Sec­ta­ris­mo e in­co­rrec­ción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Mi carta va en re­la­ción al ar­tícu­lo de opi­nión de Ro­ber­to Blan­co Val­dés: «Ayun­ta­mien­to de Ma­drid: lo gra­ve es el con­ce­to ». El ar­tícu­lo, per­fec­ta­men­te ex­pli­ca­do, nos ha­ce ver que un go­ber­nan­te no ha de go­ber­nar nun­ca de ma­ne­ra sec­ta­ria pa­ra sus vo­tan­tes, sino que ha de ha­cer­lo pa­ra todos los ciu­da­da­nos. Es di­fí­cil re­ba­tir esa afir­ma­ción. Por otro la­do, tam­bién es di­fí­cil­men­te re­ba­ti­ble que cual­quier go­ber­nan­te es­tá ahí por los vo­tos que le han da­do los ciu­da­da­nos por de­fen­der las ideas que de­fien­de, y que es­tos es­pe­ran que lle­ve a ca­bo una vez al­can­za el po­der. Es­toy to­tal­men­te de acuer­do con res­pec­to a la Ca­bal­ga­ta de Re­yes, con res­pec­to a un es­pec­tácu­lo de tí­te­res que nun­ca de­bió es­tar en­mar­ca­do en un pro­gra­ma infantil, a la ca­rre­ra de la mu­jer...

Sin em­bar­go, al ter­mi­nar el ar­tícu­lo, la reflexión: «Ima­gí­nen­se de vi­ce­pre­si­den­te al ideó­lo­go de es­ta bár­ba­ra lo­cu­ra» me ha de­ja­do frío. Pe­ro me pu­se a ima­gi­nar de pre­si­den­te del Go­bierno a al­guien cu­yo par­ti­do pa­ga con di­ne­ro ne­gro la re­for­ma de su se­de. O a al­guien cu­yo par­ti­do se ha de­di­ca­do a mal­ver­sar el di­ne­ro des­ti­na­do a ayu­dar a la gen­te que se que­da sin tra­ba­jo. Y como es­to, pen­sé en presidentes del Go­bierno que per-

CAS­TRO SE­GA­DE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.