La des­con­fian­za en los ban­cos hun­de las bol­sas eu­ro­peas, ca­si un 5 % la es­pa­ño­la

El mie­do a otra cri­sis fi­nan­cie­ra hun­dió el Ibex un 4,88 %, so­lo su­pe­ra­do por Mi­lán

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - ANA BALSEIRO

El res­pi­ro del miér­co­les fue efí­me­ro. El te­rror vol­vió a apo­de­rar­se ayer de los mer­ca­dos europeos, he­ri­dos por la des­con­fian­za so­bre la ban­ca. En una jornada de enor­me vo­la­ti­li­dad, el Ibex 35 per­dió un abul­ta­do 4,88 %, la ma­yor caí­da des­de agos­to, que de­jó al ín­di­ce es­pa­ñol por de­ba­jo de los 7.800 pun­tos —en 7.746,30 con­cre­ta­men­te— y con todos sus va­lo­res en rojo. El des­plo­me en el parqué es­pa­ñol, que en lo que va de año al­can­za ya el 18,8 %, so­lo fue su­pe­ra­do por el se­lec­ti­vo de Mi­lán, que ca­yó un 5,63 %, de­bi­do, de nue­vo, a la pre­sión ba­jis­ta de la ban­ca. En cual­quier ca­so, to­das las pla­zas del con­ti­nen­te en­ca­ja­ron pér­di­das más o me­nos im­por­tan­tes: en­tre el 2,39 % de Lon­dres y el 4,05 % de Pa­rís.

La cau­sa prin­ci­pal de la des­ban­da­da in­ver­so­ra es­tá en el mie­do a una nue­va cri­sis fi­nan­cie­ra, an­sie­dad que se su­ma a la que pro­vo­can las du­das so­bre la so­li­dez de la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca glo­bal. Es de­cir, sus pies de ba­rro: los so­bre­sal­tos del cam­bio de mo­de­lo de la economía chi­na, la caí­da del pre­cio del pe­tró­leo y del res­to de ma­te­rias pri­mas, la des­ace­le­ra­ción de EE. UU., la evo­lu­ción de los ti­pos o las in­cer­ti­dum­bres po­lí­ti­cas —de no­ta­ble im­pac­to en el ca­so de Es­pa­ña—, en­tre otros fac­to­res.

La des­con­fian­za so­bre la sol­ven­cia del prin­ci­pal ban­co ale­mán, el Deuts­che Bank, pren­dió la me­cha, ali­men­ta­da por las du­das so­bre la sa­lud de la ban­ca ita­lia­na, que aca­ba de crear su ban­co ma­lo, y los malos re­sul­ta­dos que ayer pre­sen­tó el fran­cés So­cié­té Gé­né­ra­le, cu­yos be­ne­fi­cios dis­ta­ron mu­cho de lo es­pe­ra­do, pro­vo­ca­ron un nue­vo efec­to con­ta­gio que, en el ca­so del se­lec­ti­vo es­pa­ñol, se tra­du­jo en un bo­fe­tón pa­ra todos los va­lo­res, pe­ro es­pe­cial­men­te los ban­ca­rios. Ban­kia en­ca­jó las ma­yo­res pér­di­das, ce­dien­do un 7,64 %, se­gui­do del -7,14 % del BBVA y del -6,87 % del San­tan­der.

En es­te es­ce­na­rio, la pri­ma de ries­go es­pa­ño­la vol­vió a dis­pa­rar­se. Ce­rró la jornada en 158,9 pun­tos, un 6,79 % por en­ci­ma del cie­rre del miér­co­les, pe­se a que du­ran­te la se­sión lle­gó a re­ba­sar los 170 pun­tos.

El pre­cio del cru­do es otro de los fac­to­res que más con­tri­bu­yen al ner­vio­sis­mo de los in­ver­so­res, y ayer su evo­lu­ción no cal­mó los áni­mos, ya que a úl­ti­ma ho­ra de la tar­de el ba­rril de brent (de re­fe­ren­cia pa­ra Eu­ro­pa) se co­lum­pia­ba en los 30 dó­la­res, des­pués de ha­ber mar­ca­do un má­xi­mo en 31,11 y lue­go re­tro­ce­der un 3 %.

In­sis­ten en la so­bre­rreac­ción

Pe­se a lo desa­so­se­gan­te del es­ce­na­rio, los ex­per­tos mantienen que es­ta tor­men­ta obe­de­ce a una «so­bre­rreac­ción» de los mer­ca-

Pri­ma de ries­go

La pri­ma es­pa­ño­la se dis­pa­ró un 6,79 %. En la jornada lle­gó a su­pe­rar los 170 pun­tos.

dos. Fe­li­pe Ló­pez-Gal­vez, ana­lis­ta de Self Bank, ase­gu­ró en de­cla­ra­cio­nes a Efe que la si­tua­ción ac­tual de la ban­ca es muy dis­tin- ta a la del 2008, ya que las en­ti­da­des es­tán «bas­tan­te más, y me­jor», ca­pi­ta­li­za­das, y su­fren una me­nor mo­ro­si­dad.

«Los in­ver­so­res ex­tre­man la cau­te­la y los mo­ti­vos de preo­cu­pa­ción e in­cer­ti­dum­bre pe­san como una lo­sa en la pers­pec­ti­vas, que se re­plie­gan ha­cia po­si­cio­nes se­gu­ras. Las du­das ve­mos que pue­den ir más allá... Sin em­bar­go hay que de­cir­lo al­to y cla­ro: no estamos en el 2008», re­su­me Ja­vier Flo­res, res­pon­sa­ble del Ser­vi­cio de Es­tu­dios y Análisis de la Aso­cia­ción Eu­ro­pea de In­ver­so­res Pro­fe­sio­na­les (Asin­ver). Y sen­ten­cia que «es­te pre­sen­te pue­de pa­re­cer com­pli­ca­do, pe­ro el fu­tu­ro re­sul­ta pro­me­te­dor».

En cual­quier ca­so, mien­tras se des­pe­jan los nu­ba­rro­nes, los in­ver­so­res bus­can am­pa­ro en los ac­ti­vos re­fu­gio: el oro y el bono ale­mán son los re­yes in­dis­cu­ti­bles fren­te al mie­do.

D. S.

Las bol­sas de to­do el mundo (en la ima­gen, la de Bom­bay) es­tán su­frien­do en el ini­cio de año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.