El pa­pa re­ve­la que la can­ci­ller se en­fa­dó con él

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Las com­pa­ra­cio­nes son odio­sas, re­za el pro­ver­bio. Y si no que se lo di­gan a An­ge­la Mer­kel, que al pa­re­cer lla­mó en­fa­da­da al Pa­pa Francisco, des­pués que es­te tra­za­ra un pa­ra­le­lis­mo en­tre el Vie­jo Con­ti­nen­te y una mu­jer es­té­ril, du­ran­te el dis­cur­so que pro­nun­ció en el Par­la­men­to Eu­ro­peo en no­viem­bre de 2014. «Ella es­ta­ba un po­co mo­les­ta por­que yo ha- bía com­pa­ra­do a Eu­ro­pa con una mu­jer es­té­ril, in­ca­paz de te­ner hi­jos. Me pre­gun­tó si de ver­dad pen­sa­ba que Eu­ro­pa no po­dría te­ner hi­jos y yo le con­tes­té que sí, que po­dría te­ner­los aún, por­que tie­ne raí­ces só­li­das y pro­fun­das, por­que ha te­ni­do y pu­de te­ner un pa­pel fun­da­men­tal y por­que en los mo­men­tos más os­cu­ros ha de­mos­tra­do siem­pre te­ner re­cur­sos», re­ve­ló ayer el pon­tí­fi­ce en una en­tre­vis­ta al dia­rio ita­liano Co­rrie­re de­lla Se­ra.

Es­te epi­so­dio no de­ja­rá de ser una anéc­do­ta. Sin em­bar­go, la cri­sis de los re­fu­gia­dos ha­rá his­to­ria. El pa­pa, que des­de su pa­so por la is­la de Lam­pe­du­sa se al­zó como una de las vo­ces más crí­ti­cas con la in­di­fe­ren­cia en el dra­ma de la in­mi­gra­ción, pi­de a los lí­de­res europeos «in­te­li­gen­cia», por­que a su jui­cio de­trás de la cri­sis se es­con­de «el te­rri­ble y enor­me problema del te­rro­ris­mo». Francisco es a me­nu­do muy crí­ti­co con las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas La semana pa­sa­da en una en­tre­vis­ta con el pe­rió­di­co en lí­nea Asia Ti­mes, des­pués de elo­giar el di­na­mis­mo chino, til­dó a Eu­ro­pa de «abue­la». Dow­ning Street aso­ció ayer una sa­li­da de la Unión Eu­ro­pea con la lle­ga­da a In­gla­te­rra de mi­les re­fu­gia­dos que se en­cuen­tran en los al­re­de­do­res de La Jungla, en Ca­lais. La lla­ma­da de aten­ción a la de­ses­pe­ra­da del pri­mer mi­nis­tro bus­ca con­se­guir más res­pal­do a las pro­pues­tas de Tusk y, en con­se­cuen­cia, de­can­tar el re­sul­ta­do del pró­xi­mo re­fe­ren­do tras la fal­ta de res­pal­do al acuer­do que de­tec­ta­ron las en­cues­tas pu­bli­ca­das du­ran­te el fin de semana.

Un por­ta­voz del pre­mier re­co­no­ció que, si en la ac­tua­li­dad Lon­dres y Pa­rís tie­nen en es­te mo­men­to una «re­la­ción de tra­ba­jo po­si­ti­va y fuer­te», una sa­li­da de la UE lle­va­ría a que la po­li­cía fran­ce­sa no hi­cie­ra con­tro­les de pa­sa­por­tes en Ca­lais. Es­tas pa­la­bras en­fa­da­ron al ex­se­cre­ta­rio de De­fen­sa de Ca­me­ron, Liam Fox, quien re­co­no­ció sen­tir­sé «tris­te y de­cep­cio­na­do» por «es­te ni­vel de alar­mis­mo» en el pri­mer mi­nis­tro.

Pron­to los ac­ti­vis­tas que desean ver al Reino Uni­do fue­ra de la UE le de­ja­ron cla­ro al je­fe del Go­bierno que hay un acuer­do con Fran­cia en ma­te­ria mi­gra­to­ria que no de­pen­de de una sa­li­da de la UE. De he­cho, no ven razón pa­ra que es­to cam­bie si los bri­tá­ni­cos di­cen adiós a los 27 en el re­fe­ren­do. Des­de el par­ti­do eu­ro­es­cép­ti­co UKIP re­cal­ca­ron que lo di­cho por Dow­ning Street es­ta­ba ba­sa­do en «el mie­do, la ne­ga­ti­vi­dad y la fal­se­dad».

En la mis­ma lí­nea la pla­ta­for­ma de­no­mi­na­da «Sa­lir de la UE» ase­gu­ró que el acuer­do con Fran­cia lle­va 13 años en fun­cio­na­mien­to «y no tie­ne na­da que ver con la ad­he­sión a la UE». Des­de su pro­pio par­ti­do, la dipu­tada con­ser­va­do­ra Sarah Wo­llas­ton ad­vir­tió a Ca­me­ron de «es­tar to­man­do a los vo­tan­tes por ton­tos».

50.000 so­li­ci­tan­tes

Lo cier­to es que el ci­ta­do con­ve­nio, lla­ma­do Le Tou­quet, per­mi­te a Lon­dres ha­cer los con­tro­les fron­te­ri­zos en sue­lo fran­cés, en Ca­lais, en vez de en la lo­ca­li­dad in­gle­sa de Do­ver. El que sí echó un ca­po­te a Ca­me­ron fue el ex je­fe de la Agen­cia de Fron­te­ras del Reino Uni­do. En su opi­nión, Gran Bre­ta­ña se en­fren­ta­rá a más de 50.000 so­li­ci­tan­tes de asi­lo en un año si rom­pe re­la­cio­nes con Bru­se­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.