El pa­ro bio­ló­gi­co, una op­ción po­co atrac­ti­va pa­ra la flo­ta

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima -

Ha­ce ya tiem­po que en San Xoán el pan lo mo­ja el chu­rras­co, no la sar­di­na. Y por aho­ra todos los in­di­cios apun­tan a que den­tro de cin­co me­ses vol­ve­rá a en­cum­brar­se al crio­llo en esa no­che en la que so­lía rei­nar el pe­lá­gi­co. Es pron­to, cier­to. Pe­ro en­tre que el stock, se­gún los cien­tí­fi­cos, es­tá en su ni­vel his­tó­ri­co más ba­jo, que los cu­pos pa­ra es­te año son aún más re­du­ci­dos que el pa­sa­do y que, por tan­to, los pre­cios más que por las nu­bes es­ta­rán en la es­tra­tos­fe­ra, po­cas opor­tu­ni­da­des pa­re­ce que ten­drá de re­cu­pe­rar la co­ro­na como rei­na de la no­che mei­ga.

Aunque no to­do es­tá per­di­do. La sar­di­na tie­ne una opor­tu­ni­dad si se con­so­li­da esa apre­cia­ción que han te­ni­do los cien­tí­fi­cos por­tu­gue­ses, que ha­blan de «se­ña­les alen­ta­do­ras» en la evo­lu­ción de la es­pe­cie pes­que­ra. Y si se con­fir­ma en las cam­pa­ñas que en pri­ma­ve­ra re­vi­san el es­ta­do del stock ese «desa­rro­llo po­si­ti­vo» del que ha­blan los bió­lo­gos, los ase­so­res cien­tí­fi­cos de la Co­mi­sión po­drían re­vi­sar el tope im­pues­to y ele­var el ni­vel de cap­tu­ras en el se­gun­do se­mes­tre del año.

Mien­tras, el sec­tor se pre­pa­ra pa­ra lo peor. Pa­ra un año de es­tre­che­ces en el que ten­drán que do­si­fi­car al má­xi­mo esas 14.000 to­ne­la­das que Es­pa­ña y Por­tu­gal han pac­ta­do des­em­bar­car con el be­ne­plá­ci­to de las au­to­ri­da­des de Bru­se­las. «Se 19.000 to- ne­la­das fo­ron es­ca­sas, ¡que de­cir de 14.000!», ar­gu­men­ta An­drés Gar­cía, pa­trón ma­yor de Sa­da y por­ta­voz de la Aso­cia­ción de Ar­ma­do­res del Cer­co de Ga­li­cia (Acer­ga).

Gar­cía sos­tie­ne que ese re­cor­te era in­ne­ce­sa­rio, por­que esas 5.000 to­ne­la­das «non lle van a afec­tar á re­cu­pe­ra­ción do stock » y, sin em­bar­go, sí su­po­ne un gran es­fuer­zo pa­ra la flo­ta, que ya su­fre es­tre­che­ces en otras pes­que­rías, como la de la xar­da.

Esa re­duc­ción del cu­po ha obli­ga­do a re­vi­sar el plan de ges­tión de la sar­di­na atlán­ti­ca y a re­plan­tear­se las nor­mas de ges­tión y los to­pes de cap­tu­ra por bar­co y semana. Por­que no hay que ol­vi­dar que esas 14.000 son pa­ra todos, pa­ra lu­sos y es­pa­ño­les. Y de la par­te que co­rres­pon­de a Es­pa­ña —to­da­vía no fi­ja­da— aún hay que ha­cer otra di­vi­sión: el 60 % pa­ra las co­mu­ni­da­des del nor­te —de Ga­li­cia al País Vasco, por- que pa­ra la sar­di­na no exis­te esa fron­te­ra que es Fis­te­rra pa­ra las zo­nas VIIIc (Can­tá­bri­co No­roes­te) y IXa (gol­fo de Cá­diz)— y el 40 % pa­ra An­da­lu­cía.

¿Des­com­pen­sa­do? Pue­de. Pe­ro «os an­da­lu­ces só te­ñen dúas pes­quei­ras im­por­tan­tes, o bo­que­rón e a sar­di­ña, e todos te­mos que pes­car e vi­vir», se­ña­la el pa­trón ma­yor de Sa­da.

Por si aca­so

De esas 14.000 to­ne­la­das, en es­te pri­mer se­mes­tre so­lo se po­drá con­su­mir el 72 %, 10.000 to­ne­la­das. Con eso se ga­ran­ti­za que si en pri­ma­ve­ra no se ma­te­ria­li­zan esas «se­ña­les alen­ta­do­ras» que per­ci­bie­ron los bió­lo­gos por­tu­gue­ses y, por tan­to, no se re­vi­sa al al­za la cuo­ta, que­de cu­po pa­ra que se pue­da pes­car sar­di­na de agos­to en ade­lan­te.

