El vi­ce­pre­si­den­te de la Xun­ta pi­de apo­yo uno a uno a los 62 lí­de­res del par­ti­do en la pro­vin­cia

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

te­ve­dre­ses, Ra­fael Lou­zán, quien, tras 16 años en el cen­tro de las fo­tos, el mes que vie­ne se echa­rá a un la­do. Sin es­te mo­vi­mien­to pre­vio, Rue­da nun­ca ha­bría po­di­do eje­cu­tar el su­yo.

Ayer, en rue­da de pren­sa, el vi­ce­pre­si­den­te de la Xun­ta for­ma­li­zó su can­di­da­tu­ra a ha­cer­se con esa va­can­te en el cón­cla­ve del 13 de mar­zo. Ex­pli­có que el ti­món del PP de Pon­te­ve­dra cons­ti­tu­ye en es­tos mo­men­tos «o lu­gar on­de po­do ser máis útil» a un par­ti­do que as­pi­ra a man­te­ner «for­te e uni­do» an­te los in­mi­nen­tes «desafíos». Fren­te a quie­nes ven en él un re­tro­ce­so en su ca­rre­ra po­lí­ti­ca, ca­li­fi­có es­te su­yo de un «pa­so adian­te [...] me­di­ta­do e res­pon­sa­ble». Mi­nu­tos des­pués se en­ce­rró en un des­pa­cho y te­le­fo­neó uno a uno a los res­pon­sa­bles del par­ti­do en los 62 con­ce­llos de la pro­vin­cia. Les pi­dió su apo­yo pa­ra el con­gre­so que se ce­le­bra­rá den­tro de cin­co se­ma­nas, el de su en­tro­ni­za­ción.

Ins­tan­tes an­tes, jun­to con los pe­rio­dis­tas, ha­bían es­cu­cha­do su anun­cio To­más Fo­le, el je­fe de los con­ser­va­do­res en Vi­la­gar­cía, y el de­le­ga­do de la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca en Pon­te­ve­dra, Jo­sé Ma­nuel Co­res Tou­rís, quien ha­bía co­que­tea­do es­ta semana con la po­si­bi­li­dad de aten­der «las lla­ma­das de al­cal­des de la zo­na» ins­tán­do­le a op­tar tam­bién a la pre­si­den­cia pro­vin­cial. «Se­ría un ho­nor te­lo no meu equi­po», di­jo Rue­da acer­ca de es­te úl­ti­mo.

Pre­gun­ta­do so­bre si ha­bía tras­la­da­do o no a Ma­riano Ra­joy sus in­ten­cio­nes, el nú­me­ro dos de Fei­joo bro­meó: «De­beu ser o úni­co co que non fa­lei». Sí per­ma­ne­ció en cons­tan­te co­mu­ni­ca­ción es­tos días, re­co­no­ció, con el je­fe del Eje­cu­ti­vo ga­lle­go, Ga­bi­ne­te del que con­ti­nua­rá for­man­do par­te. Y con «Ra­fa» Lou­zán, cu­ya tra­yec­to­ria ala­bó. «Fo­ron 14 anos de triun­fos elec­to­rais», re­mar­có, pa­ra lue­go fi­jar­se el re­to no so­lo de re­cu­pe­rar a los an­ti­guos vo­tan­tes de­sen­can­ta­dos, sino de cap­tar a nue­vos.

Se cen­tra­rá en su cu­na, Pon­te­ve­dra, en cu­ya ca­pi­tal, muy de ma­ña­na, se le pue­de ver co­rrien­do ocho ki­ló­me­tros tres ve­ces por semana. Tra­ba­ja­dor in­com­bus­ti­ble, le en­tre­tie­ne leer en in­glés. Hi­jo de se­na­dor, li­cen­cia­do en De­re­cho, a es­te fun­cio­na­rio y se­cre­ta­rio mu­ni­ci­pal con úl­ti­ma pla­za en Cam­ba­dos le en­can­tan la mo­to y la bi­ci. Tam­bién es­cu­char a The Cu­re y Los Rodríguez. Ca­si tan­to como re­par­tir las va­ca­cio­nes en­tre Huel­va y Ga­li­cia. O to­mar­se unas ca­ñas al caer la no­che. Aunque por lo que en reali­dad se pi­rra es por su fa­mi­lia. Le cues­ta re­nun­ciar a un desa­yuno con sus hi­jas: Mar­ta y Bea­triz, de 11 y 13 años. Las dos he­chas fo­to, y su ma­dre, ocu­pan lu­gar pri­vi­le­gia­do en el se­gun­do des­pa­cho más im­por­tan­te de San Cae­tano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.