Pa­blo Igle­sias li­qui­da a su di­rec­ción en Ga­li­cia por cues­tio­nar a En Ma­rea

Crea­rá una ges­to­ra y con­vo­ca pri­ma­rias en dos me­ses, pe­ro Breo­gán Rio­boo di­ce que no di­mi­te y si­gue como se­cre­ta­rio xe­ral

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - CAR­LOS PUNZÓN

Pa­blo Igle­sias y la di­rec­ción es­ta­tal de Po­de­mos tra­ta­ron de cer­car ayer a su se­cre­ta­rio xe­ral en Ga­li­cia, Breo­gán Rio­boo, pa­ra abo­car­lo a di­mi­tir y po­ner fin así al cues­tio­na­mien­to que el res­pon­sa­ble del par­ti­do en la co­mu­ni­dad y su nue­va di­rec­ción mantienen so­bre los be­ne­fi­cios de se­guir for­man­do par­te de la coa­li­ción tri­par­ti­ta En Ma­rea pa­ra las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas de es­te año.

En una es­ce­ni­fi­ca­ción mi­li­me­tra­da, los diez miem­bros del co­mi­té ciu­da­dano au­to­nó­mi­co crí­ti­cos con Rio­boo —in­clui­dos los dos dipu­tados y su se­na­dor— di­mi­tían al me­dio­día de ayer y so­lo una ho­ra más tar­de des­de Ma­drid el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción es­ta­tal de Po­de­mos, Ser­gio Pas­cual, anun­cia­ba pú­bli­ca­men­te la cons­ti­tu­ción de «un equi­po téc­ni­co» [ges­to­ra] pa­ra ha­cer­se car­go del par­ti­do en Ga­li­cia y or­ga­ni­zar unas elec­cio­nes in­ter­nas de las que sal­gan nue­vos ór­ga­nos de di­rec­ción en la co­mu­ni­dad. La de­ci­sión fue co­mu­ni­ca­da a Rio­boo como una op­ción ce­rra­da tan so­lo vein­te mi­nu­tos an­tes de tras­la­dar­la a la opi­nión pú­bli­ca.

Por la no­che, en un co­rreo a todos los se­cre­ta­rios lo­ca­les del par­ti­do en Ga­li­cia, Rio­boo fi­jó po­si­ción y anun­ció que no di­mi­ti­rá de su car­go: «Con­ti­núo coas mi­ñas fun­cións e res­pon­sa­bi­li­da- des, coa fir­me con­vic­ción de ga­ran­tir os prin­ci­pios de de­mo­cra­cia real, par­ti­ci­pa­ción e trans­pa­ren­cia que ins­pi­ran á no­sa or­ga­ni­za­ción».

La di­so­lu­ción del con­se­jo ciu­da­dano ele­gi­do por la mi­li­tan­cia se pro­du­ce de ma­ne­ra re­gla­men­ta­ria al per­der a la mi­tad más uno de sus in­te­gran­tes, ya que de los 35 ini­cia­les, tras las ba­jas de ayer ya so­lo que­da­ron ocho. Ade­más de ha­ber des­apa­re­ci­do tam­bién la co­mi­sión de ga­ran­tías tras cua­tro di­mi­sio­nes en­tre sus miem­bros, como in­for­mó ayer La Voz, la di­rec­ción es­ta­tal de Po­de­mos com­ple­tó una ima­gen de des­go­bierno en el par­ti­do en Ga­li­cia al sub­ra­yar Pas­cual que no con­si­de- ran le­gi­ti­ma­da a la nue­va eje­cu­ti­va nom­bra­da por Rio­boo, tras ser de­nun­cia­da in­ter­na­men­te la lim­pie­za de la vo­ta­ción por la que se apro­bó su com­po­si­ción el mes pa­sa­do. «Se en­cuen­tra sub iu­di­ce », se­ña­ló por la no­che en co­mu­ni­ca­do in­terno a todos sus mi­li­tan­tes en Ga­li­cia.

Pe­se a ca­re­cer de es­truc­tu­ra or­gá­ni­ca, el equi­po de Pa­blo Igle­sias re­co­no­ce que téc­ni­ca­men­te Breo­gán Rio­boo si­gue sien­do se­cre­ta­rio xe­ral, y a eso se afe­rra él, cons­cien­te de que so­lo le pue­de apar­tar del car­go una mo­ción de cen­su­ra de la mi­li­tan­cia o mo­ti­vos dis­ci­pli­na­rios. El se­cre­ta­rio xe­ral de Po­de­mos en Ga­li­cia ad­vir­tió a sus res­pon­sa­bles lo­ca­les que la de­ci­sión de la cú­pu­la es­ta­tal con­lle­va la re­no­va­ción del con­se­jo ciu­da­dano y del co­mi­té de ga­ran­tías, pe­ro no a su car­go.

«Las co­sas se ha­cen como pi­de el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Can­ta­bria. Vamos a pre­gun­tar­le a las ba­ses», pu­so como ejem­plo el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción de Po­de­mos es­ta­tal mos­trán­do­le el ca­mino de la di­mi­sión a Rio­boo y que se so­me­ta a las pri­ma­rias fren­te a sus ri­va­les.

Ser­gio Pas­cual re­co­no­ció que en Ga­li­cia «ha ha­bi­do dis­cre­pan­cias ai­ra­das y pú­bli­cas so­bre el re­sul­ta­do de En Ma­rea, «que tu­vo un éxi­to ro­tun­do, como di­ce Pa­blo Igle­sias», con­clu­yó pa­ra mar­car dis­tan­cias con las du­das de Rio­boo.

Que de­vuel­van los te­lé­fo­nos

Tras co­no­cer la de­ci­sión de Po­de­mos es­ta­tal, Breo­gán Rio­boo exi­gió a los di­mi­sio­na­rios que cuen­tan con nó­mi­na del par­ti­do que en­víen una carta de re­nun­cia pa­ra pro­ce­der a dar­les de ba­ja en la nó­mi­na, y de­vuel­van los te­lé­fo­nos asig­na­dos, como ase­gu­ra les vie­ne re­cla­man­do sin éxi­to des­de ha­ce días a los di­mi­ti­dos.

Más in­for­ma­ción

M. MÍGUEZ

Pa­blo Igle­sias ase­gu­ra que el úni­co ca­mino pa­ra Po­de­mos es se­guir con En Ma­rea, pe­ro Rio­boo (de­trás a la de­re­cha) lo po­ne en du­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.