Y a des­pe­dir­se de los 6.000 ki­los de sar­di­na por em­bar­ca­ción ca­da semana. Es­te año ha­brá que ha­cer otro agujero al cin­tu­rón. Ca­da bar­co po­drá des­em­bar­car se­ma­nal­men­te 3.000 ki­los de sar­di­na. Cla­ro que eso se­rá a par­tir del 1 de mar­zo, pues­to que aho­ra mis­mo la es­pe­cie es­tá en ve­da des­de prin­ci­pios de di­ciem­bre.

El xei­to, sin ve­da

Si la hay en el mer­ca­do —y es de pro­ce­den­cia le­gal— es por­que la han pes­ca­do los bar­cos del xei­to, que no tie­ne prohi­bi­da su cap­tu­ra es­te mes. Eso sí, tam­bién pa­ra es­tos bar­cos ar­te­sa­na­les ha ha­bi­do una re­vi­sión a la ba­ja. Si el año pa­sa­do dis­po­nían de 200 to­ne­la­das, pa­ra es­te se le han ha­bi­li­ta­do 175. «So­mos cons­cien­tes de que hay que fa­cer un es­for­zo, por­que a sar­di­ña es­tá mal, pe­ro é de­ma­sia­do; to­do son es­trei­te­ces», se la­men­ta An­drés Gar­cía, que si­gue echan­do de me­nos ma­yor sen­si­bi­li­dad so­cio­eco­nó­mi­ca por par­te de las au­to­ri­da­des. Tan­to las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les como las au­to­nó­mi­cas pu­sie­ron so­bre la me­sa la po­si­bi­li­dad de es­ta­ble­cer un pa­ro bio­ló­gi­co pa­ra re­cu­pe­rar la sar­di­na. Es una op­ción, pe­ro no des­pier­ta de­ma­sia­do in­te­rés en­tre los ar­ma­do­res de la flo­ta de cer­co. «Nin no­lo plan­te­xa­mos, te­ría que ser como ul­ti­mí­si­mo re­cur­so», apun­ta el por­ta­voz de Acer­ga. Y es que los pla­zos de la Ad­mi­nis­tra­ción pa­ra apro­bar y con­ce­der las in­dem­ni­za­cio­nes por la pa­ra­li­za­ción son tan di­la­ta­dos que ha­cen que el ama­rre tem­po­ral pier­da to­tal­men­te su atrac­ti­vo: «Hou­bo xen­te que tar­dou máis de un ano en co­brar o do úl­ti­mo pa­ro». Y eso, en unas eco­no­mías mal­tre­chas por va­rias cam­pa­ñas de re­cor­tes de cuo­ta, es di­fí­cil de aguan­tar. Así que la flo­ta pre­fie­re sa­lir al mar e ir al­ter­nan­do las es­pe­cies pa­ra las que es­tá au­to­ri­za­do. Que si ju­rel, que si bo­ga, que si xar­da, que si ca­ba­lón... «So­bre to­do ca­ba­lón», di­ce no sin sor­na An­drés Gar­cía, pues­to que es una de las po­cas va­rie­da­des sin cuo­ti­fi­car; es­to es, que no hay lí­mi­tes es­ta­ble­ci­dos pa­ra su cap­tu­ra.

La ma­yor par­te de la flo­ta ga­lle­ga de cer­co, 120 em­bar­ca­cio­nes, aca­ba de em­pe­zar la cam­pa­ña es­te año, des­pués de tres me­ses ama­rra­dos en pro­tes­ta por un re­par­to de cuo­tas del to­do des­equi­li­bra­do. Y si cuan­do pa­ra­ron, allá a me­dia­dos de oc­tu­bre del ejer­ci­cio pa­sa­do, «es­ta­ba o mar cheo de xu­re­los», aho­ra no se ve ni uno. «Es­ta­ban os bai­xos pla­ga­dos de xu­re­los, pe­ro se re­ti­ra­ron e ago­ra non se ven», ex­pli­ca el pa­trón ma­yor de Sa­da.

Al­go de es­ta es­pe­cie se es­tá pes­can­do por la zo­na de Pon­te­ve­dra, pe­ro por el nor­te de Ga­li­cia no apa­re­ce. La flo­ta su­ple la fal­ta de ese pe­lá­gi­co pes­can­do mel­va y bo­ni­to atlán­ti­co, tam­bién co­no­ci­do como al­ba­co­ra, que es­tá sal­van­do un po­co la cam­pa­ña.

SI­MÓN BALVÍS

El sec­tor ten­drá que do­si­fi­car al má­xi­mo el tope de cap­tu­ras es­ti­pu­la­do pa­ra es­te año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.