Mer­kel y Ho­llan­de pre­pa­ran un fren­te co­mún pa­ra evi­tar el cisma en la UE

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - CRIS­TI­NA PORTEIRO

Es­tras­bur­go su­pli­rá hoy a Bru­se­las como prin­ci­pal es­ce­na­rio de ne­go­cia­ción en­tre la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, y el pre­si­den­te fran­cés, François Ho­llan­de. Los dos pa­la­di­nes del eje fran­co-ale­mán tra­ta­rán, a in­vi­ta­ción del pre­si­den­te de la Eu­ro­cá­ma­ra Mar­tin Schulz, de de­jar sus di­fe­ren­cias ideo­ló­gi­cas a un la­do pa­ra vol­ver a to­mar las rien­das de una Unión di­vi­di­da, des­orien­ta­da y hun­di­da.

Se acer­ca la cum­bre de los días 18 y 19. So­bre la me­sa se plan­ta­rán dos desafíos que ame­na­zan con echar al tras­te el pro­yec­to eu­ro­peo: La ne­go­cia­ción con el Reino Uni­do y la in­mi­gra­ción. El diá­lo­go en­tre las dos ma­yo­res po­ten­cias del con­ti­nen­te es más ne­ce­sa­rio que nun­ca. Y no so­lo por esos re­tos in­me­dia­tos. Tar­de o tem­prano, los vuel­cos de Go­bierno en los paí­ses del sur y las ten­sio­nes geo­po­lí­ti­cas abri­rán las puer­tas a nue­vas con­tien­das.

El acuer­do so­bre el nue­vo es­ta­tus que se le ofre­ce­rá a Lon­dres a cam­bio de per­ma­ne­cer en la UE pa­re­ce en­ca­rri­la­do, pe­ro sub­ya­cen du­das en al­gu­nas ca­pi­ta­les. Las pos­tu­ras de Ber­lín y Pa­rís no di­fie­ren mu­cho pe­ro Fran­cia re­cla­ma que el Reino Uni­do no pue­da ve­tar pro­gre­sos en la in­te­gra­ción de la zo­na eu­ro. Ho­llan­de ne­ce­si­ta la ga­ran­tía de que a los ban­cos de la City se les exi­gi­rán las mis­mas con­di­cio­nes que a sus pa­res con­ti­nen­ta­les.

El tex­to tam­bién tie­ne que ser lo su­fi­cien­te­men­te fle­xi­ble pa­ra que Ca­me­ron lo pue­da ven­der en ca­sa a los su­yos an­tes de ce­le­brar el re­fe­ren­do de per­ma­nen­cia. No es­tá na­da cla­ro que el nue­vo pac­to sea su­fi­cien­te pa­ra cu­brir la grie­ta abier­ta en­tre el Reino Uni­do y sus so­cios.

Me­di­te­rrá­neo

Los ojos de Mer­kel si­guen fi­jos en el sur. El flu­jo de re­fu­gia­dos no ce­sa. Más de 62.000 han en­tra­do por Gre­cia en lo que va de año y la cri­sis si­ria em­peo­ra. La UE se res­que­bra­ja de nor­te a sur por la ne­fas­ta ges­tión de la cri­sis mi­gra­to­ria: «De­be­mos pro­te­ger nues­tras fron­te­ras ex­te­rio­res por­que que­re­mos man­te­ner Schen­gen», re­do­bló ayer la pre­sión so­bre las au­to­ri­da­des he­le­nas.

Aus­tria, Ho­lan­da, Sue­cia, Hun­gría... Todos apun­tan a Ate­nas y cul­pan a su de­sidia de pre­ci­pi­tar la re­in­tro­duc­ción de fron­te­ras in­ter­nas en el es­pa­cio de li­bre cir­cu­la­ción. Fran­cia se une a las lla­ma­das de aten­ción, pe­ro apun­ta tam­bién a An­ka­ra, a la que exi­ge cor­tar el flu­jo de mi­gran­tes a cam­bio de los 3.000 mi­llo­nes com­pro­me­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.