Pe­ña Nieto afron­ta el es­cán­da­lo de la nu­li­dad de su se­gun­do ma­tri­mo­nio

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - MI­LA­GROS L. DE GUEREÑO

Los es­cán­da­los no dan res­pi­ro a la pa­re­ja for­ma­da por el pre­si­den­te de Mé­xi­co, En­ri­que Pe­ña Nieto, y su se­gun­da esposa, An­gé­li­ca Ri­ve­ra, co­no­ci­da por la te­le­no­ve­la La Ga­vio­ta. El úl­ti­mo, a días de la lle­ga­da del pa­pa Francisco, la re­ve­la­ción de que su en­la­ce ecle­siás­ti­co se ba­só en una farsa de la Ar­chi­dió­ce­sis Primada de Mé­xi­co. La ins­ti­tu­ción en­ca­be­za­da por el car­de­nal Nor­ber­to Ri­ve­ra se las arre­gló pa­ra anu­lar en el 2009 el ma­tri­mo­nio de la ac­triz con el pro­duc­tor de te­le­no­ve­las Jo­sé Al­ber­to Cas­tro rom­pien­do va­rios re­gla­men­tos de la Iglesia ca­tó­li­ca. ¡Ca­si na­da!

El en­tuer­to lo ha re­ve­la­do una in­ves­ti­ga­ción de la re­vis­ta Pro­ce­so y la pe­rio­dis­ta Carmen Aris­te­gui. La tra­ma es más pro­pia de uno de los cu­le­bro­nes que Ri­ve­ra pro­ta­go­ni­za­ba que de una bo­da de al­to co­pe­te, de la que siem­pre se co­men­tó que era un mon­ta­je pa­ra ayu­dar al en­ton­ces go­ber- na­dor del es­ta­do de Mé­xi­co a lle­gar a la pre­si­den­cia de la na­ción.

El plan fun­cio­nó y Pe­ña lle­gó a Los Pi­nos con La Ga­vio­ta col­ga­da del bra­zo. Pe­ro des­pués to­do han si­do disgustos. A ver qué ca­ra le po­nen al san­to pa­dre du­ran­te su vi­si­ta ofi­cial que em­pie­za ma­ña­na. Y más sa­bien­do que Ber­go­glio es­tá al tan­to de la his­to­ria en la ver­sión del pa­dre Jo­sé Luis Sa­li­nas, el clé­ri­go, que falleció de cán­cer a fi­nes del 2015, pe­ro pu­do en­viar­le una carta con los de­ta­lles.

Las nup­cias en­tre An­gé­li­ca y Cas­tro se ce­le­bra­ron en el 2004, el 2 de di­ciem­bre, en la iglesia de Nues­tra Se­ño­ra de Fá­ti­ma de la co­lo­nia Ro­ma. Fue un even­to ín­ti­mo santificado por el pá­rro­co, Ra­món Gar­cía Ló­pez. El día 11 ce­le­bra­ron el en­la­ce con la fa­mi­lia, en una ce­re­mo­nia en Aca­pul­co que ofi­ció Sa­li­nas, co­no­ci­do como el sa­cer­do­te de las estrellas.

Des­pués lle­gó la fa­ma pa­ra la ar­tis­ta, que se con­vir­tió en ima­gen del es­ta­do de Mé­xi­co. En el 2008 anun­ció el di­vor­cio ci­vil y Pe­ña Nieto ad­mi­tía que eran no­vios. Al año si­guien­te lle­gó el pro­ce­so ex­prés pa­ra anu­lar el ma­tri­mo­nio: la ac­triz alu­dió a la bo­da pla­ye­ra, que la Iglesia no ad­mi­te, pa­ra jus­ti­fi­car la anu­la­ción. En tres me­ses el víncu­lo ecle­siás­ti­co que­dó di­suel­to.

Reha­bi­li­ta­do por la Ro­ta

Se­gún el reportaje, la ar­chi­dió­ce­sis va­li­dó una anu­la­ción in­de­bi­da del ma­tri­mo­nio de Ri­ve­ra-Cas­tro pa­ra po­si­bi­li­tar las nup­cias de la ac­triz con Pe­ña Nieto e in­ha­bi­li­tó al pa­dre Sa­li­nas. Es­te re­cla­mó du­ran­te dos años has­ta que el Tri­bu­nal de la Ro­ta le dio la razón y lo reha­bi­li­tó. Ca­li­fi­có la anu­la­ción como un «cra­so si­mu­la­cro de jus­ti­cia» y de­cla­ró que la pri­me­ra sen­ten­cia era nu­la.

Si el trá­mi­te se ba­só en un frau­de, se­ría inexis­ten­te el en­la­ce de la pa­re­ja pre­si­den­cial ce­le­bra­do en no­viem­bre del 2010. La pu­bli­ca­ción po­ne en du­da la bo­da en­tre Pe­ña Nieto y Ri­ve­ra, que, se­gún los do­cu­men­tos ecle­siás­ti­cos, no es­ta­rían ca­sa­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.