Un pe­de­ras­ta re­in­ci­den­te, a la es­pe­ra de un tras­plan­te en «Ur­xen­cia ce­ro»

La po­lé­mi­ca di­vi­de al per­so­nal y a la opi­nión pú­bli­ca en el ca­pí­tu­lo de es­ta no­che en TVG

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición -

¿Me­re­ce un pe­de­ras­ta que le sal­ven la vi­da? ¿Es éti­co otor­gar­le el ór­gano de un do­nan­te que po­dría ser­vir pa­ra otro pa­cien­te? El de­ba­te es­tá ser­vi­do. Es­ta no­che, en el nue­vo ca­pí­tu­lo de Ur­xen­cia ce

ro (TVG, 22.25 ho­ras) la po­lé­mi­ca re­vol­ve­rá el hospital Francisco Bal­mis.

Tras el ac­ci­den­te, el doc­tor Lo­sa­da es­pe­ra­ba un po­co más de ca­ri­ño y aten­cio­nes por par­te del per­so­nal del hospital. Pe­ro na­da más le­jos de la reali­dad. El problema es que Lo­sa­da va más allá del ac­ci­den­te y re­pa­ra más en las cau­sas que lo pro­vo­ca­ron.

A sim­ple vis­ta, la prio­ri­dad de Da­niel pa­re­ce ser re­ci­bir el al­ta pa­ra po­der ope­rar a un pa­cien­te, pe­ro ne­ce­si­ta la ayu­da de uno de sus ad­jun­tos, lo que lo obli­ga­rá a or­ga­ni­zar una prue­ba pa­ra ele­gir al más idó­neo.

La lis­ta de tras­plan­tes fun­cio­na en ba­se a cri­te­rios mé­di­cos: gra­ve­dad del re­cep­tor, via­bi­li­dad y com­pa­ti­bi­li­dad. No se mi­ra el nom­bre, ni la pro­fe­sión, ni la in­fluen­cia. Pe­ro, aún así, cuan­do el re­cep­tor es un pe­de­ras­ta, la po­lé­mi­ca en­tre el per­so­nal y la uni­dad de tras­plan­tes es­tá ase­gu­ra­da. Por eso, el doc­tor Serantes ha­rá una ad­ver­ten­cia: na­da de filtraciones a la pren­sa. Pe­ro es­to no tar­da­rá en su­ce­der. El hospital Bal­mis se­rá to­ma­do por los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y, tras ellos, lle­ga­rá el turno de la opi­nión pú­bli­ca.

Mien­tras tan­to, Xurxo no pue­de es­tar más fe­liz. Ma­ría es­tá a pun­to de re­ci­bir su an­sia­do tras­plan­te de ri­ñón, pe­ro en una prue­ba pre­via a la ci­ru­gía apa­re­ce­rán unas dé­ci­mas de fie­bre. Lo prin­ci­pal se­rá en­con­trar la cau­sa de la in­fec­ción y so­lu­cio­nar­lo, pa­ra que Ma­ría por fin re­ci­ba el ri­ñón y de­je la diá­li­sis. Pa­ra sor­pre­sa de todos, el cul­pa­ble de la in­fec­ción re­sul­ta ser su no­vio.

La pre­sen­cia de un pe­de­ras­ta en la uni­dad de tras­plan­tes ge­ne­ra­rá un in­ten­so de­ba­te so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.