La pe­ti­ción de in­ter­ven­ción de Mer­kel des­co­lo­ca a la OTAN

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

La OTAN es­tá ra­di­ca­da en la ca­pi­tal co­mu­ni­ta­ria pe­ro, aunque sue­ne ex­tra­ño tra­tán­do­se de Bru­se­las, la voz can­tan­te no la tie­ne Ale­ma­nia. Cuan­do se tra­ta de la Alianza Atlán­ti­ca, me­jor es­cu­char a Es­ta­dos Uni­dos y ayer, en lo re­fe­ri­do a la pe­ti­ción ger­mano-tur­ca de im­pli­car a la OTAN en la gra­ve cri­sis de los re­fu­gia­dos, el em­ba­ja­dor nor­te­ame­ri­cano, Dou­glas Lu­te, no mos­tró es­pe­cial en­tu­sias­mo al ma­ti­zar, pri­me­ro, que se ha­bía en­te­ra­do de la pro­pues­ta a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, y re­cor­dar, fi­nal­men­te, que el problema es de Eu­ro­pa y que de­be­ría abor­dar­se en los cuar­te­les ge­ne­ra­les de la UE. Eso sí, no ce­rró nin­gu­na puer­ta y abo­gó por es­cu­char pri­me­ro que quie­ren plan- tear­le sus dos alia­dos. Así lo hi­zo tam­bién el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la or­ga­ni­za­ción, Jens Stol­ten­berg, quien avan­zó que es­tu­dia­rán «muy en se­rio» la pe­ti­ción.

Lo hi­zo en una com­pa­re­cen­cia an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción de ca­ra a la reunión mi­nis­te­rial que se ce­le­bra hoy y ma­ña­na en Bru­se­las con una agen­da al­go des­ca­fei­na­da. Pe­ro lle­gó el lu­nes y An­ge­la Mer­kel, en una vi­si­ta ofi­cial a Tur­quía, sor­pren­dió a todos po­nien­do so­bre la me­sa una op­ción que na­die es­pe­ra­ba y que sin du­da ha pi­lla­do en fue­ra de jue­go in­clu­so al pro­pio Stol­ten­berg, como él mis­mo con­fe­só al des­ve­lar que no fue has­ta ayer por la ma­ña­na cuan­do re­ci­bió no­ti­fi­ca­ción ofi­cial de la im­pro­vi­sa­da pro­pues­ta di­se­ña­da mano a mano en­tre Ber­lín y An­ka­ra.

«Todos estamos preo­cu­pa­dos, todos ve­mos la ne­ce­si­dad de ges­tio­nar y ata­jar la tra­ge­dia hu­ma­na, pe­ro tam­bién los mu­chos pro­ble­mas vin­cu­la­dos a la cri­sis de re­fu­gia­dos e in­mi­gran­tes que ve­mos en Eu­ro­pa», re­cal­có sin en­trar en más de­ta­lles so­bre fu­tu­ros ope­ra­ti­vos.

Eso sí, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral re­cor­dó al pri­mer mi­nis­tro tur­co, Ah­met Da­vu­to­glu, que los alia­dos ya de­ci­die­ron a fi­na­les del año pa­sa­do un pa­que­te de me­di­das de ga­ran­tías de se­gu­ri­dad pa­ra Tur­quía que in­clu­ye la ba­te­ría de mi­si­les Pa­triot de Es­pa­ña (de­fen­sa aérea), el des­plie­gue de avio­nes de vigilancia AWACS, pa­tru­llas de avio­nes de vigilancia ma­rí­ti­ma y el au­men­to de la pre­sen­cia de las ca­pa­ci­da­des mi­li­ta­res na­va­les en el Me­di­te­rrá­neo Es­te y más ca­pa- ci­da­des de vigilancia, re­co­no­ci­mien­to e in­te­li­gen­cia.

En el apar­ta­do de los es­cép­ti­cos se si­tuó ayer el mi­nis­tro de De­fen­sa en fun­cio­nes, Pe­dro Mo­re­nés, al re­co­no­cer que «no en­tien­do exac­ta­men­te có­mo pue­de con­tri­buir de ma­ne­ra efi­caz a la cri­sis de los re­fu­gia­dos». «Yo creo que Eu­ro­pa tie­ne ca­pa­ci­da­des y es­truc­tu­ra su­fi­cien­tes pa­ra ha­cer­le fren­te», re­cal­có an­tes de pun­tua­li­zar crí­ti­ca­men­te que de­be­rían usar­se «de una ma­ne­ra más cohe­ren­te y efi­cien­te de lo que lo he­mos he­cho has­ta aho­ra». Pre­ci­sa­men­te fue Es­pa­ña el país que en 2004 li­de­ró una mi­sión hu­ma­ni­ta­ria de la OTAN tras un gra­ve te­rre­mo­to en Pa­kis­tán, uno de los pre­ce­den­tes que se re­cuer­dan so­bre ese otro rol de la Alianza.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.