La pe­que­ñez de Es­pa­ña

Eduar­do Ries­tra

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

En reali­dad lo de Va­len­cia es una de las tra­di­cio­nes más arrai­ga­das de la po­lí­ti­ca es­pa­ño­la. La rei­na Ma­ría Cris­ti­na, ya en el si­glo XIX, era co­no­ci­da por sus ne­go­cios tur­bios. El desas­tre de An­nual del 1921, en que se po­ne en evi­den­cia la corrupción de los al­tos man­dos mi­li­ta­res que te­nían a la tro­pa cal­za­da con al­par­ga­tas y ar­ma­da con vie­jos fu­si­les, mien­tras ellos be­bían cham­pán en Me­li­lla, cues­ta a Es­pa­ña, se­gún el in­for­me Picasso, tre­ce mil vi­das y la dic­ta­du­ra de Pri­mo de Ri­ve­ra. Y al rey Alfonso XIII le aca­ba cos­tan­do su co­ro­na. En la II Re­pú­bli­ca sal­tó el es­cán­da­lo del es­tra­per­lo de Le­rroux. Y Aza­ña en sus dia­rios ex­pli­ca có­mo su ac­ti­vi­dad prin­ci­pal con­sis­te en de­ne­gar pre­ben­das. Fran­co se es­tre­nó con los so­bor­nos mi­llo­na­rios de Chur­chill a los ge­ne­ra­les es­pa­ño­les. Lue­go vino el gran es­pec­tácu­lo de Ma­te­sa, que aca­bó como una obra de Bec­kett, o la gran es­ta­fa del acei­te de Rea­ce en Re­don­de­la, en la que es­ta­ba im­pli­ca­do Ni­co­lás, el her­mano del dic­ta­dor. Y ya con Fe­li­pe Gon­zá­lez el des­ma­dre de Fi­le­sa y sus fi­lia­les: la corrupción de los par­ti­dos. Des­de en­ton­ces, creo que ya no es ne­ce­sa­rio re­cor­dar­les na­da. So­lo, si aca­so, que los po­lí­ti­cos no son ale­ma­nes ni bir­ma­nos. Son es­pa­ño­les como us­ted y como yo. Tal vez sean us­ted mis­mo —que no yo—. Por eso, por­que es­tá tan arrai­ga­da la corrupción en nues­tra his­to­ria, nos cuen­tan Ra­joy y los su­yos a dia­rio que lo ma­lo no es ro­bar sino que te pi­llen, y por eso, mien­tras tan­to, aquí na­die di­mi­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.