So­lu­ción a los pro­ble­mas de con­ci­lia­ción

Las guar­de­rías son un re­cur­so uti­li­za­do úni­ca­men­te por un 19 % de los pa­dres

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - MA­RÍA CEDRÓN

Ha­ce años que es ca­da vez me­nos co­mún ha­llar en Ga­li­cia ho­ga­res como los tra­di­cio­na­les, don­de con­vi­vían ba­jo un mis­mo te­cho abue­los, pa­dres, nie­tos o tíos sol­te­ros. Ese cam­bio en la es­truc­tu­ra de las fa­mi­lias, un fe­nó­meno que se em­pie­za a ob­ser­var so­bre to­do en el me­dio ur­bano tras el éxo­do ru­ral de los años se­ten­ta, uni­do a la in­cor­po­ra­ción ge­ne­ra­li­za­da de la mu­jer al mer­ca­do la­bo­ral, ha ge­ne­ra­do se­rios pro­ble­mas en las fa­mi­lias a la ho­ra de po­der con­ci­liar el tra­ba­jo con el cui­da­do de los hi­jos.

La in­su­fi­cien­cia de re­cur­sos pú­bli­cos (guar­de­rías o co­le­gios con ho­ra­rios adap­ta­dos a los de las em­pre­sas) ca­pa­ces de cu­brir las ne­ce­si­da­des de­ri­va­das del ho­ra­rio de los pa­dres ha­ce que ocho de ca­da diez tra­ba­ja­do­res de la co­mu­ni­dad ten­gan que echar mano de su en­torno fa­mi­liar pa­ra po­der com­pa­ti­bi­li­zar am­bas fun­cio­nes. Al me­nos eso es lo que se des­pren­de de los da­tos re­co­gi­dos en la en­cues­ta ela­bo­ra­da por Son­da­xe. Ahí se ve que un 77,9 % de los asa­la­ria­dos con­sul­ta­dos en el tra­ba­jo usan esa vía, fren­te a un 19,9 % que re­cu­rren a las guar­de­rías o a cen­tros de in­fan­cia.

Aunque la es­truc­tu­ra tra­di­cio­nal de los ho­ga­res ga­lle­gos es­té en pe­li­gro de ex­tin­ción, no lo es­tá un fac­tor cul­tu­ral de­ri­va­do de di­cho mo­de­lo, se­gún el cual no re­sul­ta al­go fue­ra de lo co­mún que un fa­mi­liar cer­cano se ha­ga car­go de los ni­ños cuan­do los pa­dres no pue­den ha­cer­lo por mo­ti­vos la­bo­ra­les. Eso pue­de ex­pli­car por qué un 67,1 % de los tra­ba­ja­do­res en­cues­ta­dos di­cen no te­ner pro­ble­mas pa­ra com­pa­gi­nar el tra­ba­jo con el cui­da­do de los pe­que­ños. Por­que no ven anor­mal que los cui­den los abue­los.

Ajus­tes sa­la­ria­les

Más allá de fa­mi­lia­res, la con­tra­ta­ción de ayu­da ex­ter­na es uti­li­za­da so­lo por un 10,1 % de los tra­ba­ja­do­res con­sul­ta­dos. Los ajus­ta­dos sa­la­rios pue­den ser una de las ra­zo­nes que ex­pli­quen el ba­jo por­cen­ta­je de pa­dres que pien­san en esa so­lu­ción. Lo que re­sul­ta lla­ma­ti­vo es que son los con­sul­ta­dos de Lu­go y Ou­ren­se, los te­rri­to­rios con me­nos te­ji­do em­pre­sa­rial de to­da la co­mu­ni­dad, los que más usan es­ta al­ter­na­ti-

¿Có­mo re­suel­ve los pro­ble­mas que le plan­tea la con­ci­lia­ción de la vi­da fa­mi­liar y de la la­bo­ral? ¿Tie­ne us­ted, o en su fa­mi­lia más cer­ca­na, pro­ble­mas pa­ra con­ci­liar vi­da la­bo­ral y fa­mi­liar?

67,1 %

32,9 % va (un 22,1% en Lu­go y un 14,5 % en Ou­ren­se). Ade­más, son los pa­dres que su­pe­ran los 35 años los que más re­cu­rren a la co­la­bo­ra­ción de ter­ce­ras per­so­nas.

Mu­cho me­nos uti­li­za­da es la al­ter­na­ti­va de la re­duc­ción de

Guar­de­rías y/o

jar­di­nes de in­fan­cia

Con­tra­tan­do ayu­da ex­ter­na jornada. Re­cu­rren a ella so­lo un 2,9 % de los en­cues­ta­dos. Qui­zá por­que lo nor­mal es que, sal­vo en al­gu­nos con­ve­nios, la al­ter­na­ti­va con­lle­va una re­duc­ción del sa­la­rio. La en­cues­ta co­rro­bo­ra tam­bién que el cui­da­do de

Re­cu­rrien­do a amis­ta­des

Re­du­cien­do

jornada en el tra­ba­jo Uno de los cón­yu­ges

de­jó su tra­ba­jo los hi­jos to­da­vía es una fun­ción fun­da­men­tal­men­te de mu­je­res. Los da­tos de Son­da­xe mues­tran có­mo un 1,9 % de los en­cues­ta­dos di­cen ha­ber de­ja­do el tra­ba­jo pa­ra aten­der a los hi­jos. Son ge­ne­ral­men­te las ma­dres las que lo

Otra ma­ne­ras ha­cen, más que los pa­dres.

Pe­ro con­ci­liar no es so­lo com­pa­gi­nar el tra­ba­jo con cui­dar de los pe­que­ños, tam­bién es aten­der a los ma­yo­res de­pen­dien­tes que, en can­ti­dad ca­da vez ma­yor, con­vi­ven en los ho­ga­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.