Mar­tes de car­na­val trá­gi­co en Ale­ma­nia

Mue­ren al me­nos diez per­so­nas y cien re­sul­tan he­ri­das en el cho­que fron­tal de dos tre­nes de cer­ca­nías en Ba­vie­ra, que pu­do de­ber­se a un error hu­mano

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - PATRICIA BAELO

Nun­ca an­tes un mar­tes de car­na­val fue más tris­te. Ayer Ale­ma­nia ama­ne­cía con­mo­cio­na­da por el peor ac­ci­den­te fe­rro­via­rio de los úl­ti­mos años. Al me­nos diez per­so­nas mu­rie­ron y un cen­te­nar re­sul­ta­ron he­ri­das, 18 de ellas de gra­ve­dad, tras el cho­que de dos tre­nes de cer­ca­nías en el es­ta­do fe­de­ra­do de Ba­vie­ra, en el sur del país. El si­nies­tro ocu­rrió al­re­de­dor de las 6.48 ho­ra lo­cal, cuan­do los dos con­vo­yes de la com­pa­ñía Me­ri­dian, que cu­brían el tra­yec­to en­tre de Holz­kir­chen y Ro­sen­heim, co­li­sio­na­ban fron­tal­men­te pro­vo­can­do el des­ca­rri­la­mien­to de uno de ellos en un tra­mo de una so­la vía a la al­tu­ra de Bad Ai­bling, a unos 50 ki­ló­me­tros al su­r­es­te de Mú­nich.

Se­gún in­for­mó a úl­ti­ma ho­ra de la tar­de el dia­rio Han­no­vers­che All­ge­mei­ne Zei­tung, re­mi­tién­do­se a «fuen­tes fia­bles» de la in­ves­ti­ga­ción, la cau­sa fue un error hu­mano. Eso sí, na­die se atreve a se­ña­lar con el de­do. Ni a los ma­qui­nis­tas, que fa­lle­cie­ron en el ac­to, ni al per­so­nal de la es­ta­ción. Al­gu­nos van más le­jos, como el exin­ge­nie­ro de la fe­rro­via­ria es­ta­tal Deuts­che Bahn Karl-Dieter Bo­dack, quien apues­ta por «un fa­llo téc­ni­co pro­vo­ca­do» en de­cla­ra­cio­nes a The Huf­fing­ton Post. Lo úni­co que es­tá cla­ro es que los tre­nes cam­bia­ron su plan de via­je sin mo­ti­vo apa­ren­te, «al­go que se in­ves­ti­ga­rá aho­ra», ex­pli­có el mi­nis­tro de In­te­rior de Ba­vie­ra, Joa­chim Herrmann.

Ho­ras an­tes, en rue­da de pren­sa, el ti­tu­lar de Trans­por­tes, Ale- xan­der Do­brindt, in­for­mó que los dos tre­nes cho­ca­ron a «gran ve­lo­ci­dad», en un tra­mo don­de el má­xi­mo per­mi­ti­do es de 100 ki­ló­me­tros por ho­ra. Al tra­tar­se de una cur­va, los ma­qui­nis­tas no pu­die­ron reac­cio­nar. De mo­men­to se han en­con­tra­do en­tre los es­com­bros dos de las tres ca­jas ne­gras. «Es una ho­ra di­fí­cil en la his­to­ria del trans­por­te fe­rro­via­rio de Ale­ma­nia», de­cla­ró Do­brindt. De he­cho se tra­ta del peor ac­ci­den­te de es­te ti­po des­de que en el 2012 un tren re- gio­nal y uno de mer­can­cías se es­tam­pa­ran, con un sal­do de 3 muer­tos y 13 he­ri­dos. El si­nies­tro más gra­ve re­gis­tra­do en Ba­vie­ra se re­mon­ta a 1975, cuan­do dos ex­pre­sos cho­ca­ron a la al­tu­ra de Warn­gau, cau­san­do la muer­te a 41 per­so­nas.

Sus­pen­di­dos los ac­tos de hoy

Vi­si­ble­men­te con­mo­cio­na­da, la can­ci­ller ale­ma­na tras­la­dó sus con­do­len­cias a las fa­mi­lias de las víc­ti­mas. «Tam­bién es­tán en mis pen­sa­mien­tos los nu­me­ro­sos he­ri­dos. Les de­seo una rá­pi­da y, en lo po­si­ble, com­ple­ta re­cu­pe­ra­ción», di­jo An­ge­la Mer­kel a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do. Por su par­te, el je­fe del Go­bierno bá­va­ro, Horst Seeho­fer, quien tie­ne pre­vis­to acer­car­se hoy has­ta el lu­gar del ac­ci­den­te, lo ca­li­fi­có de «tra­ge­dia, que inun­da de tris­te­za al país«. Todos los par­ti­dos po­lí­ti­cos han can­ce­la­do el tra­di­cio­nal pro­gra­ma del Miér­co­les de Ce­ni­za en Ba­vie­ra. Al igual que la ciu­dad de Ro­sen­heim, que sus­pen­dió los fes­te­jos. «El mar­tes de car­na­val del 2016 es un día ne­gro pa­ra to­da la re­gión», ar­gu­men­tó la al­cal­de­sa, Gabriele Bauer.

PE­TER KNEFFEL AFP

Bom­be­ros y per­so­nal mé­di­co se or­ga­ni­zan jun­to a los tre­nes que cho­ca­ron cer­ca de Bad Ai­bling por cau­sas des­co­no­ci­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.