Un con­de­na­do por malos tra­tos de 26 años y su pa­re­ja van a dis­cu­tir a su co­che pa­ra no mo­les­tar a los ve­ci­nos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

Una dis­cu­sión en tres tiem­pos du­ran­te la ma­dru­ga­da del 23 de sep­tiem­bre del 2014 ha aca­ba­do con una condena pa­ra un jo­ven de 26 años por dos de­li­tos de malos tra­tos en el ám­bi­to. Ini­cia­ron la disputa en el pi­so que la pa­re­ja com­par­tía con otras dos per­so­nas. Eran ha­bi­tua­les, se­gún el re­la­to de he­chos pro­ba­dos de la sen­ten­cia del Juz­ga­do de lo Pe­nal nú­me­ro 1 de Ou­ren­se. So­bre la una de la ma­dru­ga­da de aque­lla jornada em­pe­za­ron de nue­vo a dis­cu­tir. Fue­ron ca­pa­ces de an­ti­ci­par la evo­lu­ción del asun­to y ce­rra­ron aquel pri­mer ca­pí­tu­lo puer­tas afue­ra. Sin tes­ti­gos.

«Pa­ra no mo­les­tar a los ve­ci- nos y a sus com­pa­ñe­ros de pi­so», el acu­sa­do y su pa­re­ja «ba­ja­ron a la ca­lle y se in­tro­du­je­ron en el vehícu­lo del acu­sa­do, don­de si­guie­ron dis­cu­tien­do». Es­te se­gun­do ca­pí­tu­lo in­clu­yó un bo­fe­tón en el la­do de­re­cho de la ca­ra de la mu­jer y la ame­na­za de se­guir pe­gán­do­le, por lo que la víc­ti­ma sa­lió del tu­ris­mo y se ocul­tó en las in­me­dia­cio­nes.

Hu­ye y se es­con­de

Es­con­di­da de­trás de unos ar­bus­tos, de acuer­do con el re­la­to de he­chos que apa­re­ce de­ta­lla­do en la sen­ten­cia, ella en­vió un men­sa­je des­de su te­lé­fono mó­vil a uno de los com­pa­ñe­ros de pi­so. Le pi­dió ayu­da y la lla­ma­da tu­vo res- pues­ta. Ba­ja­ron a la ca­lle los dos y su pre­sen­cia re­sul­tó pro­vi­den­cial en es­te ter­cer ac­to, pues im­pi­die­ron que el acu­sa­do lle­ga­ra a agre­dir a su ex pa­re­ja sen­ti­men­tal. Uno de los tes­ti­gos lo su­je­tó y lo in­mo­vi­li­zó.

La víc­ti­ma de es­ta agre­sión su­frió le­sio­nes, se­gún de­ta­lla la sen­ten­cia, con­sis­ten­tes en trau­ma­tis­mo en ca­ra, que, tras una pri­me­ra y úni­ca asis­ten­cia facultativa, cu­ra­ron a los ochos días, no im­pe­di­ti­vos y sin se­cue­las.

El im­pli­ca­do en es­te su­ce­so pres­tó con­for­mi­dad a las pe­nas so­li­ci­ta­das por la fis­ca­lía, que re­ba­jó la pe­ti­ción ini­cial. La acep­ta­ción de la condena su­pu­so, en el mis­mo ac­to, re­fren­dar los he- chos pro­ba­dos, en los que se in­di­ca que des­de me­dia­dos del 2012 el acu­sa­do tra­tó a su com­pa­ñe­ra de for­ma ve­ja­to­ria y des­pec­ti­va, ha­bien­do lle­ga­do en oca­sio­nes a intentar agre­dir­la fí­si­ca­men­te.

Un año y 9 me­ses de pri­sión

La condena in­clu­ye un año y nue­ve me­ses de pri­sión, cua­ren­ta días de tra­ba­jos en be­ne­fi­cio de la co­mu­ni­dad y cua­tro años de ale­ja­mien­to, con una prohi­bi­ción ex­pre­sa de acer­car­se a me­nos de cien me­tros de la víc­ti­ma, con quien tam­po­co po­drá co­mu­ni­car por me­dio al­guno. Du­ran­te ese mis­mo pe­río­do tam­bién se­rá pri­va­do del de­re­cho a la te­nen­cia y por­te de ar­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.