La eje­cu­ti­va del PSOE re­cu­la y ala­ba el pa­pel del gru­po pro­vin­cial en la Dipu­tación

Los miem­bros de la eje­cu­ti­va pro­vin­cial se reunie­ron en se­cre­to es­te lu­nes pa­ra tra­tar de fir­mar una tre­gua

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - MIGUEL AS­CÓN

El PSOE su­fre una de sus cri­sis más gra­ves en Ou­ren­se. La cú­pu­la pro­vin­cial del par­ti­do vi­ve mo­men­tos de de­bi­li­dad tras abrir­se una in­ves­ti­ga­ción a dos de los miem­bros de su eje­cu­ti­va por in­ves­ti­gar los se­cre­tos de otro com­pa­ñe­ro du­ran­te el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción de las can­di­da­tu­ras pa­ra las ge­ne­ra­les. Un gru­po de in­te­gran­tes de la di­rec­ción reunió fir­mas pa­ra pe­dir que al­guien asu­mie­se res­pon­sa­bi­li­da­des an­te esa si­tua­ción, pe­ro la cú­pu­la socialista —afín al ex­se­cre­ta­rio ge­ne­ral, Pachi Vázquez— se ne­gó ro­tun­da­men­te en una reunión ce­le­bra­da el día 1 de es­te mes y arre­me­tió con­tra los crí­ti­cos, pe­ro se han vis­to obli­ga­dos a re­cu­lar.

Ese pri­mer día de fe­bre­ro se ce­le­bró una po­lé­mi­ca reunión de la eje­cu­ti­va pro­vin­cial en la que se evi­den­ció la so­le­dad de los prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes del PSOE ou­ren­sano, Raúl Fer­nán­dez y su nú­me­ro dos, Ma­ría Quin­tas, su­pe­ra­dos en nú­me­ro por quie­nes pe­dían de­ci­sio­nes más drás­ti­cas en re­la­ción al su­pues­to ca­so de es­pio­na­je en­tre com­pa­ñe­ros. El en­cuen­tro aca­bó a puer­ta ce­rra­da con gra­ves alu­sio­nes per­so­na­les en­tre unos y otros y, de ca­ra al pú­bli­co, con un co­mu­ni­ca­do en el que la cú­pu­la socialista arre­me­tía con­tra los crí­ti­cos. A quie­nes ha­bían reuni­do fir­mas les de­cían que «fa­rían me­llor en ocu­par o seu tem­po en desen­vol­ver o seu tra­ba­llo nos es­pa­zos que o par­ti­do lles ha­bi­li­tou pa­ra elo, como po­de ser a Depu­tación de Ou­ren­se». Y aña­dían: «É di­cir, no canto de aten­der aos pro­ble­mas cos que se ato­pan os con­ce­llei­ros, agru­pa­cións e go­ber­nos so­cia­lis­tas co PP bal­ta­ris­ta, adi­can o seu tem­po de tra­ba­llo a in­tri­gar con­tra a ac­tual di­rec­ción».

Pues bien, el he­cho de que esa no­ta de pren­sa se arro­ga­se la re­pre­sen­ta­ción de to­da la eje­cu­ti­va —pe­se a que la ma­yor par­te de la mis­ma pi­de un cam­bio de rum­bo en el par­ti­do— en­co­le­ri­zó a los crí­ti­cos, que for­za­ron la ce­le­bra­ción de una nue­va reunión. La del día 1 ha­bía si­do or­di­na­ria y el asun­to se tra­tó en rue­gos y pre­gun­tas, pe­ro es­te se­gun­do en­cuen­tro fue ex­tra­or­di­na­rio y se ce­le­bró de for­ma se­cre­ta, sin que es­ta vez nin­guno de los ban­dos en disputa in­for­ma­se a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Los miem­bros de la eje­cu­ti­va se vie­ron las ca­ras es­te lu­nes con la in­ten­ción de fir­mar una tre­gua in­ter­na que se con­cre­tó ayer con un nue­vo co­mu­ni­ca­do.

Pe­se a en­ca­be­zar esa no­ta de pren­sa con otro te­ma (la «pé­si­ma si­tua­ción da pro­vin­cia»), en el úl­ti­mo pá­rra­fo la eje­cu­ti­va ex­pli­ca que «a di­rec­ción do PS­deG-PSOE apro­vei­tou a reunión pa­ra pór en va­lor e fe­li­ci­tar o tra­ba­llo po­lí­ti­co fei­to po­lo equi­po socialista na Depu­tación Pro­vin­cial ‘e ani­ma­los a pro­se­guir co tra­ba­llo pro­po­si­ti­vo e de con­trol que se es­tá a desen­vol­ver, evi­den­cian­do as ei­vas na xes­tión do PP e do seu pre­si­den­te’». El par­ti­do tra­ta, de es­te mo­do, de ce­rrar uno de sus epi­so­dios más crí­ti­cos de su his­to­ria re­cien­te.

«No canto de aten­der aos pro­ble­mas cos que se ato­pan con­ce­llei­ros, agru­pa­cións e go­ber­nos so­cia­lis­tas co PP bal­ta­ris­ta, adi­can o seu tem­po de tra­ba­llo a in­tri­gar con­tra a ac­tual di­rec­ción»

01-02-2016 «A di­rec­ción do PS­deG-PSOE de Ou­ren­se apro­vei­tou a reunión pa­ra pór en va­lor e fe­li­ci­tar o tra­ba­llo po­lí­ti­co fei­to po­lo equi­po socialista na Depu­tación

10-02-2016

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.