¡Cás­pi­ta!

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - Pe­pe Seoane

Ya res­pi­ra­mos de otro mo­do los pea­to­nes de es­ta ciu­dad. Sa­ber que exis­te re­cam­bio al cam­bio ge­ne­ra con­fian­za, pro­du­ce una tran­qui­li­dad que pa­ra sí qui­sie­ran otros. De vez en cuan­do, aunque so­lo sea por su ver­tien­te te­ra­péu­ti­ca, se ha­ce ne­ce­sa­ria una in­yec­ción de au­to­es­ti­ma, una do­sis pa­ra re­for­zar la con­fian­za en los ges­to­res y car­gos pú­bli­cos. ¿Qué me­jor, an­te un ba­jón de mo­ral de la tro­pa, aca­so in­flui­da por la su­ma de ele­men­tos de­pre­si­vos como el frío, la llu­via y la nie­bla, que la re­pro­ba­ción de un al­cal­de? Ayu­da a man­te­ner la ten­sión y es gra­tis. Óp­ti­mo, pues. Y di­dác­ti­co, so­bre to­do pa­ra los nue­vos, que aban­do­na­rán la cor­po­ra­ción, con el man­da­to cum­pli­do, sa­bien­do que po­drán con­tar a los nie­tos, o a quien se le pon­ga por de­lan­te en unos años, que asis­tió a un pleno en el que se re­pro­bó a un al­cal­de.

Cás­pi­ta, le di­rán con pre­vi­si­ble ad­mi­ra­ción, si el in­ter­lo­cu­tor es de los que aún re­cuer­da las aven­tu­ras del Ca­pi­tán Trueno, con sus in­se­pa­ra­bles Si­grid, Go­liath y Cris­pín. Va­le que no sir­vió pa­ra na­da, vol­ve­rá a la car­ga el de an­tes, pe­ro qué ni­ve­la­zo, qué de­ba­te, qué cohe­ren­cia, qué ca­ras. ¿Ca­ras? Ah, pues tam­bién. Ha­ce me­nos de tres años, el ac­tual por­ta­voz socialista en el Concello —en­ton­ces en el go­bierno: qué tiem­pos!— afea­ba al PP en la opo­si­ción la inuti­li­dad de una ma­nio­bra como la que aho­ra ha apo­ya­do con evi­den­te sol­tu­ra. (El lí­der po­pu­lar, sir­va pa­ra com­ple­tar el es­ce­na­rio, era el hoy vi­ce­pre­si­den­te de la Dipu­tación, cu­yo je­fe tam­bién es­tá re­pro­ba­do).

Y en­ton­ces va y apa­re­ce de nue­vo el ca­pi­tán Trueno, con el mí­ti­co «vo­to a bríos».

¿Quién, Bríos? Pues que pa­se, que como re­pro­ba­dor o re­pro­ba­do aca­ba cual­quie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.