, Ra­joy afir­mó: «Es­to se aca­bó, aquí ya no se pa­sa nin­gu­na más». Ese ya, que es un aho­ra, de­no­ta que has­ta es­te mo­men­to han in­cu­rri­do en cier­ta la­xi­tud en es­te fren­te, ¿no?

—Yo le he oí­do al pre­si­den­te de­cir eso mis­mo o pa­re­ci­do an­tes en reunio­nes in­te­rio­res. Es evi­den­te que no se ad­mi­ten com­por­ta­mien­tos irre­gu­la­res. Cues­tión dis­tin­ta es que a ve­ces hay que de­mos­trar­lo, otras no se quie­re dis­tin­guir el grano de la pa­ja...

—Pre­si­den­te: Bár­ce­nas, Gür­tel, Pú­ni­ca, Ra­to, Tau­la... ¿De ver­dad es­tá de­fen­dien­do que no le ha fal­ta­do a su par­ti­do con­tun­den­cia en la lu­cha con­tra la corrupción?

—No ten­go du­das de que nos ha fal­ta­do as­tu­cia y au­da­cia pa­ra an­ti­ci­par­nos a esas cues­tio­nes y des­pués pa­ra reac­cio­nar so­bre las mis­mas. Pe­ro aho­ra aquí se equi­pa­ra to­do. Hay un se­ñor que se dis­cu­te si su com­por­ta­mien­to es éti­ca­men­te re­pro­cha­ble y hay otro que ha me­ti­do la mano en la ca­ja, y se igua­lan los ca­sos. Y, si no dis­tin­gui­mos en­tre el que me­te la mano y el que no, le estamos ha­cien­do un gran fa­vor al que me­te la mano en la ca­ja.

—En Va­len­cia se hin­cha­ron de me­ter la mano en la ca­ja...

—En Va­len­cia al­gu­nos han me­ti­do la mano mu­cho en la ca­ja y otros vamos a ver­lo, si la han me­ti­do y con qué in­ten­si­dad. No es­toy dis­cul­pan­do, pe­ro reite­ro: no­so­tros no tu­vi­mos ni la au­da­cia ni la an­ti­ci­pa­ción que re­que­rían mu­chos ca­sos, y lo he­mos pa­ga­do. Si no lo hu­bié­se­mos pa­ga­do, y de for­ma con­tun­den­te, el se­ñor Ri­ve­ra ten­dría aho­ra 3 o 4 es­ca­ños. Y tie­ne 40 por­que ha ha­bi­do mu­cha gen­te que no que­ría en nin­gún ca­so que go­ber­na­se un ra­di­ca­lis­mo de iz­quier­das y tam­bién qui­so cas­ti­gar al PP por su res­pues­ta ti­bia a mu­chos ca­sos de corrupción. Ya he­mos si­do cas­ti­ga­dos du­ra­men­te y aho­ra se tra­ta de re­ini­ciar el con­tac­to con nues­tros vo­tan­tes, que es­tán ahí.

—En ese in­ten­to de re­ini­ciar el con­tac­to, aquí aca­ban de apro­bar el plan es­tra­té­gi­co, se­gún el cual en el 2020 el pa­ro se­rá del 10,3 % y ha­brá 1,1 mi­llo­nes tra­ba­jan­do. O sea, que aún que­dan cua­tro años pa­ra que Ga­li­cia vuel­va a la si­tua­ción en la que us­ted la he­re­dó del bi­par­ti­to...

—El con­se­guir con me­nos po­bla­ción las mis­mas per­so­nas tra­ba­jan­do es una me­jo­ra. Se­gun­do, te­ne­mos que tra­ba­jar en el con­tex­to de Es­pa­ña, que es peor que el nues­tro. Y, ter­ce­ro, he­mos he­cho un plan pa­ra cum­plir­lo: a mí me en­can­ta­ría de­cir que vamos a te­ner un pa­ro del 8 %, pe­ro es que no me da, me da un 10,3 %.

—Pro­me­ten us­te­des en ese plan de­duc­cio­nes en el IRPF por los gas­tos es­co­la­res y sub­ven­cio­nes pa­ra todos los ni­ños que se que­den sin guar­de­ría en la pú­bli­ca. ¿Pa­ra cuán­do exac­ta­men­te?

—En­ten­de­mos que es­te año te­ne­mos que fa­ci­li­tar, no sé si a todos los pa­dres ya, pe­ro sí a una par­te im­por­tan­te, que cuan­do en una guar­de­ría pú­bli­ca es­tén ago­ta­das las pla­zas ten­gan de­re­cho a una ayu­da si­mi­lar en una al­ter­na­ti­va. Y las des­gra­va­cio­nes por gas­tos es­co­la­res que­re­mos en­ca­jar­las en el pre­su­pues­to del 2017, tras la re­ba­ja fis­cal del 2016.

ÓSCAR VÁZQUEZ

Fei­joo, en la fo­to en Vi­go, cum­pli­rá en abril sie­te años al fren­te del Go­bierno ga­lle­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.