Un in­cen­dio en un cuar­to pi­so de­ja da­ños en un dor­mi­to­rio

La pro­pa­ga­ción de hu­mo cau­só la muer­te de una mas­co­ta

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - M. RODRÍGUEZ

No ha­bía nin­gu­na per­so­na en el pi­so en el mo­men­to en el que se de­cla­ró el in­cen­dio, en un cuar­to pi­so de la Ave­ni­da de Por­tu­gal, 30 de Ou­ren­se. Los bom­be­ros tu­vie­ron que uti­li­zar un vehícu­lo de al­tu­ra pa­ra ac­ce­der a la vi­vien­da a tra­vés de la ven­ta­na. Se en­con­tra­ron con un pe­que­ño in­cen­dio ori­gi­na­do en un dor­mi­to­rio por cau­sas que aún no es­tán acla­ra­das.

No pa­re­cía gran co­sa, pe­ro el hu­mo que se ex­pan­dió por el res­to de la ca­sa al es­tar la puer­ta de la ha­bi­ta­ción da­ña­da abier­ta cau­só la muer­te a la mas­co­ta de los in­qui­li­nos, un ga­to. La in­ha­la­ción del hu­mo que ge­ne­ró el pe­que­ño fue­go, de­cla­ra­do so­bre las 12.30 ho­ras de la tar­de de ayer, pu­do ser la cau­sa del óbi­to del ani­mal. Su pro­pie­ta­rio llo­ró amar­ga­men­te la pér­di­da cuan­do fue ad­ver­ti­do de lo que ha­bía ocu­rri­do.

Fue el ma­yor da­ño que cau­só es­te in­cen­dio, aunque el hu­mo pro­vo­có es­tra­gos en to­do el pi­so, no así en los ve­ci­nos, que no re­sul­ta­ron afec­ta­dos en sus in­mue­bles, pues la zo­na de la vi­vien­da afec­ta­da no co­mu­ni­ca­ba con nin­gu­na otra del edi­fi­cio, ni tu­vie­ron que rea­li­zar­se des­alo­jos, se­gún in­for­mó un por­ta­voz de los bom­be­ros.

To­do que­dó con­cen­tra­do en el pi­so 4ºA del edi­fi­cio, cu­ya ven­ta­na si­guió abier­ta to­do el día pa­ra ven­ti­lar. Mu­chos no su­pie­ron lo que ha­bía ocu­rri­do has­ta que re­gre­sa­ron pa­ra co­mer a sus ca­sas.

In­ter­vi­nie­ron en la ex­tin­ción sie­te bom­be­ros del par­que ou­ren­sano y tam­bién co­la­bo­ró en el ser­vi­cio la Po­li­cía Lo­cal. La ex con­ce­ja­la Áu­rea So­to des­co­no­ce el do­mi­ci­lio y el DNI del ex al­cal­de Ma­nuel Ca­be­zas y del ex con­ce­jal del PP Ju­lio Díaz. No pue­de, por ello, ofre­cer ese dato al Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 1 de Ou­ren­se, que se lo ha­bía pe­di­do en el mis­mo au­to en el que ci­ta­ba a los dos po­lí­ti­cos po­pu­la­res como in­ves­ti­ga­dos en el ca­so de las ce­sio­nes del 10% que du­ran­te años no pa­ga­ron los pro­mo­to­res a las ar­cas mu­ni­ci­pa­les.

Es­ta par­te, di­ce So­to al juez, des­co­no­ce los DNI so­li­ci­ta­dos. «El juz­ga­do de­be­rá ofi­ciar al Concello de Ou­ren­se, en con­cre­to so­li­ci­tar al in­ter­ven­tor esos da­tos, ya que es evi­den­te que al fis­ca­li­zar to­das las nó­mi­nas abo­na­das a los impu­tados du­ran­te los man­da­tos obran en su po­der di­chos DNI».

La fe­cha de la ci­ta­ción de Ca­be­za es­tá pen­dien­te de que se co­noz­ca su di­rec­ción.

SANTI M. AMIL

Los bom­be­ros ac­ce­die­ron a la ca­sa por una ven­ta­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.