El año de las ver­güen­zas

Tino No­voa

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo -

El año ha co­men­za­do con el jui­cio del ca­so Nóos y aca­ba­rá con el del ca­so Gür­tel. Dos de los ma­yo­res ejem­plos de corrupción en las en­tra­ñas de las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y má­xi­mos ex­po­nen­tes de una cul­tu­ra de en­ri­que­ci­mien­to rá­pi­do, y sin es­crú­pu­los, al am­pa­ro del ami­guis­mo po­lí­ti­co do­mi­nan­te en Es­pa­ña en los años no­ven­ta y en los pri­me­ros del pre­sen­te si­glo. En am­bas cau­sas es­tán im­pli­ca­das ad­mi­nis­tra­cio­nes go­ber­na­das por el PP, y se­ña­la­da­men­te la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na. Un problema aña­di­do pa­ra Ma­riano Ra­joy, por­que es di­fí­cil ne­go­ciar la for­ma­ción de Go­bierno, e im­po­si­ble ha­blar de re­ge­ne­ra­ción, cuan­do en los tri­bu­na­les se es­tán ai­rean­do un día sí y otro tam­bién todos los tra­pos su­cios que su par­ti­do ha ido acu­mu­lan­do a lo lar­go de los años. El lí­der del PP in­sis­te en que son co­sas del pa­sa­do, como si con ello se es­fu­ma­ran las res­pon­sa­bi­li­da­des de su par­ti­do, e in­clu­so las su­yas per­so­na­les. «Has­ta aquí he­mos lle­ga­do», ha di­cho más de una vez. Pe­ro una y otra vez sus pa­la­bras son des­men­ti­das por los he­chos. La úl­ti­ma prue­ba, el blin­da­je de Ri­ta Bar­be­rá, que en reali­dad es blin­dar al pro­pio par­ti­do pa­ra el su­pues­to de que ha­ya que ir a unas nue­vas elec­cio­nes. Es­con­der­la en la co­mi­sión per­ma­nen­te del Se­na­do pa­ra elu­dir las in­ves­ti­ga­cio­nes ju­di­cia­les en mar­cha so­bre la tra­ma de corrupción en el Ayun­ta­mien­to de Va­len­cia es jus­to lo con­tra­rio de lo que pro­me­te y, so­bre to­do, de lo que de­be ha­cer­se.

La pri­me­ra de­cla­ra­ción en el jui­cio del ca­so Nóos mues­tra ya que el Go­bierno ba­lear se sal­tó las nor­mas a la to­re­ra pa­ra en­ri­que­cer, con di­ne­ro pú­bli­co, al yerno del en­ton­ces rey y cu­ña­do del ac­tual. El re­le­vo en la co­ro­na ha evi­ta­do que las ver­güen­zas que van a ir sa­lien­do en el jui­cio em­pon­zo­ñen la ima­gen de la mo­nar­quía. No ha se­gui­do el ejem­plo Ma­riano Ra­joy, y por sus re­nuen­cias a lim­piar el par­ti­do, ten­drá que con­vi­vir con los so­bre­sal­tos que le van a ir lle­gan­do de los tri­bu­na­les. Aho­ra, y es­pe­cial­men­te des­pués del ve­rano, con el jui­cio de la Gür­tel, que pon­drá al des­cu­bier­to las mi­se­rias en la cú­pu­la del PP. El año de las ver­güen­zas se le va a ha­cer muy lar­go a Ra­joy. Y así es di­fí­cil lle­gar a go­ber­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.