La suer­te es­tá echa­da pa­ra 2.161 ga­lle­gos

Ayer se ce­le­bra­ron los exá­me­nes MIR

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad -

Tras me­ses de pre­pa­ra­ción, ayer fue el día im­por­tan­te pa­ra 2.161 ga­lle­gos, que es­ta­ban ad­mi­ti­dos a los exá­me­nes de es­pe­cia­li­za­ción sa­ni­ta­ria, lo que en mé­di­cos se de­no­mi­na MIR. En cua­tro fa­cul­ta­des de San­tia­go se reunie­ron 1.161 en­fer­me­ros, 512 mé­di­cos, 231 psi­có­lo­gos, 135 far­ma­céu­ti­cos, 54 bió­lo­gos, 43 quí­mi­cos y 25 ra­dio­fí­si­cos.

Son 2.161 de los 34.253 ti­tu­la­dos que se pre­sen­ta­ron a las prue­bas en 21 ciu­da­des de to­da Es­pa­ña, prue­bas que co­men­za­ron al uní­sono a las cua­tro de la tar­de y du­ra­ron unas cin­co ho­ras. Op­tan a 7.502 pla­zas de for­ma­ción sa­ni­ta­ria es­pe­cia­li­za­da, sien­do las de en­fer­me­ría las más de­man­da­das, 15 ins­cri­tos por pues­to, mien­tras que hay 2 mé­di­cos pa­ra ca­da pla­za. Es­te año se ofre­cen un 0,3 % me­nos de pla­zas pe­ro tam­bién hay un 3 % me­nos de as­pi­ran­tes. El mi­nis­tro de Sa­ni­dad, Alfonso Alon­so, di­jo ayer que la mu­jer em­ba­ra­za­da in­fec­ta­da por el virus del zika que vi­ve en Ca­ta­lu­ña es­tá «bien» e ins­tó a la po­bla­ción a es­tar «tran­qui­la» por­que se es­tán im­pul­san­do pro­to­co­los y «el ries­go es pe­que­ño». Agre­gó que el Mi­nis­te­rio y la Ge­ne­ra­li­tat es­tán ac­tuan­do de for­ma coor­di­na­da con el Cen­tro Na­cio­nal de Mi­cro­bio­lo­gía.

Se­gún el mi­nis­tro, «el ries­go en Es­pa­ña si­gue sien­do ba­jo» y los ca­sos son todos im­por­ta­dos, por lo que ha he­cho un lla­ma­mien­to «a la cal­ma».

Mien­tras tan­to, en Bra­sil las co­sas son muy di­fe­ren­tes. Los equi­pos crea­dos por el Go­bierno pa­ra eli­mi­nar los cria­de­ros de lar­vas del Ae­des aegy­pti ya han vi­si­ta­do 21 mi­llo­nes de vi­vien­das en to­do el país, lo que equi­va­le, se­gún cálcu­los ofi­cia­les, a ca­si una ter­ce­ra par­te de los ho­ga­res. En la cam­pa­ña tra­ba­jan unas 220.000 per­so­nas que fumigan las zo­nas don­de pue­de ha­ber agua es­tan­ca­da — des­de char­cos a pis­ci­nas— pa­ra eli­mi­nar la mos­qui­to que trans­mi­te el zika de un en­fer­mo in­fec­ta­do a otro. Con las fies­tas del car­na­val, que pa­ra­li­zan el país du­ran­te una semana, las au­to­ri­da­des te­men un re­pun­te de la en­fer­me­dad, de­bi­do a la con­gre­ga­ción ma­si­va de per­so­nas; so­lo en Río de Ja­nei­ro ayer se ce­le­bra­ron 93 fies­tas ca­lle­je­ras.

El Ni­ño, «cul­pa­ble»

Por otra par­te, ex­per­tos de la Uni­ver­si­dad de Hai­fa (Is­rael) y del cen­tro eu­ro­peo pa­ra la pre­ven­ción de en­fer­me­da­des (ECDC) pre­sen­ta­ron un es­tu­dio en el que di­cen que han si­do el fe­nó­meno El Ni­ño y el ca­len­ta­mien­to glo­bal los que en úl­ti­ma ins­tan­cia es­tán de­trás de la ex­plo­sión de ca­sos de zika.

Un in­vierno tan ca­lu­ro­so y se­co como el que vi­ve Bra­sil fa­ci­li­ta el cre­ci­mien­to de la po­bla­ción de mos­qui­tos, y la se­quía ha­ce que las per­so­nas al­ma­ce­nen re­ser­vas de agua en con­te­ne­do­res cer­ca de sus ca­sas, crean­do así un há­bi­tat per­fec­to pa­ra el Ae­des.

Á. BALLESTEROS

Un au­la de De­re­cho mi­nu­tos an­tes del ini­cio de la prue­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.