«To­xo», el pri­mer ele­men­to de un genoma con nom­bre ga­lle­go

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad -

La se­cuen­cia­ción del ADN de la ga­rra­pa­ta ha per­mi­ti­do des­cu­brir sus se­cre­tos, al­go esen­cial pa­ra po­der con­tro­lar las múl­ti­ples en­fer­me­da­des que pro­du­ce. Pe­ro a un ni­vel más es­tric­ta­men­te cien­tí­fi­co la in­ves­ti­ga­ción tam­bién ha re­sul­ta­do muy pro­me­te­do­ra. Los dos in­ves­ti­ga­do­res ga­lle­gos, Jo­sé Ma­nuel Cas­tro Tu­bío y Mar­ta To­jo, en­con­tra­ron en su ADN dos nue­vas fa­mi­lias de ele­men­tos mó­vi­les trans­po­ni­bles, frag­men­tos re­pe­ti­dos del genoma, un he­cho re­le­van­te en su cam­po. Uno de ellos se bau­ti­zó como «to­xo» y es el pri­mer ele­men­to de un genoma con nom­bre ga­lle­go. El otro se lla­ma squi­rrel. ti­pos de ga­rra­pa­tas y desa­rro­llar fór­mu­las de lu­cha con­tra las en­fer­me­da­des que pro­du­cen», ex­pli­ca Jo­sé Ma­nuel Cas­tro Tu­bío, in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­da­de de Vi­go que fue de los pri­me­ros en in­cor­po­rar­se al pro­yec­to, en el 2007, y que reali­zó la ma­yor par­te del tra­ba­jo en el San­ger Ins­ti­tu­te de la Uni­ver­si­dad de Cam­brid­ge.

Ca­si los ge­nes de un hu­mano

El Ixo­des sca­pu­la­ris es un arác­ni­do in­sig­ni­fi­can­te, pe­ro con un genoma fas­ci­nan­te y com­ple­jo. Con un ta­ma­ño de ape­nas un cen­tí­me­tro tie­ne 20.000 ge­nes en su ADN, ca­si tan­tos como los del ser hu­mano. Al­gu­nos de ellos es­tán in­vo­lu­cra­dos en la pro­duc­ción ul­tra­rrá­pi­da de cu­tí­cu­la (piel), lo que le per­mi­te au­men­tar has­ta en 100 ve­ces su ta­ma­ño cuan­do se ali­men­ta chu­pan­do san­gre. Igual o más sor­pren­den­te es el he­cho de que po­see múl­ti­ples ge­nes orien­ta­dos a co­di­fi­car mi­les de com­pues­tos pa­ra for­mar par­te de la sa­li­va, lo que le per­mi­te pi­car mul­ti­tud de hos­pe­da­do­res, des­de hu­ma­nos a una gran va­rie­dad de ani­ma­les y plan­tas. No me­nos des­ta­ca­ble es su pro­duc­ción de en­zi­mas es­pe­cia­les de­to­xi­fi­ca­do­ras que eli­mi­nan el hie­rro y otros agen­tes tó­xi­cos pa­ra su or­ga­nis­mo, lo que le con­fie­re una im­por­tan­te de­fen­sa con­tra los in­sec­ti­ci­das.

Es­tas son las for­ta­le­zas de su genoma. Pe­ro tam­bién tie­ne de­bi­li­da­des. «De sus 20.000 ge­nes, hay un 20 % que son es­pe­cí­fi­cos de es­tas ga­rra­pa­tas, al­go que no se en­cuen­tra en nin­gún otro ani­mal, lo que sig­ni­fi­ca que po­dre­mos di­ri­gir in­sec­ti­ci­das que blo­queen es­tas pro­teí­nas y que ata­quen so­lo a es­tos arác­ni­dos y no afec­ten a nin­gún otro or­ga­nis­mo vi­vo», ex­pli­ca Cas­tro Tu­bío. Es­te se­rá aho­ra el ob­je­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.