Blan­co de­ja pa­sar el AVE a la Xun­ta

El ex­mi­nis­tro de­ci­de no con­cu­rrir a las pri­ma­rias del PS­deG y aña­de aún más du­das al po­si­ble re­le­vo de Besteiro

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - DO­MIN­GOS SAMPEDRO

Cuan­do Alfonso Rue­da gas­ta­ba co­dos en el Se­mi­na­rio de San­tia­go pa­ra aca­bar la ca­rre­ra de De­re­cho, Jo­sé Blan­co ya era pre­si­den­te. Del Con­se­llo da Xu­ven­tu­de de Ga­li­cia, pa­ra más se­ñas. Y pa­ra cuan­do Rue­da se li­cen­ció, el de Pa­las de Rei se ha­bía con­ver­ti­do en el se­na­dor más jo­ven de Es­pa­ña, con 27 años, an­tes de ser con­gre­sis­ta, vi­ce­se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, mi­nis­tro de Fo­men­to y eu­ro­dipu­tado.

Es­to vie­ne a cuen­to por­que aho­ra que el nú­me­ro dos de la Xun­ta y del PP ga­lle­go pa­re­ce de­ci­di­do a ce­rrar un ci­clo de 10 años como se­cre­ta­rio ge­ne­ral de su par­ti­do re­clu­yén­do­se en Pon­te­ve­dra, en el PS­deG son le­gión los que mi­ran el re­tro­vi­sor y mantienen hi­lo di­rec­to con Bru­se­las con el fin de pro­mo­ver a Blan­co como el re­le­vo de Besteiro pa­ra ser can­di­da­to en las au­to­nó­mi­cas pre­vis­tas pa­ra oto­ño. Pier­den el tiem­po. «Yo no es­toy en eso», no se can­sa de re­pe­tir el ex­mi­nis­tro de Fo­men­to, el hom­bre más du­cho en la al­ta ve­lo­ci­dad fe­rro­via­ria que dio el PSOE, y que de­ja­rá pa­sar an­te sus na­ri­ces el AVE a la Xun­ta.

Cier­to es que a Blan­co nun­ca le fal­ta­ron ava­lis­tas pa­ra lan­zar­se a es­ta em­pre­sa. Tie­ne un am­plio co­no­ci­mien­to del par­ti­do y ma­ne­ja bien la tras­tien­da po­lí­ti­ca, no en vano di­ri­gió unas cuan­tas cam­pa­ñas elec­to­ra­les a las que se de­ben éxi­tos como el ha­ber lle­va­do a Za­pa­te­ro a la Mon­cloa en el 2004 e ins­ta­lar al año si­guien­te a Tou­ri­ño en Mon­te Pío.

Pe­ro de to­do aque­llo trans­cu­rrió al­go más de un de­ce­nio. Ni si­quie­ra el de Alfonso Rue­da era un nom­bre que so­na­ra. Y lo cier­to es que Blan­co, el lla­ma­do Bru­xo de Pa­las, no con­ser­va ya la pul­sión en el PS­deG que tu­vo an­ta­ño. Aho­ra es un di­ri­gen­te po­lí­ti­co que por semana vi­ve a caballo en­tre Bru­se­las y Es­tras­bur­go, y que los fi­nes de semana se re­par­te en­tre su ca­sa de Las Ro­zas (Ma­drid) y Ga­li­cia.

La op­ción de con­ver­tir en lí­der del PS­deG a al­guien ata­do a Bru­se­las hay quien siem­pre se re­sis­tió a ver­la. «¿Aca­so po­dría­mos per­mi­tir­nos un se­cre­ta­rio ge­ne­ral dis­po­ni­ble so­lo los fi­nes de semana?», se pre­gun­ta un diputado socialista con al­gún ki­lo­me­tra­je a la es­pal­da, tras re­fe­rir que bas­tan­te dis­fun­ción ge­ne­ra ya el he­cho de que el ac­tual lí­der or­gá­ni­co, Gó­mez Besteiro, no dis­pon­ga de escaño en O Hó­rreo.

La re­nun­cia de Blan­co a ser can­di­da­to, cuan­do era una de las op­cio­nes con más pre­di­ca­men­to en al­gu­nos sec­to­res del par­ti­do, de­ja to­do abier­to cuan­do que­dan por de­lan­te so­lo tres se­ma­nas pa­ra to­mar de­ci­sio­nes, pues el pró­xi­mo día 27 se fi­ja­rán las elec­cio­nes pri­ma­rias. Y nue­va­men­te hay quien re­vuel­ve en el fon­do de ar­ma­rio de los car­gos ins­ti­tu­cio­na­les: La­xe, Francisco Caa­ma­ño, Ma­ría Jo­sé Ca­ri­de o el ac­tual por­ta­voz par­la­men­ta­rio, Mén­dez Ro­meu, como op­ción in­ter­me­dia.

El ca­so es que los pla­zos se acor­tan. Y la op­ción del desembarco de Blan­co se de­mo­ra más que la lle­ga­da del AVE a Ga­li­cia. Así que pue­de que a Besteiro so­lo le que­pan dos op­cio­nes: asu­mir él mis­mo la can­di­da­tu­ra, pe­se a es­tar impu­tado, o sa­car­se a úl­ti­ma ho­ra un co­ne­jo de la chis­te­ra.

Ó CE­LA

Blan­co vi­ve aho­ra a caballo en­tre Bru­se­las y Es­tras­bur­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.