Un cam­bio tras per­der en un año on­ce al­cal­días y un diputado en el Con­gre­so

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

El PP de Lu­go fue his­tó­ri­ca­men­te uno de los gra­ne­ros de vo­tos del par­ti­do en to­da Es­pa­ña, pe­ro la he­ge­mo­nía en la pro­vin­cia tu­vo un se­rio aviso en el úl­ti­mo año, con la pér­di­da de on­ce al­cal­días y de un diputado en el Con­gre­so, al­go que no ocu­rría des­de los tiem­pos de Alianza Po­pu­lar. Los crí­ti­cos del par­ti­do con la ges­tión de Ba­rrei­ro con­si­de­ran que la fal­ta de li­de­raz­go ha abo­ca­do a la ac­tual si­tua­ción de de­ba­te in­terno en­tre dos can­di­da­tu­ras. Creen que Ba­rrei­ro ha es­ta­do más pen­dien­te del Se­na­do que de li­de­rar el par­ti­do en Lu­go, que que­dó en ma­nos de su nú­me­ro dos, Jo­sé Ma­nuel Balseiro, quien ayer di­jo que se­rá neu­tral en to­do el pro­ce­so al ser el or­ga­ni­za­dor del con­gre­so. Los fie­les a Ba­rrei­ro la­men­tan que al­gu­nas de­ci­sio­nes de la Xun­ta no be­ne­fi­cia­sen a la pro­vin­cia. de la Dipu­tación pa­ra lu­char en el 2011 con­tra el emer­gen­te Besteiro mien­tras él se mar­cha­ba al Se­na­do jun­to a Ra­joy. A na­die ha pa­sa­do des­aper­ci­bi­do que tras la re­nun­cia de Ba­rrei­ro Can­dia ya tu­vie­se pre­pa­ra­do el dis­cur­so de pre­sen­ta­ción y un as en la man­ga, el del sub­de­le­ga­do del Go­bierno, Ra­món Carballo, per­so­na muy que­ri­da en­tre los mi­li­tan­tes y que iría como vi­ce­pre­si­den­te.

Por otra par­te, es­tá Ra­quel Arias, la re­pre­sen­tan­te de la Xun­ta des­de que Fei­joo es pre­si­den­te, y que go­za del fa­vor de los con­se­llei­ros y del vi­ce­pre­si­den­te de la Fe­gamp, el al­cal­de de Cer­vo, Alfonso Vi­lla­res. El ca­rác­ter «máis via­xei­ro» de Arias por la pro­vin­cia y la pre­sen­ta­ción de pro­yec­tos de la Xun­ta le han gran­jea­do apo­yos de al­cal­des, fren­te a la con­fian­za ex­plí­ci­ta que tie­ne Can­dia de su gru­po pro­vin­cial, sal­vo de la edi­la de Lu­go Ma­ri Tei­jei­ro. Pre­ci­sa­men­te, la ca­pi­tal lu­cen­se se­rá cla­ve en el con­gre­so, ya que cuen­ta con ca­si 170 com­pro­mi­sa­rios, el 22 % del to­tal.

Aunque am­bas can­di­da­tas se apre­su­ra­ron ayer a pro­me­ter que los mi­li­tan­tes ten­drán más pe­so y voz en las de­ci­sio­nes del par­ti­do, las di­fe­ren­cias son evi­den­tes. Si Ele­na Can­dia re­co­no­cía que su can­di­da­tu­ra era «con­ti­nuis­ta pe­ro pa­ra me­llo­rar as­pec­tos do par­ti­do», Arias afir­ma­ba que «a no­sa can­di­da­tu­ra non é con­ti­nuis­ta, pe­ro si aglu­ti­na­do­ra». Un de­ba­te en­tre li­de­re­sas que a mu­chos les re­cuer­da la pug­na de ha­ce una dé­ca­da en­tre Fei­joo y Ba­rrei­ro por la su­ce­sión de Ma­nuel Fra­ga. La asam­blea na­cio­nal de BNG de­ba­ti­rá el pró­xi­mo 28 de fe­bre­ro si im­pul­sa un nue­vo par­ti­do na­cio­na­lis­ta y vo­ta­rá so­bre si aliar­se con la coa­li­ción tri­par­ti­ta En Ma­rea (Po­de­mos-Ano­va-EU) en las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas de es­te año. Lo ha­rá por­que así lo pro­pi­cia una en­mien­da a la to­ta­li­dad que ha pre­sen­ta­do en di­ver­sas asam­bleas co­mar­ca­les Abren­te, el gru­po afín a Car­los Aymerich, yen la que so­li­ci­ta que la asam­blea del pró­xi­mo 28 de fe­bre­ro no sea or­di­na­ria y que no eli­ja una nue­va di­rec­ción, sino que cons­ti­tu­ya una ges­to­ra pro­vi­sio­nal que, en­tre otros asun­tos, ini­cie de in­me­dia­to las ges­tio­nes «con­du­cen­tes á con­fluen­cia elec­to­ral co es­pa­zo En Ma­rea», se­gún en do­cu­men­to al que ha te­ni­do ac­ce­so Eu­ro­pa Press.

Ade­más, el do­cu­men­to de­fien­de dar los pri­me­ros pa­sos pa­ra la re­fun­da­ción del na­cio­na­lis­mo y, como pri­mer pa­so, pro­po­ne que no se re­co­noz­can co­lec­ti­vos y par­ti­dos en el seno del BNG, su­peran­do la es­truc­tu­ra fren­tis­ta, y re­co­mien­da a los mi­li­tan­tes que di­suel­van es­tas co­rrien­tes, ya que las es­truc­tu­ras son un me­dio pa­ra con­se­guir un fin, y los mo­de­los or­ga­ni­za­ti­vos «te­ñen os seus pro­pios ci­clos vi­tais» y los nue­vos tiem­pos po­lí­ti­cos re­cla­man nue­vas fór­mu­las. A esa ges­to­ra que pi­den crear, los afi­nes a Aymerich tam­bién en­co­mien­dan que ini­cie con­tac­tos con el es­pec­tro na­cio­na­lis­ta pa­ra crear una nue­va or­ga­ni­za­ción uni­ta­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.