Ma­ta a su pa­re­ja de un ti­ro de es­co­pe­ta en Be­ce­rreá

El pre­sun­to ase­sino, de 29 años, le dis­pa­ró a la mu­jer, de 40, con una es­co­pe­ta

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - Las lla­ma­das a es­te te­lé­fono son gra­tui­tas y no que­dan re­gis­tra­das

«Re­ma­tei­na». Así con esa con­tun­den­cia le co­mu­ni­có a un ami­go por te­lé­fono Jo­sé Ma­nuel Carballo Nei­ra, o Cha­ma­co, que ha­bía ma­ta­do de un dis­pa­ro a su mu­jer ins­tan­tes an­tes. La víc­ti­ma es Ana Gó­mez Nieto, de 40 años. Es­te ve­cino de Be­ce­rreá, de 29, aca­bó fi­nal­men­te en­tre­gán­do­se al teniente de al­cal­de de es­te mu­ni­ci­pio y res­pon­sa­ble de Pro­tec­ción Ci­vil, Clau­dio Vázquez. El pri­mer ca­so de vio­len­cia do­més­ti­ca de es­te año en Ga­li­cia se pro­du­jo pa­sa­das las seis de la tar­de de ayer en la al­dea Her­bón, pa­rro­quia de San Pe­dro de Tor­tes, a unos cin­co ki­ló­me­tros del cen­tro de Be­ce­rreá. El pre­sun­to au­tor del he­cho fue fi­nal­men­te de­te­ni­do por la Guar­dia Ci­vil.

En el san­grien­to su­ce­so tam­bién re­sul­tó he­ri­do un hi­jo de la víc­ti­ma mor­tal, un jo­ven de 16 años, que fue al­can­za­do por mu­ni­ción y que aca­bó en el Hospital Lu­cus Au­gus­ti. Con es­te mu­cha­cho tam­bién se en­con­tra­ba su her­mano de 17 años, que tam­bién acu­dió al cen­tro sa­ni­ta­rio, si bien no pre­sen­ta­ba nin­gu­na he­ri­da. Al pa­re­cer es­te jo­ven, cuan­do se per­ca­tó de la reac­ción vio­len­ta del pre­sun­to au­tor de los he­chos se es­con­dió en una ha­bi­ta­ción de la ca­sa don­de se pro­du­jo el su­ce­so.

Las ver­sio­nes de lo ocu­rri­do ayer en el in­te­rior de la ais­la­da ca­sa don­de se pro­du­jo el cri­men son con­tra­dic­to­rias en lo que res­pec­ta a los mo­men­tos pre­vios al su­ce­so. Se sa­be que O Cha­ma­co, como así lo co­no­cían en to­da la co­mar­ca de Be­ce­rreá, era ca­za­dor y que es­ta­ba en po­se­sión de al me­nos una es­co­pe­ta que fue la que uti­li­zó pa­ra ha­cer un cer­te­ro dis­pa­ro. Es po­si­ble que esa ac­ción se hu­bie­se pro­du­ci­do des­pués de que la pa­re­ja tu­vie­se una in­ten­sa dis­cu­sión por­que, al pa­re­cer, las re­la­cio­nes no eran muy bue­nas en los úl­ti­mos tiem­pos. De he­cho, pa­re­ce que ella lle­va­ba ya al­gu­nos días fue­ra de ca­sa. En el lu­gar va­rias per­so­nas di­je­ron que se ha­bía marchado a fi­na­les de la pa­sa­da semana.

Jo­sé Ma­nuel Carballo lla­mó pre­via­men­te por te­lé­fono a su pa­re­ja, con la que lle­va­ba más de un año de re­la­ción, pa­ra de­cir­le que ha­bía que arre­glar la si­tua­ción de des­en­cuen­tro que te­nían. Él con­ta­ba en su Fa­ce­book que se ha­bía casado con Ana el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre y al­gu­nos ami­gos le fe­li­ci­ta­ban a tra­vés de la red so­cial. Aho­ra es po­si­ble, in­di­ca­ron ayer va­rias per­so­nas, que ella le ha­bría ma­ni­fes­ta­do en al­gún mo­men­to la in­ten­ción de se­pa­rar­se. Ese pu­do ser el mo­ti­vo de la lla­ma­da y el en­cuen­tro de ayer a la que ella ha­bría acu­di­do en com­pa­ñía de sus dos hi­jos.

Dis­cu­sión en la ca­sa

Una de las ver­sio­nes del su­ce­so apun­ta a que O Cha­ma­co y Ana Gó­mez Nieto dis­cu­tie­ron ayer en la ca­sa. En­ton­ces él se fue a una ha­bi­ta­ción, car­gó la es­co­pe­ta y dis­pa­ró. Es po­si­ble que in­clu­so hu­bie­se ad­ver­ti­do de lo que iba a ha­cer por­que uno de los hi­jos se es­con­dió en una ha­bi­ta­ción. Ade­más, la mu­jer pa­re­ce que in­ten­tó huir de la ca­sa a to­da pri­sa, y fue al­can­za­da por la es­pal­da con el úni­co dis­pa­ro efec­tua­do por Carballo Nei­ra. La mu­ni­ción da­ñó en un de­do y tam­bién en una pier­na al hi­jo me­nor de la víc­ti­ma, que fue da­do de al­ta tras ser con­du­ci­do con su her­mano al hospital de Lu­go.

Un hi­jo lla­mó al 112

Del su­ce­so tu­vo co­no­ci­mien­to el 112 por­que pa­re­ce que fue uno de los hi­jos quién lla­mó a tra­vés del mó­vil. O Cha­ma­co, por su par­te, sa­lió de la ca­sa y lla­mó por te­lé­fono a un ami­go con el que ha­bía co­mi­do al me­dio­día. Le di­jo: «Re­ma­tei­na». Se­gui­da­men­te le di­jo que ha­bía ma­ta­do a su pa­re­ja y que úni­ca­men­te se en­tre­ga­ría a Clau­dio. Se re­fe­ría al pri­mer teniente de al­cal­de del Concello de Be­ce­rreá y je­fe de Pro­tec­ción Ci­vil del mu­ni­ci­pio. En esa co­mu­ni­ca­ción tam­bién ex­pli­có a su ami­go que ha­bía per­di­do los ner­vios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.