HOY SE REANU­DA LA VIS­TA EN PAL­MA

Ur­dan­ga­rin, al bor­de del pre­ci­pi­cio por los pac­tos de los arre­pen­ti­dos con la Fis­ca­lía

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - MEL­CHOR SAIZ-PAR­DO

La reanu­da­ción hoy del jui­cio del ca­so Nóos va a em­pe­zar muy mal pa­ra Iña­ki Ur­dan­ga­rin. Has­ta cua­tro arre­pen­ti­dos, cin­co si se su­ma a Jau­me Ma­tas, cu­ya con­fe­sión aún no es­tá ce­rra­da del to­do, van a co­lo­car con sus con­fe­sio­nes con­tra las cuer­das al cu­ña­do de Fe­li­pe VI y a su ex­so­cio, Die­go To­rres. La Fis­ca­lía ha ce­rra­do en las úl­ti­mas ho­ras todos los de­ta­lles de la de­la­ción de la tra­ma ba­lear de Nóos, que in­clu­ye la acep­ta­ción ín­te­gra de to­do el es­cri­to de acu­sa­ción de An­ti­co­rrup­ción. Es­to es, que los 2,5 mi­llo­nes que en­tre­gó el Go­bierno ba­lear a Ur­dan­ga­rin fue­ron fru­to de un tre­men­do ama­ño en el que se sos­la­ya­ron de for­ma cons­cien­te las nor­mas fun­da­men­ta­les de la con­tra­ta­ción pú­bli­ca.

Las de­cla­ra­cio­nes de es­tos impu­tados, si res­pe­tan los pac­tos al­can­za­dos con el fis­cal Pe­dro Ho­rrach en bus­ca de una re­duc­ción de pe­ti­ción de pe­na, se­rán car­gas de pro­fun­di­dad en la lí­nea de de­fen­sa del ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na. Se­rán las con­fe­sio­nes de Jo­sé Luis Pe­po­te Ballester, ex­di­rec­tor de Deportes ba­lear; Gon­za­lo Ber­nal, ge­ren­te de la fun­da­ción Illes­port; Juan Car­los Alia, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Ba­lear de Tu­ris­mo; Miguel Ángel Bo­net, je­fe ju­rí­di­co del Ins­ti­tu­to Ba­lear de Tu­ris­mo; y Jau­me Ma­tas, ex­pre­si­den­te de Ba­lea­res.

Los cua­tro pri­me­ros van a ti­rar de la man­ta y con­fe­sa­ran que fue Ma­tas quien, tras re­unir­se con Ur­dan­ga­rin du­ran­te un par­ti­do de pá­del en sep­tiem­bre del 2003 en un anejo de Zar­zue­la, or­de­nó a sus su­bor­di­na­dos con­tra­tar con Nóos Con­sul­to­ría y el Ins­ti­tu­to Nóos el pa­tro­ci­nio del equi­po ci­clis­ta Illes Balears y la ce­le­bra­ción de las con­ven­cio­nes de los Illes Balears Fo­rum del 2005 y el 2006. To­do a tra­vés de sim­ples con­ve­nios y sin abrir un ex­pe­dien­te ad­mi­nis­tra­ti­vo como era pre­cep­ti­vo.

Di­ne­ro

Ma­tas, aunque ha man­te­ni­do nu­me­ro­sos con­tac­tos con la Fis­ca­lía en bus­ca de un pac­to du­ran­te los úl­ti­mos días, to­da­vía no ha ac­ce­di­do a ha­cer una con­fe­sión com­ple­ta. El ex­pre­si­den­te, que es­tá acu­sa­do de pe­nas que su­man on­ce años, es­tá dis­pues­to a ad­mi­tir que co­me­tió una pre­va­ri­ca­ción y un frau­de por con­tra­tar con Ur­dan­ga­rin, pe­ro se nie­ga a re­co­no­cer la mal­ver­sa­ción de di­ne­ro pú­bli­co, una de las con­di­cio­nes de An­ti­co­rrup­ción pa­ra re­ba­jar su pe­ti­ción a uno o dos años de cár­cel. La otra es que en­tre­gue ín­te­gra­men­te los 3,5 mi­llo­nes de fian­za ci­vil que se le im­pu­so en su día. El ex­pre­si­den­te tam­bién so­pe­sa es­cu­dar­se en que fue el rey Juan Car­los el que le lla­mó pa­ra pe­dir un tra­to pre­fe­ren­cial pa­ra su yerno.

A pe­sar de que la es­pa­da de Da­mo­cles pen­de so­bre Ur­dan­ga­rin, lo cier­to es que el cu­ña­do de Fe­li­pe VI ape­nas ha he­cho mo­vi­mien­tos pa­ra intentar lle­gar a al­gún ti­po de acuer­do con la Fis­ca­lía, que pi­de pa­ra él 19 años y me­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.